Masters de Londres. Tsitsipas no perdonó a Federer y definirá con Thiem

El griego Stefanos Tsitsipas festeja luego de ganarle un punto al suizo Roger Federer en el Masters de Londres.
El griego Stefanos Tsitsipas festeja luego de ganarle un punto al suizo Roger Federer en el Masters de Londres. Fuente: AFP
(0)
16 de noviembre de 2019  • 18:56

En un partido de altísimo nivel, el griego Stefanos Tsitsipas derrotó al suizo Roger Federer en sets corridos (6-3 y 6-4) y accedió a la final del Masters de Londres. Su rival será el austríaco Dominic Thiem, que en la otra semifinal se impuso al alemán Alexander Zverev, quien defendía el título, por 7-5 y 6-3, en 1h34m. La final del domingo se disputará a las 15, hora de la Argentina, y será televisada por ESPN.

El partido Tsitsipas-Federer tuvo juegos larguísimos, como el que definió el primer set. La diferencia entre ambos radicó en la contundencia del griego para aprovechar los break points de los que dispuso: tres de cuatro, mientras que Federer apenas concretó uno de los 12 que dispuso. Además, el primer saque lo ayudó en momentos clave, como el match point. Federer corrió hasta cuanto pudo y trató de acorralar a su rival con tiros abiertos y cambios de ritmo. Pero siempre fue a remolque en el marcador.

El ace de Tsitsipas que definió el partido

"Estoy muy orgulloso de mí. Otra vez, la gente fue genial. En partidos así uno se pregunta cómo sale de tantas situaciones difíciles, como los break points en contra", comentó el griego. Y añadió: "Traté de no hacérselo fácil a Roger, que estaba jugando bien. Jugar con él es el mayor honor que puedo tener. Quizás haya sido uno de mis mejores triunfos de esta temporada". Además, elogió al suizo: "Este tipo hace magia en una cancha. ¡Es tan bueno...!".

Tsitsipas, ahora finalista del Masters de Londres, recordó los tiempos en los que aspiraba a competir con los mejores del circuito. "Me acuerdo de mí siendo uno de estos niños viendo estos torneos. Los sueños sí se hacen realidad", afirmó. Y sobre su adversario en el partido decisivo, aclaró: "No tengo preferencias sobre mi futuro rival. Todo puede pasar".

En cuanto a Thiem, de 26 años y 5° del mundo, lleva conquistados 16 títulos en su carrera, 5 de ellos esta temporada. Hace un mes y medio derrotó en la final del ATP 500 de Pekín a su rival de este domingo en tres sets: 3-6, 6-4 y 6-1. También se adjudicó el Masters 1000 de Indian Wells (venció a Federer), el ATP 500 de Barcelona y los ATP 250 de Viena (superó a Diego Schwartzman en la definición) y de Kitzbuhel. No pudo coronar su actuación más relevante: fue finalista en Roland Garros, donde cayó con Nadal.

La primera señal de la nueva generación

Ninguno de los Big Three del tenis (Rafael Nadal, Roger Federer y Novak Djokovic) jugará la final del Masters de Londres. Ese espacio está reservado para la nueva generación de jugadores, a la que pertenecen Tsitsipas y sus dos posibles rivales en el partido decisivo: Zverev y Thiem. Esa camada de jugadores que hasta hace un tiempo veía a los grandes y no podía con ellos, ya no les tiene miedo. Y hasta le gana, como pasó con el griego en las semifinales. Incluso, Tsitsipas había superado en la primera etapa del torneo al mismísimo Nadal, número 1 del mundo.

Dominic Thiem, a la final del Masters tras derrotar a Alexander Zverev
Dominic Thiem, a la final del Masters tras derrotar a Alexander Zverev Crédito: John Walton/dpa

En la capital inglesa, sólo Federer accedió a las instancias definitorias. Djokovic y Nadal no superaron la etapa de grupos, en otra señal de que las distancias entre los campeones históricos y los jóvenes se acortaron. El lote de tres ahora es un pelotón en el que Thiem, Tsitsipas y Zverev también están instalados. E incluso puede colarse el ruso Daniil Medvedev, el tenista con más victorias en esta temporada (59). Dos integrantes de esta elite ampliada estarán el lunes en la Argentina país para jugar una exhibición el miércoles en Parque Roca: Federer y Zverev, que reemplazará al lesionado Juan Martín Del Potro.

Tsitsipas había deslumbrado al planeta tenis en el Masters 1000 de Canadá de 2018. Arrancó el torneo como número 27 del mundo y lo terminó a pasos del Top Ten, en el puesto 15°. Venció a Damir Dzumhur (24º), a Thiem (8º), a Djokovic (10º), a Zverev (3º) y al sudafricano Kevin Anderson (6º). Sólo perdió en la final, y frente al imbatible Rafael Nadal, por entonces número uno del mundo. Pero la señal fue clara: tres victorias sobre top ten en una semana.

En esta temporada, Tsitsipas derrotó a Federer en Australia, en un partido que guarda una gran similitud con el disputado en Londres: su capacidad para salir airoso de los break-points en contra (12 de 12). Este año es el de la consolidación del griego en lo más alto del ranking: lo empezó 15º y permaneció la mayor parte de la temporada en el Top Ten. Llegó a ser número 5 del ranking y su récord es de 50 partidos ganados contra 24 perdidos, con más de 4 millones de dólares ganados. Tsitsipas, que vive en Montecarlo, tiene apenas 21 años.Y un futuro llamado a pelear por el número 1 del ranking.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.