Buenos Aires. Hernán Lacunza le respondió a Kicillof por la crisis de la deuda

Hernán Lacunza fue ministro de Economía de la provincia entre diciembre de 2015 y agosto de 2019, cuando pasó a la Nación; desde su cuenta de Twitter, cuestionó afirmaciones de Axel Kicillof
Hernán Lacunza fue ministro de Economía de la provincia entre diciembre de 2015 y agosto de 2019, cuando pasó a la Nación; desde su cuenta de Twitter, cuestionó afirmaciones de Axel Kicillof Fuente: LA NACION - Crédito: Fabián Marelli
(0)
15 de enero de 2020  • 10:56

El exministro de Economía de la provincia de Buenos Aires durante la gestión de María Eugenia Vidal, Hernán Lacunza, respondió a las críticas de Axel Kicillof, quien atribuyó a la gestión de su antecesora los problemas de deuda que hoy atraviesa el mayor distrito del país.

"La deuda actual de la provincia, unos US$11.160 millones (flotante incluida), es algo inferior a la de fines de 2015", detalló Lacunza en una serie de tuits que difundió desde su cuenta personal, donde criticó la herencia recibida por Vidal en 2015, cuestionó afirmaciones recientes de Kicillof y planteó que la provincia tiene caja para hacer frente a sus compromisos de corto plazo mientras avanza en la renegociación de la deuda.

Según Lacunza, al momento de su llegada a la gobernación bonaerense, Vidal heredó US$9400 millones de deuda registrada y US$1800 millones "escondidos en las estadísticas públicas: US$900 millones con el Bapro -Banco Provincia-, US$600 millones a proveedores y US$100 millones a municipios".

Axel Kicillof criticó el "catastrófico endeudamiento" que realizó la gestión de Vidal; Hernán Lacunza, anterior ministro de Economía bonaerense, le contestó por Twitter
Axel Kicillof criticó el "catastrófico endeudamiento" que realizó la gestión de Vidal; Hernán Lacunza, anterior ministro de Economía bonaerense, le contestó por Twitter Fuente: Archivo

"Aun si no quisiera computarse la 'deuda oculta' de 2015, con el Bapro y otros, entre 2015 y 2019 habría aumentado US$1800 millones, unos US$100 por habitante. En igual lapso, se hicieron obras por US$6000 millones, unos US$350 por bonaerense, el doble que en el mandato de Scioli", disparó Lacunza.

Su respuesta llega un día después de que Kicillof y su ministro de Economía, Pablo López, anunciaran que la provincia solicitará posponer el pago de un vencimiento correspondiente al bono provincial BP21. Ese desembolso estaba programado para el 26 de enero, pero la gobernación bonaerense buscará postergarlo hasta el 1 de mayo, mientras avanza en su proceso de reestructuración.

Axel Kicillof y Alberto Fernández, en el despacho presidencial de la Casa Rosada
Axel Kicillof y Alberto Fernández, en el despacho presidencial de la Casa Rosada Fuente: LA NACION

"No estamos en condiciones de afrontar el pago del capital", afirmó ayer el ministro López, quien detalló que la provincia pagará los intereses (US$27 millones), pero aplazará el pago correspondiente al vencimiento de capital (US$250 millones).

En ese marco, Kicillof había apuntado contra la anterior gestión, a quien atribuye un "catastrófico endeudamiento". "Hay dos datos que explican la complicada realidad financiera de la provincia. Ambos fueron planteados durante la campaña y reafirmados el 11 de diciembre en el discurso de asunción en la Legislatura: el catastrófico endeudamiento y la situación de caja que dejaron", escribió ayer el gobernador en su cuenta de Twitter.

Lacunza rechazó estas acusaciones en sus comentarios por Twitter, y compartió números de las finanzas provinciales que, desde su punto de vista, sí permitirían al distrito hacer frente a sus obligaciones de deuda. "Con los $33.000 millones de caja que dejó el gobierno anterior, la autorización de deuda por $67.000 millones y $8000 millones de letras, más los recursos que proveen la ley impositiva provincial y de emergencia nacional, podrían cubrirse los vencimientos de enero para encarar una negociación integral", aseguró Lacunza.

Según estimaciones de Elypsis, este año la provincia de Buenos Aires enfrenta vencimientos por US$2705 millones, volumen que de acuerdo con los cálculos de la consultora representa un 84% de sus ingresos totales. El calendario, mientras tanto, juega en contra: US$725 millones, entre capital e intereses, corresponden a obligaciones en enero.

Los comentarios de Lacunza llegan en respuesta a los planteos de Kicillof, quien en reiteradas ocasiones criticó el volumen de deuda que se tomó entre 2015 y 2019, tanto en Buenos Aires como a nivel nacional. El gobernador bonaerense, a su vez, había advertido sobre el endeudamiento en moneda extranjera.

"En 2015, el 57% de la deuda era en moneda extranjera, y cuando se fue Vidal llegó al 82%. Además está concentrada. La duración de la deuda antes eran de 5 años y medio promedio, y ahora son de tres años y medio, así que la mayoría vence durante este período de gobierno", dijo esta mañana Kicillof en diálogo con FM Radio Con Vos.

En sus comentarios, el exministro de Vidal compartió sus propios argumentos. "El crédito de mercado 2016-19 llegó a tasas más bajas (7,8% vs 10,7%) y plazos más largos (5,3 años vs 3,3) que el de 2011-15. Como en los últimos dos años no se colocaron bonos nuevos, el plazo residual va bajando, pero obviamente hay que medirlo al momento de la emisión", indicó Lacunza.

" El crédito siempre se otorga al futuro, nunca al pasado. Argentina y la Provincia lo recuperaron a fin de 2015, y terminaron de perderlo después de las PASO. Volver al mercado voluntario para renovar vencimientos depende de la credibilidad que generen las políticas futuras", agregó.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.