Turf: La niebla dejó en suspenso a las Carreras de las Estrellas, en Palermo

A la derecha, Shyster, que emergió de la niebla para ganar el Gran Premio Estrellas Juveniles Fillies
A la derecha, Shyster, que emergió de la niebla para ganar el Gran Premio Estrellas Juveniles Fillies
Gustavo S. González
(0)
30 de junio de 2018  • 23:59

La largada era una suposición, una sospecha. Se oía al relator que en realidad estaba tan ciego como todos en el hipódromo de Palermo . Después, gracias a la luz diurna, una parte de la recta se pudo apreciar y los finales, por fortuna, se vieron, no se adivinaron. La niebla llevó su cerrazón al hipódromo, mientras en el estadio de Vélez, en Liniers, por caso, Jaguares ganaban ante Stormers en el Súper Rugby, a pleno sol. La zona cercana a la ribera transpiró una humedad de la que el turf no pudo escapar y el espectáculo de las Carreras de las Estrellas quedó trunco, con solo tres de sus siete clásicos disputados.

Ocurrió que la caída del sol agravó la invisibilidad. Apenas se podían observar los últimos 300 metros. La emoción de una carrera de caballos, mutilada. Los jockeys se reunieron para discutir lo peligroso de arriegarse a choques, molestias e incluso de la dificultad para ver el disco.

Entonces, en la redonda de presentación del Estrellas Distaff, la 10ª carrera del programa y cuarto clásico de la serie de la Fundación Equina Argentina, conversaron con Federico Spangerberg, gerente del hipódromo, e Ignacio Pavlovsky (h.), vicepresidente de la comisión de carreras.

Spangerberg comentó en ESPN: "Después de una reunión con jockeys y cuidadores se resolvió no correr. Es una decisión de la comisión de carreras". Poco después, se decidió que los grandes premios Distaff, Classic, Mile y Sprint se corran en el feriado del lunes 9 de julio. Justo los cuatro clásicos para caballos de 3 años y más, con lo que los inscriptos entran en la condición, pese a que el 1º de julio todos los sangre pura de carrera pasan a registrar por reglamento un año más. De todas maneras, todos los que compitan en estos clásicos mantendrán el peso que le corresponde por la edad que tenían al 30 de junio.

En el Juvenile Fillies (G 1-1600 m), Shyster emergió de la neblina por los palos, mientras la puntera Summer Love trataba de dirimir su lucha con Spring Glory. Juan Noriega y Pablo Falero, los jockeys de las punteras, no pensaron que podía aparecer Wilson Moreyra. O quizá sucedió que la yegua de Los Samanes, ahora invicta en dos actuaciones, se había mimetizado en la niebla, porque surgió de la nada.

En el Juvenile (G 1-1600 m), Grecko estaba tercero en un desarrollo que gobernaba el generoso platense As del Paraíso e ingresó en la recta por los palos, tapado por el líder.

Luego, la niebla no dejó ver ni desde la tribuna ni por los televisores. Hasta que se hizo la luz. Ya Grecko estaba adelante y no por dentro sino abierto y cruzó el disco con tres largos de ventaja sobre Luk Joy.

Más nítido fue lo del Junior Sprint (G 3-1000 m). Con Brilliant Sun Van se habían explorado distancias mayores, en el Luro (3º) y el Chevalier (6º). Pero está claro que lo suyo estaba en la recta y lo demostró al ganarle sin luz a De Vicenzo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.