Caída libre: Maria Sharapova caerá hasta debajo del puesto 350° y dejó su futuro tenístico en duda

Entre las sombras: Sharapova no perdía en el debut en Melbourne desde 2010
Entre las sombras: Sharapova no perdía en el debut en Melbourne desde 2010 Fuente: AFP
José Luis Domínguez
(0)
21 de enero de 2020  • 21:45

La croata Donna Vekic, de 23 años y 20ª en el ranking mundial, necesitó solamente 81 minutos en el court central para firmar su pasaje a la segunda rueda del Abierto de Australia, con un cómodo triunfo por 6-3 y 6-4 sobre su rival, la número 145 de la clasificación de la WTA. Esa jugadora que perdió de manera rotunda es Maria Sharapova, que después de la derrota dejó en duda su futuro en el tenis.

Sharapova tiene 32 años, casi la mitad de su vida en el primer nivel del circuito femenino. Su historia de sacrificios es conocida: nació en Nyagan, en Siberia, en abril de 1987, y a los siete años, junto con su padre, Yuri, emigró a los Estados Unidos para dedicarse al tenis. Alta (1,88m) y potente, asombró al mundo cuando tenía 17 y conquistó Wimbledon en 2004 con una victoria memorable sobre Serena Williams en la final. En junio del año siguiente llegó al número 1 del mundo, que conservó durante 21 semanas.

Parecía que podría discutirle la primacía del tour a la menor de las hermanas Williams, pero con el tiempo Serena se convirtió en una rival implacable. De todos modos, Sharapova conquistó 36 títulos, incluidos cinco de Grand Slam, incluidos dos en Roland Garros, tras adaptarse al polvo de ladrillo parisino. Con su tenis y su figura (con multimillonarios contratos como modelo y su propia línea de dulces Sugarpova), marcó una época. Sólo por partidos oficiales cosechó ganancias cercanas a los 40 millones de dólares; los ingresos publicitarios amplían enormemente ese número.

Sharapova no aseguró si volverá a jugar en Melbourne
Sharapova no aseguró si volverá a jugar en Melbourne Crédito: dpa

Hace cuatro años, en marzo de 2016, su carrera dio un vuelco. La rusa se presentó en una rueda de prensa y admitió que había dado positivo de meldonio. Cumplió una sanción de 15 meses y volvió a mediados de 2017. Desde entonces, sólo ganó un torneo menor, en Tianjin, en octubre de 2017. Una lesión en el hombro derecho redujo al mínimo su participación en la temporada pasada. A partir de la sanción, su mejor actuación en un Grand Slam la cumplió en Roland Garros, cuando alcanzó los cuartos de final en 2018. Perdió seis de los últimos siete partidos que disputó desde junio de 2019; apenas se presentó en ocho torneos el año pasado. Como es lógico con tan poca actividad, cayó ostensiblemente en el ranking. Para entrar en el Abierto de Australia, la organización no dudó en cursarle una invitación: más allá de ser una figura convocante, Sharapova ganó en Melbourne en 2008, y alcanzó las finales en 2007, 2012 y 2015. Pero la falta de juego y de confianza quedaron expuestas en el enorme Rod Laver Arena.

Tras la derrota ante Vekic, Sharapova ingresó en la sala de prensa con un enorme bolso, pantalón corto y una musculosa. No puso excusas: "Podría hablar de mis problemas y de las cosas por las que he pasado con el hombro. Pero no es propio de mi carácter hacer eso. No soy la única con problemas. Entré a jugar, y con todo lo difícil que fue, pude terminar el partido. Pero, obviamente, no de la manera que quería".

Acaso por primera vez mostró resignación y tristeza donde antes había sed de recuperarse y volver a la lucha. ¿Volverá Sharapova a Australia? "No lo sé. Tuve la suerte de estar aquí, gracias a Craig [Tiley, director del torneo] y al equipo que me permitió ser parte. Pero es difícil para mí decir ahora lo que sucederá dentro de 12 meses... Simplemente no lo sé, no lo he pensado".

Como defendía 240 puntos por haber llegado el año pasado a los octavos de final en el Melbourne Park, su ranking se desplomará hasta debajo del puesto 350°. Cualquier otra jugadora debería disputar torneos menores, pero la rusa podría pedir invitaciones -y recibirlas- en la competencia que elija para recuperarse. "No tengo pensado nada, aún no he definido mi agenda de torneos'', insistió la rusa, ocupada en los últimos meses con actividades extradeportivas y mucha participación en las redes sociales. Lejos de los primeros planos deportivos, Sharapova deberá decidir en las próximas semanas qué rumbo tomar para reencauzar su carrerar y darse otra oportunidad.ß

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.