De la mano de Richard Gasquet, Francia se quedó con la Copa Hopman