Cómo funciona el seguro para la avicultura

La avicultura genera unos 100.000 puestos de trabajo
La avicultura genera unos 100.000 puestos de trabajo Crédito: Archivo-INTA
Sergio Scebba
(0)
6 de septiembre de 2019  • 01:30

La avicultura en la Argentina no es un sector menor en la economía nacional. Entre directos e indirectos, representa 100.000 puestos de trabajo, con comunidades enteras que dependen de esta actividad y que generan divisas millonarias para el país en concepto de exportación. El consumo de pollo está entre los más altos del mundo y en la Argentina pasó de 9 kilos a 44 kilos anual per cápita y el consumo de huevos anual per cápita ronda los 275.

Este año, la industria estima producir 2.180.000 toneladas de carne y tener exportaciones cercanas al 25% de la producción total.

Dentro de esta coyuntura, y con el objetivo de colaborar con el sector avícola, dar previsibilidad y proteger la producción de enfermedades exóticas, principalmente de la gripe aviar, surge la necesidad de crear una cobertura que brinde resguardo para este tipo enfermedades.

En este sentido, esta nueva herramienta representa una alternativa financiera para que los productores puedan amortiguar el impacto de imprevistos y recuperar costos en casos de siniestros cubiertos, promoviendo la normal continuidad de la actividad para los trabajadores del sector.

Al mismo tiempo que apoya a los productores avícolas tecnificados, alienta a los más rezagados e intenta revalorizar y fortalecer la industria avícola Nacional, en consonancia con las disposiciones de Senasa en materia de seguridad agroindustrial.

Los riesgos que ampara este seguro son por muerte o estado agónico de los animales asegurados que se encuentren dentro de la explotación avícola, a causa de enfermedades como laringotraqueítis aviar, viruela aviar, coccidiosis, tifosis-pullorosis, micoplasmosis aviar y riesgos climáticos como incendio, rayo, inundación, granizo, viento, tornado. También por enfermedades exóticas como influenza aviar, enfermedad de newcastle y rotura o falla de maquinaria.

Los planes fueron creados atendiendo a los márgenes de la actividad y riesgos que se amparan, dependiendo de diferentes factores como la cantidad de naves que posee el establecimiento, la cantidad de animales que se aseguran y el tipo de cobertura que al productor le interesa contratar.

Este sector presenta dos cadenas productivas: la de carne y la de huevos. Para que el productor pueda tomar este seguro debe estar inscripto en el Registro Nacional Sanitario de Productores Agropecuarios (Renspa), habilitado por el Senasa y tener vigente el certificado de habilitación sanitaria para establecimientos de producción avícola. Está destinado a los animales cuya explotación se encuentre dentro del territorio argentino y según las siguientes categorías: pollos parrilleros, gallinas ponedoras, recrías de Ponedoras, recrías de reproductores, madres y padres reproductores, abuelas y abuelos reproductores.

El autor es gerente de Riesgos Agropecuarios de Willis Towers Watson

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.