Coronavirus. Una experta en pasturas varada en Japón le pidió a Solá por su regreso

Anabella Fassiano y su novio Fernando, varados en Japón piden regresar
Anabella Fassiano y su novio Fernando, varados en Japón piden regresar
Mariana Reinke
(0)
28 de abril de 2020  • 14:54

En medio de la pandemia del coronavirus , mientras esporádicamente algun avión de bandera nacional trae de regreso a argentinos provenientes de Estados Unidos y Europa , los varados del otro lado del mundo, más precisamente en Japón, se sienten olvidados, a la buena de Dios.

Anabella Fassiano y su novio, Fernando, son otro caso entre los más de 222 argentinos varados en Asia que quieren volver al país, pero sienten que para el Gobierno ellos no son una prioridad. Están en Tokio y escribieron una carta para el canciller Felipe Solá por un vuelo.

Con solo 32 años, Fassiano, una doctora en química biológica recibida en la UBA, tiene una historia de empuje vinculada con la producción agropecuaria. Cuando terminó sus estudios junto a una colega, emprendieron un desafío y crearon Neogram, un proyecto incubado por la Facultad de Agronomía de la UBA dedicado a mejorar las pasturas subtropicales para ganadería. Durante muchos años investigaron pero los vaivenes de la economía del país las dejó sin inversores, sin recursos ni financiamiento para seguir adelante con sus trabajos.

Las investigaciones quedaron latentes y la profesional se puso a trabajar para el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. "Todavía tenemos un acuerdo con una empresa internacional que está probando nuestra investigación. Con una semilla avanzada, lista para el registro. La realidad nos superó y no pudimos continuar. Pero el proyecto de la pastura sigue vivo y ojalá podamos avanzar el año próximo", contó a LA NACION.

Otros tiempos, Fassiano realizando trabajos para su investigación en pasturas para ganadería
Otros tiempos, Fassiano realizando trabajos para su investigación en pasturas para ganadería

Tras meses de ahorro, a principios de marzo pasado llegó con su novio a Japón de vacaciones, con una vuelta programada para el 12 de abril vía Ethiopian Airlines. "La realidad que todo estaba normal en nuestra partida, solo tomamos algunas precauciones. Nunca imaginamos la magnitud de la pandemia: de un día para el otro la vida en el mundo cambió", relató.

Los días pasaban y las confirmaciones de los vuelos se cancelaban. La incertidumbre y las respuestas vacías de la embajada argentina en Japón la llevó a tomar "el toro por las astas" y escribirle directamente al canciller Felipe Solá. "En la carta solo le pido que habilite los vuelos de las aerolíneas en las que viajamos. No pretendemos que nos vengan a buscar", indicó.

Su vuelo es con escala en Etiopía. Si lo toman, el 17 de mayo como está programado, corren el riesgo de quedarse varados en el aeropuerto de ese país porque el viaje no puede continuar hacia Buenos Aires. "Hoy (por ayer) nos confirmaron que hasta septiembre no van a operar los vuelos comerciales y solo podremos volver como vuelo de rescate. Encima hay rumores de que Japón va a cerrar los aeropuertos", relató.

Con sus finanzas al borde del colapso en un monoambiente alquilado, Fassiano y su novio se anotaron en un programa llamado Room For Rescue, programa impulsado por algunos hoteles japoneses que consiste en dar alojamiento sin costo o a un valor muy reducido a personas que ven imposibilitada su salida y cuentan con ticket de vuelo cancelado.

A principios de marzo, cuando en Tokio todo era normalidad
A principios de marzo, cuando en Tokio todo era normalidad

Los varados en Japón, como en la mayoría de los lugares, armaron un grupo donde comparten novedades, información de vuelos, de supermercados y alojamientos baratos, pero por sobre todo fuerzas y aliento. Según los argentinos en ese país, con el correr de los días todos los extranjeros, con ayuda de sus gobiernos, fueron volviendo a su tierra y hoy solo quedan argentinos.

Así como su proyecto de la semilla para pastura se mantiene vivo para resurgir el año próximo, Fassiano guarda la esperanza de volver en lo inmediato a la Argentina.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.