Súper TC2000: gane quien gane, el espectáculo lo pone Agustín Canapino

El auto de Canapino, en Potrero de los Funes
El auto de Canapino, en Potrero de los Funes Crédito: www.supertc2000.com.ar
Pablo Vignone
(0)
20 de mayo de 2018  • 18:13

En el automovilismo argentino actual pueden ganar uno u otro, pero el que brinda espectáculo siempre es Agustín Canapino . Con el estilo agresivo que ha vuelto una característica, el piloto de Arrecifes se aseguró un papel protagonista en el automovilismo local, aunque no llegue finalmente al triunfo.

Le ocurrió nuevamente en Potrero de los Funes, escenario de la cuarta fecha del torneo de Súper TC2000 , en la que tuvo que largar desde el 14° lugar. Su pugna para avanzar en la carrera -manejando un Chevrolet Cruze con problemas en la dirección hidráulica, y penando con percances que pudieron haberle arruinado la presentación- fue uno de los puntos más destacados de la competencia que acabó ganando un compañero de equipo de Canapino, el mendocino Bernardo Llaver .

El arrecifeño acabó en el sexto lugar, sufriendo la dureza de la dirección que se fue quedando progresivamente sin asistencia hidráulica. Después de superar a una decena de rivales, incluido al campeón Facundo Ardusso, con su técnica desbordante, vivió un acontecimiento que casi lo hace abandonar.

Un elemento extraño (se especuló con una piedra o un residuo metálico) fue impulsado por una de las ruedas del auto de Matías Milla, que lo precedía, atravesó el parabrisas del Cruze n° 86 e impactó contra el abdomen del piloto.

"Venía haciendo una buena carrera pero luego tuve un problema en el tren delantero del auto que no me permitió seguir la escalada", relató a Carburando. "A pesar de esa rotura podía atacar porque el auto me iba muy rápido, pero cada vez se hacía peor y las últimas tres vueltas fueron imposibles".

Canapino venía de salir segundo en San Martín (Mendoza), la carrera anterior, en la que había largado anteúltimo; todavía resuenan los ecos de la magnífica carrera que elaboró en La Plata, en el cierre del torneo de TC de la temporada anterior, superando máquinas en un trazado en el que es muy difícil adelantar rivales, para terminar ganándole el título a Ardusso por apenas un cuarto de punto.

Solo la carrera de Matías Rossi fue más heroica que la de Canapino. El piloto de Del Viso no pudo correr la carrera clasificatoria del sábado luego de que su motor se rompiera en la clasificación; largando desde la anteúltima posición, llevó a su Toyota a la quinta colocación final, detrás de Milla, y delante de Canapino.

Llaver fue el gran dominador del fin de semana: logró la pole, la carrera clasificatoria, la victoria en la final de punta a punta y marcó el record de vuelta. "Con el auto que tenía, cualquiera hubiera podido ganar", reconoció con hidalguía el volante mendocino. Para Chevrolet, la victoria de Llaver y la remontada de Canapino compensaron la amargura que vivieron el viernes cuando otro de sus pilotos, Facundo Conta, destruyó su máquina al impactar de frente contra un paredón a más de 150 km/h.

"Tuve una auto muy superior, en las carreras anteriores no me habían tocado buenos motores y ahora estuvimos adelante", explicó Llaver. "Sumé muchos puntos para el campeonato, lo que me permite estar de vuelta peleando el título". Completaron el podio Martín Moggia (Renault, 2°) y Julián Santero (Toyota, 3°).

Tras cuatro fechas, el campeonato sigue teniendo al frente al campeón Ardusso (que terminó noveno) con 97 puntos, seguido por Canapino (64) y Pernía (56). La próxima carrera tendrá lugar el domingo 3 de junio en el autódromo santafesino de Rafaela.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.