Daniil Medvedev reveló por qué no festejó el Masters de Londres ni ningún título que conquiste en el futuro

(0)
24 de noviembre de 2020  • 14:48

Daniil Medvedev dejó en claro varias veces que no está en el circuito de tenis para hacer amigos. El ruso, flamante campeón de la Copa de Maestros, es un deportista que luce frío dentro y fuera del court, aunque aquellos que lo conocen aseguran que tiene una faceta bromista e irónica cuando no empuña la raqueta. El último domingo, al derrotar a Dominic Thiem en la final del ATP Finals, bajo el techo del O2 Arena de Londres (desde 2021 se disputará en Turín), el número 4 del ranking prácticamente no celebró: cuando en el último punto la devolución del austríaco no superó la red, el moscovita avanzó a paso lento hacia la red, saludó respetuosamente a su rival y al dirigirse hacia su banco apenas giró un poco su mirada a la cámara de TV que lo tomaba y crispó un poco el puño. Más tarde, Medvedev reveló por qué se comportó así pese a haber ganado uno torneos de alta categoría y cómo seguirá en el futuro.

"En el tenis creo que probablemente sea el primero, pero en el fútbol he visto jugadores que no celebran", contó Medvedev (24 años), tras convertirse en el segundo ruso en ganar el trofeo de maestros en los 50 años del certamen (el otro fue Nikolay Davydenko en 2009, también en Londres, al derrotar a Juan Martín del Potro en la final). Y fue más allá, contando cuándo tomó esa decisión: "Lo decidí durante el Abierto de los Estados Unidos del año pasado, cuando tuve dificultades con el público. No celebro mis victorias. Eso es lo mío y me gusta".

El tenista Daniil Medvedev se convirtió, el último domingo, en el segundo ruso campeón del Masters: el primero, en 2009, fue Nikolay Davydenko.
El tenista Daniil Medvedev se convirtió, el último domingo, en el segundo ruso campeón del Masters: el primero, en 2009, fue Nikolay Davydenko. Crédito: AP Photo/Frank Augstein

¿Qué ocurrió en Flushing Meadows en 2019? Fue abucheado por el público neoyorquino tras sus partidos de la tercera y cuarta ronda por actitudes ácidas durante el juego y por arrojarle de mala manera la toalla a un alcanzapelotas. Tras derrotar a Stan Wawrinka en los cuartos de final, Medvedev desafió a los espectadores durante la breve entrevista posterior al match dentro de la cancha. "La energía que me dieron esta noche me dio la victoria. Si no fuera por ustedes no ganaba, porque estaba cansado y con calambres. Quiero que todos sepan, cuando se vayan a dormir, que gané gracias a ustedes. Cuanto más lo hagan, más voy a ganar", lanzó, irónico.

La organización le aplicó una multa de 19.000 dólares, de los cuales 5000 correspondieron a excesos verbales y 4000 al ademán de mal gusto (levantó un dedo mayor en dirección al público). Luego, reconoció: "Necesito ser una mejor persona en la cancha. Para ser honesto, fui un idiota". Finalmente cayó ante Rafael Nadal en una extraordinaria final jugada a cinco sets y durante la premiación el público del US Open lo reconoció con aplausos.

Medvedev lleva nueve títulos ganados en su carrera. ¿Seguirá con la misma actitud ante futuras conquistas? Antes de dejar Londres para viajar a Montecarlo, donde reside, dejó en claro que continuará con ese comportamiento. "Eso es lo mío", repitió. El tiempo dirá.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.