Copa Davis. Gastón Gaudio, frente al mayor desafío desde que se convirtió en capitán del equipo argentino

Gaudio, capitán del equipo de Copa Davis desde 2018, ante el desafío de competir en la altura de Bogotá.
Gaudio, capitán del equipo de Copa Davis desde 2018, ante el desafío de competir en la altura de Bogotá. Fuente: AFP - Crédito: Gabriel Bouys
Sebastián Torok
(0)
25 de febrero de 2020  • 23:59

Gastón Gaudio tiene por delante el mayor desafío desde que fue designado como capitán del equipo argentino de Copa Davis , en julio de 2018. Colombia , en los 2600 metros sobre el nivel del mar de Bogotá, es un obstáculo con dificultades. Por el contexto geográfico (la altura afecta el alto rendimiento) y las condiciones periféricas (pelotas despresurizadas), por la ausencia de la mejor raqueta albiceleste del ranking (Diego Schwartzman, lesionado) y la incertidumbre sobre la segunda mejor opción ( Guido Pella , con molestias físicas), y por el peso que tendrá un resultado u el otro en la tesorería de la Asociación Argentina de Tenis , la serie frente al equipo cafetero, el 6 y 7 de marzo en el polvo de ladrillo y bajo techo del Palacio de los Deportes bogotano, se presenta con espinas y mucho valor. No es lo mismo lograr un pasaje para las Finales de la Copa Davis en Madrid que trastabillar en la clasificación, claro. A diferencia de 2019, la Argentina no será invitada directamente para la etapa final de la competencia y ser parte de los 18 países que competirán en noviembre en la Caja Mágica es un privilegio con beneficios deportivos y económicos (la AAT continúa siendo "Copa Davis dependiente" y su presupuesto depende, en buena medida, de los ingresos que recibe por su tarea en ese certamen).

Pella, Juan Ignacio Londero (sin partidos en la Copa Davis), Leonardo Mayer , Horacio Zeballos y Machi González son los jugadores que seleccionó Gaudio. Sin embargo, Federico Coria, que pronto puede ingresar en el Top 100 por primera vez, está expectante porque es la opción frente a alguna baja. Ocurre que la presencia en Bogotá de Pella, quien no faltó a ninguna serie desde su debut contra Polonia en marzo de 2016, no está asegurada. El bahiense no empuña una raqueta desde el martes de la semana pasada, cuando perdió con el brasileño Thiago Monteiro en el ATP de Río de Janeiro. Un síndrome patelar en la rodilla izquierda ("Es el desgaste del cartílago y me genera mucho dolor", explicó) y un neuroma de Morton en el pie derecho ("Es el engrosamiento del tejido alrededor de uno de los nervios de los dedos. Me genera electricidad y no puedo pisar. Me infiltré, que es el paso previo a pensar en una cirugía"), lo perturban desde hace tiempo. El zurdo se siente comprometido con el equipo de la Copa Davis, pero recién intentará practicar tenis este viernes o sábado y allí verá cómo responde su cuerpo. Hoy, por ejemplo, recibirá una dosis de ácido hialurónico en la rodilla maltrecha con el objetivo de lubricar y proteger la zona.

La altura genera trastornos y los deportistas deben modificar sus hábitos de alimentación, entrenamiento y descanso. Así lo explicó a La Nacion, hace unos años, Miguel Khoury, precisamente actual médico del equipo nacional de Copa Davis: "Cuando hay altura, la presión baja y hay menos oxígeno. El esfuerzo del deportista es mayor. Se acelera el ritmo cardíaco y respiratorio. Para estar bien se necesitan de 10 a 15 días, pero claro que los tenistas tienen menos tiempo. Lo bueno para contrarrestar la altura está prohibido, como la hoja de coca o algunos estimulantes. Entonces, la hidratación es fundamental, sobre todo con sales y minerales. Además, deben comer liviano". Durante el ATP de Bogotá, que se hizo en forma intermitente desde 1977 y hasta 2015, los organizadores tomaban diversos recaudos médicos: profesionales de la salud y una ambulancia, por ejemplo, se colocaban detrás del estadio central por cualquier emergencia.

El cordobés Juan Ignacio Londero, de 26 años, debutará en la Copa Davis, frente a Colombia.
El cordobés Juan Ignacio Londero, de 26 años, debutará en la Copa Davis, frente a Colombia. Crédito: ATP Buenos Aires

Las condiciones deportivas también se alteran. Para la serie con la Argentina, la Federación Colombiana de Tenis eligió las pelotas popularmente llamadas "pinchadas" o "fofas". Una pelota convencional sería incontrolable en la altura porque al haber menos presión atmosférica los objetos se desplazan a mayor velocidad y el pique es muy superior. La Federación Internacional de Tenis permite el uso de pelotas con menos presión a partir de los 1219 metros. Y allí se esconde otro trastorno. En la altura, los jugadores acostumbran aumentar la tensión en los encordados de sus raquetas, buscando mayor control de la pelota (a menor tensión, la raqueta despide más). Así, la tarea del encordador del equipo de la Davis, Luis Pianelli, será agitada durante los primeros ensayos, hasta que los jugadores se sientan cómodos con los impactos.

