San Lorenzo volvió a sufrir, pero mantuvo el invicto ante Lanús