Nicolás Gaitán, entre los sueños de la jornada del República Argentina y el desafío de ir a trabajar a Arabia

Nico sueña con más copas de mano de Ignacio Pavlovsky; presenta 10 caballos en la serie del 1 de mayo en Palermo
Nico sueña con más copas de mano de Ignacio Pavlovsky; presenta 10 caballos en la serie del 1 de mayo en Palermo Fuente: LA NACION - Crédito: Carlos Lares
Gustavo S. González
(0)
26 de abril de 2019  • 08:00

Diez caballos en seis grandes premios presentará Nicolás Gaitán en la gran tarde del 1° de mayo en Palermo, con el Gran Premio República Argentina como máxima expresión. Es la cara más representativa del equipo que lidera su padre, Alfredo Gaitán Dassie, hoy suspendido, y que completa su hermano menor Lucas, que presenta otros dos caballos.

"Vengo con bastante trabajo por suerte", dice Nicolás. Y aquí hay una clave de su futuro después de esa jornada: tiene una oferta para trabajar en Arabia Saudita, como asistente de Nawaf al Mandeel, un entrenador que se interesa por los argentinos a partir de que conoció a Nicolás Iguacel y al veterinario Nico Elustondo, en Dubai. "Estamos conversando, tengo tiempo para definirlo. Lo que tenga que ser, será; es una oportunidad muy linda pero también estoy muy contento acá. Tenemos un buen presente y es muy esperanzador el futuro. Lo tomo con mucha tranquilidad".

La disyuntiva es tan grande como atractiva. Acá están los triunfos, el hecho de ser una de las cabezas de una organización de éxito. Allá está la oportunidad de ganar experiencia en un medio menos competitivo pero con caballos de pedigree europeo que garantizan excelencia y de hacer una diferencia económica que debería ser grande para equiparar lo que obtiene en nuestro medio, y el desarraigo.

Pero ahora Nicolás está en cuerpo y mente metido en una de las reuniones más grandes del año en el hipódromo porteño. En el República Argentina presenta una yunta de Firmamento, Emotion Orpen-Tradizione Day, más The Last Ilusion, de Río Claro, y Predatore, de Pozo de Luna. "Cada uno de Firmamento va a hacer su carrera, sin plan de equipo. Leandro va a correr a Tradizione Day, no porque lo considere superior sino porque Emotion Orpen viene de una inactividad de unos meses. Queríamos correr con él hace unas semanas y justo estaba la misma categoría en Palermo y San Isidro en 24 horas pero no hay tantos caballos para llenarlas, entonces se anuló la de Palermo y no pudimos darle esa carrera previa. Tradizione Day llega con otro roce, ganó las tres últimas en La Plata (una condicional, un handicap y el Clásico Uberto Vignart, en 2000 m). Ahora decidimos correr el República; para volver al Bosque siempre hay tiempo".

El último éxito de Tradizione Day

-Es una carta que siempre tienen a mano la de La Plata.

-Dejando de lado la cuestión de los premios, que están bastante bien, es un muy lindo hipódromo para darles fogueo a algunos caballos que están faltos de competencia o con lo que apuntamos a darles oportunidades y que sigan la campaña allí.

Con Predatore, Gaitán acepta: "Damos ventajas porque es potrillo; también hubiéramos querido una carrera previa, pero reprisa con los 10 puntos, tiene ventaja en los kilos". The Last Ilusion, también de 3 años, viene de quedar sexto en el GP de Honor. En cuanto a la elección de gateras, dijo: "Pudimos elegir muy bien en el República (le tocaron dos de los primeros turnos para seleccionar gateras); les damos mucha importancia a los sorteos, porque eligiendo bien podés tener una buena colocación y un mejor desarrollo. Creo que nunca hemos faltado a ningún sorteo de partidores". Un dato vital.

-¿En el Montevideo corre el mejor hijo de Interaction?

-Eshebo está muy bien. Hasta el momento es el que hizo la mejor campaña de potrillo. Sobre Action, que ahora lo tiene Diego Peña, fue un buen potrillo más que nada a los 3 años, cuando se desarrolló más. Eshebo está invicto, ganó sus dos carreras muy bien [la última el Clásico Crespo], así que hoy por hoy es el mejor hijo de Interaction.

-Con la distancia uno supone que no tendrá problemas.

-No, si bien tiene un buen cambio de ritmo, también es bastante galopador. En la última en el desarrollo rápido se adaptó pero no se sintió cómodo y recién cuando entró en la recta se puso mejor. Arriba se defendió muy bien, así que va a llegar a más tiro.

La victoria clásica de Eshebo

En la milla del Gran Premio de las Américas, el grupo Gaitán pone en la pista a Dar La Paz, al que presenta Lucas, y San Onofre, que viene de ganar tras un tiempo sin competencia (de octubre a febrero). "Es ganador del Martínez a los 3 años y después tuvo sus altibajos y algunos problemas de salud que están superados", recuerda Nicolás sobre su caballo.

En el Jorge de Atucha (1500 m) está De Beauvoir. Un caso raro en los Gaitán, una potranca perdedora en un Grupo 1. "En ambas fue segunda; en la última le tocó perder con una yegua de Juan Antonio -Milena Stripes, por el pescuezo- con algunos contratiempos. Las otras están fogueadas, como la invicta en La Plata (Chic Nistel) y la de Miguel Díaz (Seattle Ampi, ganadora del Casares y el Unzué). Nos animamos porque tiene condiciones pero le falta hacerse, madurar, va a ser macanuda a futuro".

En el GP Criadores, otra yunta de Firmamento: Bamb Harlan (ver aparte) y Halo Holiday, sobre la que recuerda Gaitán: "La entrenó Carly Etchechoury hasta la Copa de Plata (fue quinta) y después corrió el Clausura en La Plata, ya con nosotros. "Leandro [Goncalves, el jockey oficial de Firmamento] se quedó con ella después del último ejercicio". Y hay una tercera carta de Nicolás: Hasta Vencer, que viene de correr el Gilberto Lerena, donde resultó quinta de American Song.

El regreso de Elogiado, a la recta y a Palermo

Elogiado es todo un caso de estudio. El clan Gaitán hizo una prueba que salió bien, pero que no tendrá correlato. Solo 14 días después de ganar el Gran Premio Félix de Álzaga Unzué, carrera insignia de San Isidro para velocistas, en diciembre, corrió el Clásico Invasor, sobre 1400 metros. y también lo ganó. Explica Nicolás: "Lo mandamos al campo luego, hacía tres años que estaba en el stud corriendo sin parar. Debería correr en la milla, pero llegaría con lo justo y no hay carreras importantes en 1200 metro o 1400. Tiene en su favor su enorme versatilidad. Le falta ganar en el pasto de Palermo. Pablo Falero dijo que este tiempo que pasó en el campo le vino muy bien y me pidió que eligiera el partidor 1".

Bamb Harlan también vuelve a las fuentes

La yegua de Firmamento será una de las figuras del Criadores. "Viene de ganar una carrera extraordinaria, el Clásico Villanueva, contra los machos, reprisando. Había ganado en 2000 metros en La Plata el 27 de diciembre y le dimos un descanso en el campo. Después iba a correr 2000 en La Plata pero se anuló y tuvimos dos opciones: correr contra las hembras el Clásico Paseana en San Isidro o con los machos el Villanueva acá. La única vez que corrió en el pasto estaba pesado y no pudo dar todo, entonces no quisimos correr el riesgo de que lloviera otra vez. Va a seguir entre las yeguas hasta que se retire, pensando en las Estrellas", reveló Gaitán.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.