La crisis hídrica que pone en jaque la producción de cebollas en el sur bonaerense

La falta de agua en cinco canales de distribución podría afectar la siembra de cebollas en la próxima campaña
La falta de agua en cinco canales de distribución podría afectar la siembra de cebollas en la próxima campaña Crédito: Shutterstock
Belkis Martínez
(0)
10 de febrero de 2020  • 10:53

Una crisis hídrica ocasionada por una falta de deshielo en la cordillera, además de inversiones en infraestructura que eran necesarias, podría perjudicar la producción de cebollas en la próxima campaña en las localidades de Villarino y Patagones, en el extremo sur bonaerense. Se trata de 2500 hectáreas de cebolla temprana, cuyo riego se realiza por medio de canales de distribución que provienen del río Colorado.

Según los productores, unos 200 kilómetros de canales de agua que se distribuyen por año en la red primaria, secundaria y terciaria se han visto disminuidos por la falta de inversión en la infraestructura. De no solucionarse el problema, las otras actividades que podrían verse perjudicadas son trigo, cebada, avena, maíz y girasol.

"La cebolla temprana es la más afectada porque se siembra en abril y mayo. Ahí va a haber mucha incertidumbre sobre con qué agua se va a regar. La cebolla tradicional, que es la tardía, se siembra en agosto y se va a hacer a ciegas. Ante esta incertidumbre, el productor está emigrando a otras zonas. Se trasladan al Valle del río Negro, que no está teniendo la crisis hídrica", afirmó Sergio Urrutia, productor de trigo y maíz de la zona de Villarino, quien aseguró que se necesita un paliativo para revertir la situación en los canales que en este momento pierden cerca del 50% del agua por infiltración.

"Hay productores que se están yendo a otras zonas a producir. Están abandonando campos. Si bien los pronósticos no son favorables, no se sabe con qué agua se va a contar para la próxima siembra, es lo mismo que no tener. Esta temporada se va a producir poco, además de la mano de obra que va a quedar cesante", agregó Urrutia.

La crisis hídrica afecta la producción de las localidades de Villarino y Patagones
La crisis hídrica afecta la producción de las localidades de Villarino y Patagones Crédito: Shutterstock

Los productores aclaran que la falta del agua afectará a todas las otras actividades de la zona que hacen uso de los canales. En el caso de la cebolla, de continuar la problemática se perderían cerca de 2500 hectáreas de cebolla temprana, mientras que las 10.000 hectáreas de cebolla tardía dependerían del pronóstico de nevada en los meses fríos. Respecto de esta última producción, la probabilidad de perderla también es altas, ya que el agua que queda en el embalse Casa de Piedra está en el nivel más bajo histórico y la temporada de riego recién comenzaría a mediados de agosto, sostuvieron los productores a LA NACION.

El intendente de Villarino, Carlos Bevilaqcua, dijo que al ser este un problema de la naturaleza, y que excede a las autoridades, se podría complicar la siembra de la cebolla para la próxima temporada. "Hoy estamos hablando de un 30% menos de agua y, si no llueve o nieva, se va a agravar mucho más, ya que no va a estar la disponibilidad de agua para poder sembrar" , explicó.

El jefe comunal también se refirió a lo que se espera logar con la colocación de geomembranas. "Esto implica un costo que los productores quieren asumir pero también quieren que la provincia, a través de Corfo (Corporación de Fomento del Valle Bonaerense del Río Colorado), invierta recursos para trabajar en conjunto. La idea es que colabore atendiendo la operatividad del proyecto y los productores pongan los materiales para la impermeabilización de los canales, que va a permitir que sea más eficiente el caudal de agua", expresó Bevilaqcua.

En esta línea, el intendente de Patagones, José Zara, destacó que el aporte de recursos de la provincia para Corfo para el sistema de riego es de un 18% cuando antes era del 30%. En tanto, los productores indican que en el gobierno de Daniel Scioli el Estado provincial redujo del 50% al 30 por ciento los gastos de mantenimiento de los canales. "Es necesario que se vuelva a tener ese recurso para hacer obras de infraestructura. Ahora que hay menos cantidad de agua, va a haber menos producción", alertó.

Corfo tiene jurisdicción sobre 503.419 hectáreas y en este momento solo puede abastecer a un total de 137.565 hectáreas en cinco canales de distribución. "La provincia va a tener que aumentar los porcentajes o van a quedar alrededor de 1500 productores en la calle", aseguró Urritia.

Jonatan Sánchez, jefe de gabinete del Ministerio de Desarrollo Agrario bonaerense, reconoció a LA NACION que en los últimos años el recurso hídrico fue disminuyendo. "Nosotros ahí tenemos un trabajo que viene de más de 40 años. A través de Corfo tenemos una política para impulsar la zona. Es en esto que se viene trabajando para que a partir del recurso hídrico en articulación con los regantes se pueda trabajar mejor", afirmó Sánchez.

"Lo que hacemos es poder avanzar en las políticas de desarrollo de la zona. Hay menos agua a partir de las nevadas en Mendoza. En este momento trabajamos para tomar acciones: conformamos una mesa técnica para abordar esa crisis y trabajar de manera coordinada con los intendentes, Corfo y los productores. Se va a evaluar con insumos y datos, algo que nunca antes se hizo", precisó el funcionario provincial.

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.