Agricultores familiares y cooperativistas presentaron sus propuestas para revertir la crisis del sector

El encuentro del Foro por un Programa Agrario Nacional se hizo en el Aula Magna de la Facultad de Medicina de la UBA
El encuentro del Foro por un Programa Agrario Nacional se hizo en el Aula Magna de la Facultad de Medicina de la UBA Crédito: Pepe Mateos/UTT
Dante Rofi
(0)
20 de diciembre de 2019  • 14:58

El Foro por un Programa Agrario Nacional, integrado por unas 80 organizaciones de la agricultura familiar, campesinas e indígena y por cooperativas, presentó el miércoles las conclusiones del primer Foro Agrario Soberano y Popular en el Aula Magna de la Facultad de Medicina de la UBA. Del acto en el que se presentaron aportes concretos para resolver la emergencia del sector de la agricultura familiar y para colaborar en la lucha contra el hambre participaron los ministros de Agricultura, Luis Basterra, y de Ciencia, Tecnología e Innovación, Roberto Salvarezza; el secretario de Agricultura Familiar, Miguel Gómez; el ministro de Desarrollo Agrario de la provincia de Buenos Aires, Javier Rodríguez, y la responsable del Consejo Federal de Políticas Sociales, Victoria Tolosa Paz.

Ante un auditorio colmado de pequeños productores y de cooperativistas, Nahuel Levaggi, referente de la Unión de Trabajadores de la Tierra (UTT), recordó las luchas compartidas con algunos de los funcionarios presentes durante el gobierno de Mauricio Macri y fue enfático para reclamar hechos concretos.

"Compartir luchas con Macri del otro lado era fácil, pero ahora es cuando hay que hacer lo que dijimos que había que hacer, porque ahora ustedes están de ese otro lado, a cargo de la función pública. Ahora es cuando hay que transformar la realidad, no mañana, no después; acá hay un pueblo organizado para sostener estos 21 puntos que les presentamos; acá estamos quienes le decimos sí a las medidas redistributivas. Pero esto es ahora, necesitamos medidas urgentes, como la reglamentación de la ley de agricultura familiar. Ahora es cuando, no mañana", exclamó el productor.

Entre los 21 puntos expuestos por el Foro, que representa a quienes producen cerca del 60% de los alimentos que llegan hasta los consumidores, se destacan la participación activa de las organizaciones de la agricultura familiar en los organismos del Estado implicados en la producción agraria; la reglamentación y la aplicación con asignación presupuestaria de la ley de Reparación Histórica de la Agricultura Familiar, sancionada en 2014; la promoción de la agroecología con políticas activas; el establecimiento de mercados locales y de ferias para vincular a productores con consumidores; el descalce de costos de tarifas y combustibles respecto del dólar, y un plan nacional de caminos rurales y de obras hídricas.

"Hasta acá no llegamos solo con una lista de problemas y de reivindicaciones, sino con propuestas sobre qué es lo que hay que hacer. Propuestas concretas para transformar realmente la situación; para garantizar alimentos sanos a precios justos; para garantizar el acceso a la tierra; para garantizar que la lucha contra el hambre sea en función de las producciones que todos los días quienes hoy nos reunimos en este Foro generamos en el campo; para garantizar los derechos de las trabajadoras y los trabajadores rurales, y para fortalecer la organización en cada uno de los territorios. Desde el Grito de Alcorta hasta hoy hay un hilo conductor, que es el pueblo organizado, que plantea sus necesidades y que propone qué es lo que tenemos que hacer", señaló Levaggi.

El presidente de la Federación de Cooperativas Federadas (Fecofe), Juan Manuel Rossi, destacó la presencia de ministros y funcionarios en el Foro y aseguró que eso ya aporta esperanza a las organizaciones que integran ese espacio. "Fecofe nació para tender puentes entre chacareros y campesinos, pero, también, entre la política y las organizaciones. Hoy la Argentina necesita que estemos unidos para hacer realidad las políticas que todos imaginamos y que hemos plasmado en los 21 puntos. Si bien tenemos tiempo por delante, hay urgencias que deben ser atendidas", advirtió.

Como dirigente de una entidad adherida a la Federación Agraria Argentina, Rossi habló sobre la actual polémica en torno de los derechos de exportación y dijo que "las retenciones tiene dos caras, una, la del que pone, y la otra, la del que recibe. Tenemos que discutir las dos cosas. Nosotros estamos convencidos que, en primer lugar, los ingresos por las retenciones deben ir a frenar el hambre en la Argentina. Y, segundo término, a mejorar las condiciones de trabajo, para que todos tengamos una vida digna. Pero, claramente, con las retenciones deben pagar más quienes más tienen".

