Gran Premio Latinoamericano: Roman Rosso, puro corazón hacia la gloria en Uruguay