Fígoli, el empresario que trae a la leyenda suiza a la Argentina: "Federer es como un Rolling Stone"

Marcelo Fígoli, presidente de Fénix, la productora de entretenimientos que organiza la exhibición entre Del Potro y Federer, un "Rolling Stone", según el empresario.
Marcelo Fígoli, presidente de Fénix, la productora de entretenimientos que organiza la exhibición entre Del Potro y Federer, un "Rolling Stone", según el empresario. Fuente: LA NACION - Crédito: Hernán Zenteno
Sebastián Torok
(0)
15 de octubre de 2019  • 23:59

Marcelo Fígoli nació hace 52 años en la Paternal y hace tres décadas que se dedica al entretenimiento y a los medios. Presidente de Fénix Entertainment Group y de Alpha Media (propietaria de un pool de radios entre las que se encuentran, por ejemplo, Rock & Pop, Colonia y Rivadavia), es el responsable de que Roger Federer visite la Argentina para jugar una exhibición ante Juan Martín del Potro, el 20 de noviembre, en el Parque Roca. El vínculo del empresario con el tenis no es nuevo: organizó los partidos de Rafael Nadal, Novak Djokovic y David Nalbandian en Buenos Aires, Córdoba y Chile en 2013. Sin embargo, su amor por el tenis nació con Guillermo Vilas. "Cuando Vilas apenas se retiró, traje a Borg a jugar con él en Mar del Plata; también vinieron McEnroe, Connors. Después hice la Copa Guillermo Vilas en el Luna Park. A Guillermo le tengo mucho cariño, era mi ídolo. Me levantaba a cualquier hora a ver sus partidos. Después, ya con un vínculo, lo llamaba 'Guillermaaa', como le decía Ion Tiriac", le cuenta Fígoli a LA NACION.

Roger Federer anuncia que se medirá ante Juan Martín del Potro en Buenos Aires - Fuente: Instagram

00:19
Video

Hoy, la figura que lo conmueve es Federer, quien visitó por primera vez la Argentina en 2012, para jugar dos exhibiciones ante Del Potro, en Tigre. "La posibilidad de traerlo surgió en 2017: hicimos una exhibición con Delpo en el Luna ante Kyrgios y conocí a Chris Jackman, que es parte del equipo de Tony Godsick [de la agencia Team 8, la que representa a Federer y a Del Potro]. Le dije que nos tuvieran en cuenta cuando fuera la gira de despedida de Roger. A mitad de este año comenzó a gestarse la posibilidad de que Roger viniera, sin gira de despedida, aunque veo imposible que vuelva estando en actividad. Se empezaron a hablar de las semanas, empezamos las negociaciones por Argentina y por Chile. Toda negociación de cualquier evento conlleva un montón de días, detalles y conversaciones para que todos estemos confortables, nosotros como promotores, que tomamos el riesgo económico, y una leyenda como Roger y su equipo, para que estén seguros de que todo va a salir bien. Las certezas económicas de Chile eran firmes; el país más importante para los fans de Federer era Argentina, pero era el más complicado desde lo económico. Chile no tenía la ' Federermanía', estaba la incógnita, pero la reacción fue increíble: se agotó todo el primer día de venta [la exhibición en Santiago será el 19, con el alemán Alexander Zverev]. En Argentina tuvimos vaivenes. Decíamos: 'Vamos para adelante', 'Firmemos el contrato', 'Anunciemos'. Y en un momento, tras la votación de las PASO, cuando no se sabía dónde pararía el dólar, dijimos: 'Paremos porque esto puede ser muy grave'. Todo el negocio estaba hablado antes de las PASO, pero cuando había que firmar el contrato, por prudencia, quise parar la pelota. Por suerte se controlaron las variables económicas. Pero podría haber pasado cualquier cosa".

-¿Qué tan cerca estuvo de caerse definitivamente el partido?

-Muy cerca. En un momento pensamos que debíamos ser prudentes y si Argentina no estaba preparada económicamente para hacerlo, habría que pasar. Si bien también tengo mi compañía en Chile, como empresario argentino me daba mucha pena que Federer fuera a México, Colombia, Chile y Ecuador, y no a este país, que es el más amante de Roger en Latinoamérica. Pero lo logramos. Los interlocutores del gobierno nacional y porteño nos manifestaron la alegría de haber puesto a Federer en la agenda argentina. Hubiese sido un símbolo frustrante que pasara por al lado y no viniera. A las empresas privadas las encontré a todas queriendo estar, pero a pocas pudiendo lograrlo. Todo el mundo entiende que será uno de los eventos del año.

El día de la exhibición entre Federer y Del Potro, el predio del Parque Roca (en Villa Soldati, la zona sur de la Ciudad de Buenos Aires) se abrirá a las 11. El partido, desde las 18, será transmitido por TV (resta confirmar el canal) y por streaming. Para las entradas disponibles: topshow.com.ar.

-Como organizadores desembolsarán una cifra muy importante en dólares (no se dice por reglas de confidencialidad). ¿El negocio, pese a ello, cerrará?