Y como cierre de su mensaje, Rossi destacó que para que el país salga adelante "debemos pensar con una cabeza cooperativa. Nuestra economía tiene que ser cooperativa; el trabajo debe ser cooperativo; la organización tiene que ser cooperativa, y nuestro país tiene que ser cooperativo, para que un programa agrario, soberano y popular como el que hoy exponemos sea real".

En dialogó con LA NACION, Diego Montón, referente del Movimiento Nacional Campesino Indígena, destacó la unidad que se logró en el camino de formar y consolidar el Foro por un Programa Agrario Soberano y Popular, "ese es uno de nuestros activos más importantes, porque fue un proceso que surgió desde abajo y no desde el Estado. Además, porque es muy programático, con una unidad que se da en función de un programa y no de prebendas".

El ministro Basterra, entre otros funcionarios, en la reunión
El ministro Basterra, entre otros funcionarios, en la reunión Crédito: fotos de campo

El dirigente reconoció el valor de la presencia de altos funcionarios del Gobierno en el encuentro y destacó que "se evidencia una gran apuesta del Gobierno al diálogo con este sector y eso también nos parece un punto inédito e histórico, que genera condiciones muy favorables". Agregó que entre las organizaciones de la agricultura familiar, campesina e indígena hay buenas expectativas con el gobierno de Alberto Fernández para acompañar desde la Argentina las iniciativas fijadas por la Organización de las Naciones Unidas, que declaró 2019/2028 el decenio de la agricultura familiar.

"Justamente, porque notamos un cambio de enfoque hacia la agricultura familiar tras el gobierno de Macri, esperamos que todos estos puntos que venimos trabajando conjuntamente puedan ser tenidos en cuenta. Tenemos una buena perspectiva y también entendemos que se han ido trazando alianzas estratégicas para sostener esta agenda de reclamos y propuestas desde los territorios, desde la movilización", dijo Montón.

"La discusión de la cuestión agraria no pasa por retenciones sí o retenciones no, sino que hay otro campo que exige otras cuestiones; que decimos sí a políticas redistributivas y sí, también, a marcar una agenda de fortalecimiento para la transformación del modelo productivo actual y para la democratización de la matriz productiva y de comercialización. Además, impulsamos avances en la tenencia de la tierra y en el fomento de la agroecología para garantizar alimentos sanos y a precios justos para toda la población, con mercados de proximidad para fortalecer el vínculo entre productores y consumidores", explicó Levaggi a LA NACION.

Respuestas oficiales

Frente a los participantes del Foro, Basterra dijo que "estos puntos que han trabajado tienen que ser puestos en marcha. No debemos perder este rumbo porque sino la realidad nos lleva por delante. Acá hay una prioridad que es la lucha contra el hambre y el rol que le cabe a la agricultura familiar es determinante para que ese objetivo pueda cumplirse".

Nahuel Levaggi, de la UTT, destacó que las organizaciones de la agricultura familiar tienen propuestas concretas para garantizar alimentos sanos a precios justos
Nahuel Levaggi, de la UTT, destacó que las organizaciones de la agricultura familiar tienen propuestas concretas para garantizar alimentos sanos a precios justos Crédito: Pepe Mateos/UTT

El funcionario recordó que desde el ámbito legislativo trabajó junto con las organizaciones para que se apruebe la ley de Reparación Histórica para la Agricultura Familiar "y hemos peleado para que se reglamente, aunque sin éxito, porque no estaba en el interés del gobierno anterior".

Para Rodríguez, que será el responsable de las políticas públicas aplicadas al sector rural en la provincia de Buenos Aires, los 21 puntos presentados por las organizaciones de la agricultura familiar "expresan un proceso de unidad muy fuerte, que plantean una agenda para empezar a pensar y a plasmar las acciones que este sector necesita. Hoy empezamos a caminar".

El funcionario aprovechó para contar el estado de situación en que recibieron la provincia en materia productiva. "En los últimos cuatro años se cerraron en el territorio bonaerense más de 500 tambos y salieron de la producción más de 4000 productores porcinos. En este tiempo se redujo la asistencia a la agricultura familiar en más de un 60% y la cantidad de trabajadores rurales registrados cayó en términos reales un 3%. Además, el salario de los trabajadores rurales se redujo en más de un 35%. Esa es la situación que estamos viendo en el campo de la provincia", detalló Rodríguez.

Y concluyó: "En los últimos cuatro años la gobernación le cerró la puerta por completo a todos los agricultores familiares, a los cooperativistas y a todos los productores pequeños y medianos. Lo que vamos a hacer es modificar esa situación de raíz, para abrir completamente las puertas del Ministerio, para empezar a trabajar, porque hay mucho por reconstruir. Es una invitación a un trabajo conjunto".

Por: Dante Rofi
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.