Leo Mayer y Charly Berlocq tuvieron que sufrir para superar sus respectivos debuts