Hace unos días, en el ATP de Buenos Aires, Pella contó su experiencia: "He jugado muy bien y muy mal. Con pelota pinchada , con pelota normal. Jugué en Bolivia, en México, en Bogotá y no hay una fórmula. En la altura, cuanto más plano le pegues, mejor. Cuanto más efecto le quieras dar, no, no va. El único jugador que le daba con efecto y la pelota le bajaba era Víctor Estrella, que ganó tres veces en Quito. Es el único jugador en la historia que hacía bajar la pelota. Después, si te ponés a contar los jugadores que juegan bien, son pocos. El Topo Londero juega muy bien en la altura, tiene golpes muy planos. Cebolla [Zeballos], más allá de que tiene la derecha con spin, el revés es plano y lo hace bien. Los jugadores que sacan bien también tienen resultados. Generalmente los jugadores de base y sólidos dependen mucho de la pelota y del momento en el que estén. Hay que pegarle fuerte, duro y no hay que hacer muchas cositas con la mano, porque realmente no baja. Es muy difícil jugar ahí".

Guido Pella padece distintos problemas físicos y decidirá si finalmente viaja a Bogotá para jugar.
Guido Pella padece distintos problemas físicos y decidirá si finalmente viaja a Bogotá para jugar. Fuente: AP

Daniel Galán (23 años; 148º del mundo), Santiago Giraldo (32; 280º), Alejandro González (31; 428º), y Juan Sebastián Cabal y Robert Farah, ambos de 33 años y la pareja Nº 1 del mundo, integrarán el equipo colombiano. Son las mismas cinco piezas que en 2019 vencieron en la clasificación a Suecia (4-0 en Bogotá) y perdieron ante Bélgica (2-1) y Australia (3-0) en las Finales de Madrid. Si bien suelen competir en el llano, como los argentinos, están más acostumbrados a jugar en la altura y, sobre todo, en la capital colombiana. Galán, por ejemplo, que es vegetariano desde el nacimiento, fue finalista del Challenger de Bogotá en 2017 y en 2015 ganó un partido del ATP bogotano: siendo 607º del ranking, frente al español Pere Riba, por entonces 261º.

"Será una serie en la que el ranking importe menos que nunca", aseveró Pella. Claro que el presente de cada uno, juega. Y la Argentina tiene piezas dispares. Londero fue semifinalista en Buenos Aires, pero tiene cinco derrotas en el año y acaba de finalizar su vínculo con el coach Andrés Schneiter (seguirá sólo con el chileno Cristian Garín). Leo Mayer, que puede actuar en singles y dobles, cayó al puesto 111º y, con su derrota de ayer en el ATP de Chile (6-7 [0-7], 6-3 y 6-4 ante Monteiro), no gana en el tour desde julio pasado, en Umag (en los 8vos de final ante Jiri Vesely). Zeballos atraviesa un momento de oro: 4º del mundo, ganó dos títulos en la temporada (Buenos Aires y Río, con el español Marcel Granollers). Machi González, 36º en dobles, logró el ATP de Adelaida (con su nueva pareja, el francés Fabrice Martin). Pella, actual 26º, tiene una marca de cinco triunfos y seis derrotas en 2019.

Como conductor, Gaudio (con Guillermo Coria y Guillermo Cañas, el triunvirato que reemplazó a Daniel Orsanic), ya se midió ante Colombia, en septiembre de 2018 en San Juan, en una serie que perdió valor por el cambio de formato (fue 4-0, pero la Argentina ya había logrado su regreso a la elite). En noviembre pasado, por el Grupo C de las Finales, fue un triunfo (3-0 vs. Chile) y una caída (3-0 vs. Alemania), antes de perder 2-1 en los cuartos de final frente a España. El reto ante Colombia, en casi 10 días, será el mayor examen para el Gato.

La delegación argentina que viajará a Colombia:

Capitán: Gastón Gaudio

Subcapitán: Gustavo Marcaccio

Jugadores: Guido Pella, Juan Ignacio Londero, Leonardo Mayer, Horacio Zeballos y Máximo González.

Sparring: Camilo Ugo Carabelli

Médico: Miguel Khoury

Fisioterapeuta: Mariano Seara

Preparador físico: Martiniano Orazi

Masajista: Walter Alfonso

Encordador: Luis Pianelli

Coordinadora de equipo: Viviana Gentile

Presidente de la AAT: Agustín Calleri

Vicepresidente de la AAT: Mariano Zabaleta

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.