Diez curiosidades para conocer a Stefanos Tsitsipas, el griego que revolucionó el Abierto de Australia

Fuente: AFP - Crédito: SAEED KHAN
Sebastián Torok
(0)
22 de enero de 2019  • 23:59

El griego Stefanos Tsitsipas vive un sueño del que todavía no quiere despertar. De 20 años y número 15 del mundo, provocó un estruendo inolvidable al eliminar, en los octavos de final del Abierto de Australia , a su ídolo de la infancia y campeón defensor en el Melbourne Park, el suizo Roger Federer . Pero el ateniense no se detiene: alcanzó las semifinales del primer Grand Slam del año al superar por 7-5, 4-6, 6-4 y 7-6 (7-2) al español Roberto Bautista Agut (24º), que había llegado al torneo aussie tras ganar el título de Doha (donde eliminó en las semifinales a Novak Djokovic). El próximo rival de Tsitsipas será otra leyenda: Rafael Nadal , el actual número 2 del ranking, que se impuso en los dos partidos que jugaron, ambos en 2018 (en las finales de Barcelona y el Masters 1000 de Canadá).

Vale la pena repasar las particularidades –muchas de ellas, curiosas– que rodean al fenómeno Tsitsipas para empezar a conocerlo y a comprender el valor que tiene su actuación en Australia. Ya es, sin dudas, la gran revelación del certamen. Diestro y con revés de una mano, es una de las joyas de la nueva generación.

1-Nacido en Atenas y sangre de deportistas

Nacido en Vouliagmeni, al sur de Atenas, donde Apostolos Tsitsipas y su esposa, la rusa y extenista Julia Salnikova tenían un centro de entrenamiento, Stefanos empezó con su carrera amateur. Se trasladó a Niza y empezó a entrenarse en la Academia del francés Patrick Mouratoglou, entrenador de Serena Williams. La familia Tsitsipas respira deportes: el papá de Julia, Sergei Salnikov, fue futbolista de la ex Unión Soviética, integrante del Spartak Moscú y medallista de oro en los Juegos Olímpicos de Melbourne 1956.

2-Apoyo en medio de la crisis

La crisis económica de Grecia iniciada en 2010 afectó durante un bien tiempo el desarrollo de Tsitsipas (tenía 12 años). Pero su familia contó, casi milagrosamente, con un amigo que apostó por la carrera del chico y se convirtió en su sponsor privado. Poco a poco fue recibiendo un impulso económico, hasta que entró en la fundación Champ’s Seed, de la academia de Mouratoglou, que ayuda a las jóvenes promesas del tenis sin recursos económicos.

3-El día que casi se ahoga

Tsitsipas vivió una experiencia muy desagradable de chico: estuvo cerca de ahogarse. El hecho ocurrió mientras actuaba en un Future en Heraklion, en la isla de Creta. Durante un día libre, Stefanos, su padre y unos amigos se fueron a las playas de la ciudad. "Nunca nos dimos cuenta de que el mar estaba difícil. Nos metimos en el agua con unos amigos y la corriente nos fue llevando. Empecé a tragar agua. Me estaba ahogando. Fue la única vez en mi vida que sentí que me moría, una sensación horrible de que todo se terminaba ahí. Pero mi papá, que nos miraba desde la orilla, se metió, nadó hasta nosotros y me tiró con fuerza hasta una roca. Recién ahí pude volver a respirar con normalidad y después, lentamente, volvimos a la costa. Una experiencia muy fea que nunca olvidé. Pensé que todo se acababa, que me moría", recordó, en la web de la ATP.

4-Trofeo de Wimbledon y Nº 1 junior

El griego, fanático del club de fútbol Olympiakos, logró sus primeros éxitos importantes en 2016, como junior. En singles llegó a los cuartos de final en Australia y Roland Garros, y a las semifinales en Wimbledon y el US Open. Además, ganó el título de dobles en el All England y fue número 1 del mundo ITF el 23 de mayo. En 2017, asimismo, irrumpió en el Top 100 del circuito (el 23 de octubre). Esa misma temporada obtuvo su primer triunfo a nivel ATP: en la ronda inicial del Masters 1000 de Shanghai, ante el ruso Karen Khachanov (por entonces, 40º; hoy, 11º).

