Facundo Romera, en el Tetra Catedral como en el patio de su casa

Crédito: Hernán Villar
El profesor de educación física se llevó su cuarto triunfo en la prieba que este año reunión a poco menos de 200 participantes; en damas, la ganadora resultó Virginia Pitte
Juan Pablo Calviño
(0)
8 de septiembre de 2016  • 13:20

"Este tipo se entrena, pero tiene una cabeza…", desliza uno de los espectadores a metros del parque cerrado en la plaza Catalina Reynal, en la base del Cerro Catedral. Facundo Romera, después de llegar en primera posición en 2015 se quedó sin la victoria al ser penalizado por los jueces con unos minutos valiosos que le costaron la carrera. Muchos pensaron que Facu Romera no se volvería a presentar en la línea de largada del Tetra Catedral, pero este año no lo dudó en hacerlo para llevarse la 13° edición de esta carrera de pruebas combinadas.

Todos los años, el Tetra se convierte en una carrera distinta. Más allá que se pueden modificar los recorridos, el clima hace que la competencia todos los años sea algo nuevo y resulte imposible compararlo con otras ediciones. "Este año fue soñado, el tiempo ideal hizo que el Club Andino pueda disfrutar de todo lo que tenía armado para nosotros. Como el sol acompañó fue increíble la cantidad de gente que vino a alentar", reconoce el representante del Team Outdoor SMLA.

Crédito: Martín Pereyra

Facundo, el sábado 27 de agosto, culminó su participación sin mostrar signos de cansancio. Tras cruzar la meta saludó a sus amigos, sonrió para las cámaras y tuvo el tiempo suficiente para volver a pasar bajo el arco con sus hijos antes del arribo de los demás competidores. Mientras se queda a un costado, sin la necesidad de abrigarse, parece mentira que ese flaco espigado de look tranquilo sea el vencedor de tantas ediciones del Tetra. “Lo vivo como un hobby. Mi objetivo es pasarla lo mejor posible. Es un fin de semana que me tomo para disfrutar en familia. Mi mujer viene corriendo, el nene se quedó con el abuelo, porque la abuela también está participando. Mi hermana también, es una linda excusa para compartir con amigos y hacer una escapada”, confiesa el profesor de educación física de 30 años.

“La que más me cuesta es remar, pero le pongo muchas ganas para que no me saquen diferencia. Siempre le digo a mis alumnos que para este tipo de carreras no hace falta destacarse en una disciplina, sino ser lo más constante y encontrar el mejor rendimiento en cada una”, explica Romera, a quien se le volvió una costumbre ganar la prueba, pero lejos está de creérsela.

Crédito: Fernando Veliz

Por su parte, diez minutos pasadas las 15, Virginia Pitte en su tercera participación finalmente ganó el Tetra. Extenuada, pero con una sonrisa que no se le borró en toda la jornada, la barilochense se puso a un costado con las manos en las rodillas para intentar recuperar el aire. “Hace cuatro años me dedico a esto. Siempre llegaba atrás de Yanina –Ferroni- y está vez se me dio a mí”, dice la atleta de 38 años que no se propuso ganar, sino superar a su mejor versión.

Crédito: Martín Pereyra

La residente de Choel Choel destacó el nuevo recorrido, ya que en esta oportunidad fue muy distinto. “El trekking nuevo fue una linda sorpresa. La bici fue toda por senderos, con mucho manejo técnico. Se puso muy linda la carrera”, argumentó Virginia. “Mi fuerte es el esquí.El resto es todo corazón. Entrenar, achicar la brecha y mantener”, agrego la esquiadora que el día previo no alcanzó a descansar lo suficiente porque llevó a sus hijos a la nieve y el día después, en vez de pasárselo en la cama o mirando tele en el sillón, lo invirtió esquiando en familia. “El lunes se vuelve a trabajar. Se regresa a la realidad. No queda otra. Es así y está bien que así sea, ¿no?”, bromeó, con un dejo de verdad la ganadora que el año que viene prometió volver a estar en la línea de salida.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.