Gran Premio José Pedro Ramírez: el gesto para que corra Pablo Falero y el sueño de Giorgian De Arrascaeta

Pablo Falero viajó el 19 de diciembre pasado a Montevideo para montar especialmente a Olympic Harvard
Pablo Falero viajó el 19 de diciembre pasado a Montevideo para montar especialmente a Olympic Harvard Crédito: @PuchiGarcia33
Carlos Delfino
(0)
6 de enero de 2020  • 07:25

MONTEVIDEO.- La última imagen de Pablo Falero como jinete en un Gran Premio José Pedro Ramírez (G1) no podía ser la del desmayo que sufrió y el susto que generó un año atrás mientras estaban formados los jockeys previo a la carrera magnánima uruguaya. Pero que vuelva este lunes a Maroñas, para su última función con la fusta mientras ya comenzó a entrenar caballos, es por un gesto de grandeza de Julio César Méndez. No estaba en los planes del coloniense competir tras el Carlos Pellegrini del mes pasado en San Isidro, hasta que surgió el agasajo de Palermo una semana más tarde, y la propuesta de su colega para subirse a Olympic Harvard, a las 20.40.

"Cambié el chip enseguida, pero seguí montando para mantenerme en forma porque Julio habló con el entrenador (Antonio Luiz Cintra) para que ese caballo me lo den a mí y yo pueda estar en el Ramírez con uno de los candidatos. Lo hizo porque él tiene compromiso con otro (Cap Bon) y no iba a poder correrlo", confiesa Falero. La tentación era grande. Aceptó la propuesta "porque no le sacaba la monta a nadie" y en la espera, incluso, el 19 de diciembre pasado se tomó un avión en la madrugada desde Buenos Aires hasta esta ciudad para galoparlo por primera vez y volverse por la tarde en barco. "Me sorprendió el trabajo que hizo. Echó 2m8s los 2000 metros, de menor a mayor. Salió despacio, se movió de la milla para adelante y llegó bien", detalla quien sólo este lunes volverá a subirse, aunque haya llegado el viernes.

El último triunfo de Olympic Harvard

Olympic Harvard es el alazán que fue 4º en el Latinoamericano 2018, llegó 3º en el Ramírez pasado y lleva tres primeros en fila. Méndez, el mismo que le ganó a Jorge Valdivieso el Pellegrini en el que el ídolo argentino se retiró, siempre sintió que el apoyo de Pablo fue una de las claves para no sentirse extranjero cuando estuvo radicado en la Argentina durante 16 años.

Falero y Méndez tienen el mismo sueño que los otros 14 que correrán. Y también que Giorgian De Arrascaeta, el futbolista de Flamengo y el seleccionado uruguayo, que es uno de los cuatro propietarios de Keep Down, un potrillo que llegó desde San Pablo con una campaña que intimida. El mediocampista, de 25 años, lo compró junto a los amigos con los que estará en un palco. Si no corriera su caballo, igual daría el presente en Maroñas: creció en una familia de turf, alguna vez soñó con empuñar el látigo si fracasaba con la pelota, su nombre se debe al de un caballo que siempre ganaba con su padre, que era jockey, y tiene tatuado en su gemelo derecho la figura de un jinete montado a Kemei, otro de los corceles buenos que tuvo en los últimos años. ¿La curiosidad? Su primo Julio aún compite en Uruguay, pero el que viaja para correrlo es Francisco Leandro Gonçalves, el brasileño que ganó la estadística argentina por segundo año seguido.

El éxito de Keep Down en octubre

Los costos y la burocracia en la región hacen que la presencia argentina se limite a Card Day, que fue criado en el haras Firmamento, en Sierra de los Padres, y exportado al pie de su madre, Key Card. Del otro lado del Río de la Plata ya dejó una huella: fue el ganador hace dos años de la Triple Corona de Las Piedras, el segundo hipódromo en importancia. El que sí viajó en las últimas semanas y correrá es Little Vicky, de regreso a su tierra tras otra historia cruzada: nació en Uruguay y construyó sus éxitos en la Argentina, donde fue segundo en el último Dardo Rocha, la mejor carrera de La Plata, y terminó luego dolorido en el Pellegrini, sobre césped.

Otro con lazos argentinos es Ajuste Fiscal, más allá de su nombre de moda. El potrillo fue el ganador de la Polla y el Jockey Club, con lo que quedó en el umbral de adueñarse de la corona uruguaya al terminar tercero en el Nacional, detrás de Miltitoplp y Cap Bon, también inscriptos aquí. Ajuste Fiscal es una cría de la filial uruguaya de La Pomme, la cabaña fundada en 1941 en la localidad bonaerense de San Antonio de Areco, donde han crecido varios campeones en las últimas décadas en ambas orillas.

El GP Jockey Club: 1°, Ajuste Fiscal; 2°, Miltitoplp, y 3°, Cap Bob

Sin argentinos en los otros grandes premios

La jornada internacional de este tradicional Día de Reyes incluye otros tres clásicos, que atípicamente no contará con participación de caballos argentinos: el Pedro Piñeyrúa (G1-1600 metros), que se hará a las 16.25 y tiene premios por el equivalente a unos 37.000 dólares, tiene 12 participantes; el Ciudad de Montevideo (G1-2000 metros), previsto para las 18.10 y con una bolsa de unos 40.750 de la moneda norteamericana , reúne 16 yeguas, y la última de las 19 pruebas, a las 22.15, será el Gran Premio Maroñas (URU-G2), que dispone de 25.612 dólares para repartir y 16 convocados. Durante la jornada habrá shows musicales, una feria de foodtracks, concursos y eventos para toda la familia, además de un homenaje a Falero tras el Ramírez.

Antonio Luiz Cintra, el entrenador récord

En el Gran Premio Ramírez, el brasileño Antonio Luiz Cintra presentará a Olympic Harvard, el caballo al que montará Falero; al argentino Card Day, que fue el último escolta del anterior, y a Ajuste Fiscal, el potrillo que quedó a las puertas de conquistar la última Triple Corona. Tres cartas fuertes tiene en la carrera el entrenador que acaba de batir el récord anual de triunfos en Maroñas la temporada pasada, con 107 primeros puestos, entre ellos 15 clásicos. La plusmarca anterior era de Walter Báez, que consiguió 90 victorias en 2012. Cintra, quien además es veterinario, hace tres años se radicó en Uruguay y es la primera temporada completa en la que presenta a sus caballos, tras revalidar la patente.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.