Trofeo de Wimbledon y Nº 1 junior - Fuente: YouTube

03:09
Video

5-Explosión en las grandes ligas

En agosto de 2018, el ateniense alcanzó la final en Toronto y se convirtió en el jugador más joven en vencer a cuatro Top 10 en el mismo evento desde 1990: a Dominic Thiem (por entonces, 8º), a Novak Djokovic (10º), a Alexander Zverev (3º) y a Kevin Anderson (6º). Perdió la final con Rafael Nadal (era el 1º del ranking) el día de su 20º cumpleaños, para ser el finalista más joven de un Masters 1000 desde Djokovic, con 19, en Miami 2007. La temporada pasada, además de ganar su primer ATP (Estocolmo) y el trofeo de la Próxima Generación (en Milán), fue elegido como el jugador de mayor progreso.

6-Récord de precocidad

Con 20 años y 168 días, Tsitsipas se convirtió en el jugador más joven en alcanzar las semifinales del Abierto de Australia desde que lo hiciera el estadounidense Andy Roddick en 2003, con 20 años y 149 días. Además, el griego se transformó en el tenista más joven en llegar a las semifinales de un Grand Slam desde Novak Djokovic en el US Open 2007 (lo hizo con 20 años y 110 días).

7-El símbolo griego

Ya en los cuartos de final de Australia, lugar al que accedió tras vencer a Federer, se había convertido en el primer griego de la historia, en el cuadro masculino o femenino, en presentarse en esa ronda en un Grand Slam. Luego de vencer a Roberto Bautista Agut elevó todavía más el listón del mejor resultado de su país en un torneo grande. Tsitsipas tiene un vínculo muy fuerte con su tierra y nunca pierde oportunidad para hablar de ella. Ya es todo un símbolo del deporte griego (tenísticamente, es el único representante en el circuito grande).

Ver esta publicación en Instagram

??? ?????? ???st??, aµ??es?a? pe?? p?t???. @australianopen | #ausopen

Una publicación compartida de Stefanos Tsitsipas (@stefanostsitsipas98) el

8-La herencia de Baghdatis

El chipriota Marcos Baghdatis fue, durante muchas temporadas, el mimado por el ruidoso público griego (y chipriota, claro) en Melbourne. La ciudad australiana en el estado de Victoria es la región con mayor comunidad griega fuera de ese país europeo (se calculan unas 170.000 personas) y cada tenista que actúa en el primer Grand Slam del año suele contar con ese sostén pasional. Tsitsipas y Baghdatis (finalista del Abierto de Australia en 2006) son amigos y, de hecho, en este torneo iban a jugar juntos la especialidad de dobles, pero el jugador de 33 años y actual 122º perdió en la primera ronda de la clasificación individual y decidió volverse a su país. "Somos buenos amigos y quiero lo mejor para él. Lleva años jugando en la gira y todavía le puede ir bien. Tenemos muy buena conexión. Estos días no me escribió, pero sé que está feliz por mí", contó Tsitsipas, que tomó, de cierta manera, la posta de Baghdatis en cuanto a la efervescencia del público.

Ver esta publicación en Instagram

Our tour guide for the week. What else?

Una publicación compartida de Stefanos Tsitsipas (@stefanostsitsipas98) el

9-Artista, pensante y youtuber

Tsitsipas tiene un aire filosófico en su manera de hablar. Posee, además, una inclinación por el arte y la creatividad. Es una suerte de fotógrafo aficionado y edita su propio canal de YouTube, en el que relata sus experiencias de vida. Sus suscriptores se multiplicaron durante estos días ("Voy a tener que tener más cuidado con lo que publique en estos días", dijo). Tiene, además, una cuenta de Instagram alternativa a la personal (@stevethehawk), en la que comparte sus fotos, generalmente acompañadas por pensamientos. "La moda es la armadura para sobrevivir a la realidad de la vida cotidiana", escribió en una de sus publicaciones, en la que se lo ve posando en una sesión de fotos.

Artista, pensante y youtuber - Fuente: YouTube

14:24
Video

10-Sus deseos antes de morir

En una de sus cuentas en las redes sociales, Tsitsipas contó cuáles son las "5 cosas" que necesita hacer antes de morir. Así lo afirmó: hacer paracaidismo, visitar Islandia, estar solo en una isla tropical, conocer a Peter McKinnon (un famoso Youtuber con casi 3 millones de seguidores y fotógrafo profesional), y tener una familia.

Ver esta publicación en Instagram

One of the few animals that can smile to you.

Una publicación compartida de Stefanos Tsitsipas (@stefanostsitsipas98) el

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.