De las malezas a los árboles: producción ganadera con alimentos no tradicionales

Hacienda comiendo fardos de flor amarilla
Hacienda comiendo fardos de flor amarilla
Aníbal Fernández Mayer
(0)
19 de abril de 2019  • 09:34

En la Argentina, durante los últimos 20 años, la ganadería bovina, especialmente de carne, se ha localizado en regiones más difíciles para producir por efectos del clima y suelos, que van desde las regiones subhúmedas hasta las subtropicales. Esta reubicación fue producto de varios factores, quizás el más importante fue el avance de la Agricultura.

Entre los alimentos alternativos "no tradicionales" que se pueden encontrar en estas regiones se destacan los pastos naturales, algunas malezas y especies arbóreas. Todos ellos utilizados en la justa proporción pueden conformar una dieta adecuada y permitir adecuadas ganancias de peso o cubrir los requerimientos de mantenimiento (vacas de cría) de manera muy apropiada. La clave es conocer el perfil nutricional de estos alimentos y definir una estrategia de aprovechamiento.

Recientemente, se están realizando algunos trabajos con pastos naturales con resultados muy interesantes utilizando a la paja vizcachera (Stipa ambigua) y pasto puna (Stipa brachychaeta). En general, tienen moderados a altos niveles de fibra. Los niveles de proteína y digestibilidad son bajos a moderados.

No obstante, en la medida que se balanceen las dietas con concentrados energéticos y/o proteicos adecuados o Bloques Multinutricionales (BMN), empleados cualquiera de ellos en forma estratégica y en la proporción adecuada se pueden obtener resultados productivos y económicos muy buenos.

Entre las malezas (o buenezas) que han mostrado resultados muy buenos se destacan la flor amarilla (Diplotaxis tenuifolia), el cardo ruso (Salsola kali), el olivillo (Hialys argentea), entre otros. Además, de árboles (Eucaliptus sp, etcétera) y arbustos (Tithonia diversifolia, etcétera).

Flor amarilla

La flor amarilla tiene dos alcaloides que le confieren un gusto amargo que provoca rechazo en "pastoreo fresco directo". Sin embargo, cuando el forraje es cortado y se orea unas horas, estos alcaloides se pierden y los animales la consumen perfectamente.

La calidad de los rollos o fardos o pasto (cortado y oreado) es entre buena a muy buena. La proteína bruta puede variar entre 8 al 16%, la digestibilidad del 55 al 70%, la fibra entre 45 al 55% y los azúcares solubles del 4 al 13%. Y como la calidad se concentra en las hojas, todo lo que hagamos para evitar perder hojas en el heno mejorará la misma.

Al respecto, vale mencionar un engorde a corral de vaquillonas Angus con fardos de flor amarilla vs rollos de cola de maíz, suplementados ambos con pellets de girasol y grano de maíz. Este trabajo se realizó en el campo de la flia Magadán en Bordenave (partido de Puán, Bs As), con 30 vaquillonas Angus (240 a 295 kg/cabeza, peso inicial y final, respectivamente.) durante 60 días (mayo a junio 2010). Se comparó el rollo de cola (rastrojo) de maíz (RM) vs fardos de flor amarilla (FA). En ambos casos se suplementó con dos kg de grano de maíz + un kg de pellets de girasol Las ganancias fueron: 890 y 905 g/cab./día, para el RM y FA, respectivamente.

Eucaliptus para una experiencia de engorde
Eucaliptus para una experiencia de engorde

Cardo ruso

La planta es erecta y muy ramificada desde la base. Resiste suelos salinos y secos. La calidad de las hojas y tallos entre 5 a 30 cm es excelente. Proteína de 16-21%, digestibilidad de 70-81% y fibra de 45-55%. Luego de los 30 cm, el animal no la come por las espinas.

En este contexto, vale señalar un engorde de vaquillonas con cardo ruso. Luego de un período de acostumbramiento (10-12 días), se utilizaron en Guatraché (La Pampa) 67 vaquillonas Angus de 206,7 y 254,3 kg/cab, de peso inicial y final, respectivamente. Durante 84 días (nov. 2010 a enero 2011), en una superficie de 10 ha y una carga animal de 6.7 vaquillonas/ha. Durante ese período se logró una ganancia de peso y la producción de carne, promedio, de 566 g/vaq./día y 319.2 kg carne/ha, respectivamente.

Olivillo

El olivillo es una maleza de color azulado muy común en la zona de médanos (costa) y regiones semiáridas y áridas. La calidad de los rollos es intermedia: proteína 7-10%, digestibilidad de 50-60%, fibra de 45-65% y azúcares solubles 8-11%.

Bloques multinutricionales (BMN)

Para mejorar el aprovechamiento de los forrajes de baja calidad se puede utilizar los BMN para aumentar las bacterias celulolíticas en rumen, y con ello, se logra una mayor degradabilidad de la fibra, consumo de alimento y, finalmente, mayor producción de carne.

La composición de los BMN: urea (10%) + grano de cereal molido (20%) + subproducto proteico (girasol, soja, etcétera) (30%) + nutriliq o melaza (25%) + sales minerales (5%) + cal (10%).

Existen muchos trabajos con árboles (eucaliptus, sauce, álamo, etcétera) y arbustos con resultados muy buenos, que están disponibles.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.