-En este momento de Argentina, con tan poca posibilidad de sponsoreo, será complicado. La economía está en una retracción de consumo. El evento surgió en un momento en el que los presupuestos de la mayoría de las empresas estaban asignados. Salimos a fines de julio a sondear a los sponsors. Después sucedieron los cimbronazos económicos. En un país con tantas complicaciones, hoy nuestra ecuación de sponsoreo entre Argentina y Chile es de 4-1; cuatro en Chile, claro. Ni te digo contra lo que hicieron en México: el patrocinio que consiguieron es doce veces el de acá. Nuestra ecuación económica es muy finita. Si bien es un orgullo y queremos que salga todo impecable, no deja de ser un negocio y necesitamos que cierre. Si traes a una gran banda de rock o al mayor artista latino, posiblemente puedas hacer un show para 40, 60, 80 mil personas, pero en un partido de tenis no (la capacidad máxima será de 15.750). En un momento pensé en hacerlo en la Bombonera, pero iba a ser una falta de respeto al público, porque en una cancha de fútbol no ves bien el tenis. Elegimos el Parque Roca porque fue hecho para tenis. Y después de la modernización que tuvo para los Juegos Olímpicos de la Juventud, contás con techo retráctil. Estamos pensando si el partido será con techo cerrado o no, dependiendo del clima. Quizás sea más lindo al aire libre, pero dependerá de las condiciones. En cuanto a las pantallas, estamos evaluando colgar una al estilo NBA, elevado en el centro, como en el Madison, con las cuatro pantallas.

-¿Con qué músico o artista compararías a Federer?

-Federer es como un Rolling Stone. En Argentina produce lo mismo que ellos: una devoción absoluta. Nos llegan propuestas increíbles. Algunos nos dicen cuánto tienen que pagar para ir a tomar un café con Roger. Está generando una locura. Un montón de gente que viajaba a España para la Copa Davis [del 18 al 24 de noviembre] nos preguntó: '¿Viene seguro, no? Porque cancelé mi viaje a Madrid para quedarme y ver a Roger en el país'. También compraron entradas desde Brasil, donde esta vez no jugará.

Del Potro y Federer, rivales desde 2007 y muy buenos compañeros en el circuito.
Del Potro y Federer, rivales desde 2007 y muy buenos compañeros en el circuito. Crédito: AFP

-¿Cómo será su itinerario?

-Vendrá en avión privado desde Londres, después del Masters. La comitiva no la conocemos, pero viene con unas ocho personas. Viene con una persona de seguridad y nosotros le agregaremos a dos más fijos para él. Se va a alojar en el hotel Hilton de Puerto Madero. Llegará el lunes 18, temprano. Tendremos algunas actividades sociales ese día, que estamos terminando de decidir. Después, posiblemente, una conferencia de prensa, y la cena para mil personas en el Hilton, para los que compraron la "Roger Experience". Ese será un evento con la mejor gastronomía en la que conoceremos a un Roger íntimo: durante más de una hora, en un escenario, con mesas a su alrededor, contará anécdotas, vivencias, emociones. Será único. Luego irá a Chile para jugar la exhibición el martes. Y regresará a Buenos Aires. El miércoles dará la clínica y el partido con Delpo, que comenzará a las 18, para que termine de día. ¿Cuántas entradas quedan? Muy pocas "VIP", unos 600 codos de la bandeja alta y 400 de la "Roger Experience". Los que tengan este ticket participan, además, de un sorteo para jugar un tie-break con Roger y Delpo. Nos encontramos con la mejor predisposición de Roger y de su equipo. No tuvo pedidos de divo, al contrario. Solo pidió respeto para sus tiempos de descanso y calentamiento: tiene un trabajo fisioterapéutico de 90 minutos antes del partido. Estamos pensando, siempre y cuando la agenda lo permita, una visita a algún punto turístico; quiere volver a las Cataratas, también podría ser el Sur, quizás en la mañana del jueves antes de ir a Colombia o el lunes, antes de llegar a Buenos Aires.

-Antes de poner las entradas a la venta, ¿tenían incertidumbre sobre cómo respondería el público argentino?

-Teníamos un poco de incertidumbre y decíamos, con mi equipo: 'Che, ¿no tendremos una percepción equivocada?'. No dudábamos del magnetismo de Roger, sino de la combinación con el momento del país y la economía de la gente. Estábamos apostando a un evento de elite, premium; no sabíamos si la Argentina lo soportaría y claramente lo soportó. La noche previa dormí poco. Pero el primer día de venta lo viví con mucha alegría, con pasión. Hace más de 32 años que yo hago esto y siempre dije que me retiraría de los eventos cuando pusiera a la venta un espectáculo y no me produjera cosquilleo. Fue un día increíble. Tuvimos colapsada la ticketera, pedimos disculpas al público que ese día seguramente no estuvo contento, pero fue porque el tráfico de la primera hora fue impresionante. Después se fue normalizando.

Juan Martín del Potro anuncia su partido contra Roger Federer en Buenos Aires - Fuente: Instagram

00:27
Video

-¿Haber sumado al evento a Del Potro, cuando en un principio no estaba, fue un plus?

-La exhibición iba a ser con Zverev porque Juan Martín estaba recuperándose de la operación en la rodilla derecha. Pero sabiendo que estaba haciendo un esfuerzo para volver este año, era el mejor anfitrión. Cuando nos lo propusieron, no dudamos. Es una alegría tenerlo. Le ha dado muchas alegrías a los argentinos con la Copa Davis, las medallas olímpicas. Lógicamente, Zverev va a venir a Argentina y será una opción ante cualquier imponderable. Y si se quiere prender en un dobles, bárbaro (sonríe). Seguimos el día a día en la recuperación de Delpo y entendemos que un par de semanas antes de la exhibición ya estará jugando con intensidad al tenis. Nuestro sueño y nuestra intención, además, es que Gabriela [Sabatini] esté en el evento jugando single o dobles; veremos. Estoy seguro de que serán días inolvidables.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.