Rafael Nadal, tras ganar su 13° título en Roland Garros: "Tuve que hacer sacrificios para lograr el objetivo"

Rafael Nadal, el día después de su consagración en Roland Garros, posando con la Copa de los Mosqueteros y la Torre Eiffel de fondo.
Rafael Nadal, el día después de su consagración en Roland Garros, posando con la Copa de los Mosqueteros y la Torre Eiffel de fondo. Crédito: REUTERS/Gonzalo Fuentes
(0)
12 de octubre de 2020  • 10:23

Rafael Nadal fue el último en subir en el avión que lo llevó de regreso a España este lunes tras ganar su decimotercer trofeo de Roland Garros. "Confío en volver a vivir en un mundo más feliz", señaló sobre la pandemia, en una entrevista telefónica a la agencia AFP, antes de atravesar la puerta de embarque. Hace solamente unas horas que asombró al mundo con su última exhibición. Derrotó al número 1 del mundo, Novak Djokovic, en tres sets para igualar los 20 trofeos de Grand Slams de su eterno rival, el suizo Roger Federer.

-Ha tenido mucha repercusión la felicitación en redes sociales de Federer por alcanzar sus 20 Grand Slams. ¿Ha podido hablar con él?

-La verdad es que desde ayer el teléfono lo he utilizado para vosotros (los periodistas) básicamente. Desde la final no he tenido opción de nada, no he leído los mensajes. Tras acabar empecé con radios, prensa, televisiones... Luego fui directamente a la cena y me metí en la cama como te puedes imaginar. Me levanté esta mañana y desde entonces hasta ahora no he parado ni un segundo, haciendo fotos y atendiendo a compañeros vuestros. Más tarde o mañana intentaré ver lo que me han escrito y contestaré a todo el mundo.

-¿Qué te motiva más: ganar títulos o sobreponerte a las dificultades?

-Al final lo que te ilusiona es un poco todo. Ganar es por lo que juegas. En el deporte de alta competición lo que cuenta es la victoria. Eso es una realidad. Pero a la victoria le uno una satisfacción personal mucho mayor porque he tenido que hacer sacrificios en ciertos momentos para lograr el objetivo.

Rafael Nadal, en las alturas de París: conquistó Roland Garros por decimotercera vez y, antes de volver a España, se fotografió con la Torre Eiffel de fondo.
Rafael Nadal, en las alturas de París: conquistó Roland Garros por decimotercera vez y, antes de volver a España, se fotografió con la Torre Eiffel de fondo. Crédito: Martin BUREAU / AFP

-Habló de dificultades físicas durante el confinamiento en la rueda de prensa posterior al triunfo frente a Djokovic, ¿qué le ocurrió?

-Después del confinamiento estaba mal, fueron muchas semanas entrenando muy poquito. Tenía pocas posibilidades de entrenar de la manera en que me hubiera gustado, sobre todo los primeros dos meses después del confinamiento. El cuerpo se resintió un poco de todo el parate, la realidad es que para cuerpos con muchos kilómetros encima como el mío, un parate drástico hace que la vuelta a la normalidad del trabajo sea mucho más complicado. En mi caso desgraciadamente el cuerpo respondió mal durante unos meses y poco a poco se han ido enderezando las cosas. Fueron semanas duras.

-Se te ha visto muy afectado al hablar de la pandemia durante Roland Garros. ¿Cómo viviste el confinamiento en España?

-Con tristeza. Soy una persona sensible y cuando veo tanto sufrimiento, tantas muertes, tantas personas pasándolo mal... Lo pasé mal. En un momento dado dejé de ver las noticias porque me generaban un estado de tristeza que no era sano. Lo estoy viviendo con preocupación, ahora que parece que las cosas no van de nuevo de la manera adecuada. Y confiando en que esta pesadilla se termine cuanto antes y que la gente pueda volver a vivir en un mundo más agradable y más feliz.

-¿En qué cambió el Rafa Nadal que ganó por primera vez Roland Garros hace 15 años del que lo hizo este domingo?

-Lo que ha cambiado es la vejez (risas). Quince años de diferencia es lo único negativo de todo, todo lo demás, las cosas básicas e importantes de mi vida, no han cambiado mucho. Sigo viviendo prácticamente en el mismo lugar, mismos amigos y la realidad es que mi modus vivendi cuando estoy fuera de los torneos ha cambiado relativamente poco.

-¿Dónde se imagina dentro de 15 años?

-No soy muy de hacer planes a tan largo plazo. Pero tengo muchas cosas entre manos, la fundación, la academia y otras muchas cosas que van a ir apareciendo. Con la ilusión de vivir experiencias nuevas, de aprender y de ver qué depara el futuro. A día de hoy sigo jugando a tenis, veremos hasta cuándo.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.