Juan Martín del Potro se enojó con un espectador: le gritaron desde la tribuna, perdió el punto y estalló contra el umpire

Fuente: Archivo
José Luis Domínguez
(0)
1 de septiembre de 2018  • 09:00

NUEVA YORK - En medio del partido que sostenía anoche contra el español Fernando Verdasco , por la tercera rueda del US Open , Juan Martín del Potro sostuvo un incidente insólito con un plateísta que le costó perder un servicio, y que lo desconcentró durante un buen rato.

Del Potro ya había ganado el primer set, dentro de un desarrollo ajustado, y estaba 2-1 al frente en el segundo parcial, pero en una situación compleja, con break-point en contra. El argentino sacó y Verdasco devolvió profundo, sobre el fleje. En ese momento, Del Potro escuchó un 'out' (afuera), como si llegara del costado del juez de línea; dudó y frenó el juego, y el español siguió y conectó un tiro ganador. Allí fue cuando el argentino confirmó que el grito había sido de un espectador de la primera fila, al que fue a encarar. "Dale, flaco, ¿me estás cargando?", le dijo el número 3 del mundo con tono de "mirá lo que hiciste". Resignado, el argentino se sentó al costado de la cancha, sin creer lo sucedido.

Después de un par de segundos, se levantó y le explicó la situación al umpire James Keothavong. "Gritó como si fuera el juez de línea y ahora me dice: 'perdón, lo siento'. Pero gritó 'out', y yo me quedé parado y frené el punto, ¿lo viste?", dijo el argentino. "Sí, lo ví, pero no puedo interrumpir ni cambiar el punto", fue la respuesta del juez de silla. "Okey, pero vos viste cómo perdí el punto por frenar", insistió Del Potro, "Lo sé, pero no puedo frenar por los ruidos del público. Sólo puedo advertirlo para que sepa que no puede volver a hacerlo", le explicó Keothavong. "Sí, pero ya es tarde, yo perdí el saque", se lamentó Del Potro.

Furioso por lo sucedido, el tandilense falló un par de tiros, y dejó caer su raqueta. El enojo le duró varios games, pero al menos consiguió sostenerse en el resultado y no complicarse más de la cuenta. Después explicó: "Cuando me fui a sentar y hablar con ese fan fue porque gritó 'mala', era un break-point, y yo pensé que había sido el juez de línea, porque lo gritó muy claro y yo me quedé parado. Verdasco me la tiró a mí y por eso le pegué, pero yo estaba quieto en el lugar. El árbitro también vio que yo había frenado el punto, pero no podía jugarse de nuevo. Fue mi error de enojarme y desconcentrarme, pero la verdad, creí que había sido el juez de línea. Por eso también el desahogo cuando gané el segundo set, porque era muy duro el partido y si se me iba el segundo, se me iba a poner cuesta arriba, por eso me saqué todo lo que tenía adentro".

Conforme a los criterios de

Más información

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.