Un jóven de 15 años marcó 92 puntos en un partido de básquetbol colegial en Estados Unidos: despertó elogios y críticas