Impacto del caso Vicentin. Casi un 90% de los productores prevé "financieramente malos tiempos"

Entre las mayores preocupaciones están el caso Vicentín, el endurecimiento de las restricciones cambiarias y los resultados que se esperan de la próxima campaña
Entre las mayores preocupaciones están el caso Vicentín, el endurecimiento de las restricciones cambiarias y los resultados que se esperan de la próxima campaña Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Manera
(0)
7 de julio de 2020  • 12:23

El nivel de confianza de los productores cayó en junio pasado a su mínimo desde que comenzaron las mediciones en octubre de 2018 del Índice Ag Barometer Austral, elaborado por el Centro de Agronegocios y Alimentos de la Universidad Austral. Según el trabajo, los principales motivos de la caída son la preocupación por el caso Vicentín, el aumento en las restricciones cambiarias y las malas perspectivas respecto de los márgenes de la próxima campaña.

El índice de confianza llegó a su punto más bajo, 48 puntos, un año después de tocar su punto máximo en julio de 2019, cuando alcanzó los 137 puntos. Es la primera vez que el Ag Barometer muestra una confianza menor en el futuro que en el presente.

El Índice de Condiciones presentes indica que la oportunidad para realizar inversiones en activos fijos se mantiene en los niveles mínimos del mes de abril (52 vs. 50). Además, el 55% de los productores piensan que hoy están peor financieramente que un año atrás, mientras que apenas 26% piensa que es un buen momento para realizar inversiones.

El Índice de Expectativas Futuras, que busca comprender las percepciones acerca del futuro del sector agropecuario, es "dramáticamente negativo", según el informe, que señala que se nota una caída importante tanto en relación con la medición de abril de este año, como interanualmente respecto a mayo 2019.

Según el informe, casi el 90% de los productores "vislumbra que los próximos 12 meses serán financieramente malos tiempos, a la vez que casi dos tercios de los encuestados ve mayormente malos tiempos para el sector en los próximos 5 años".

La intervención de Vicentín generó preocupación en un 86% de los encuestados. Un 60% manifestó que espera que tenga un impacto negativo en sus negocios porque temen que intervenciones como estas "terminen afectando la dinámica y transparencia del mercado".

A su vez, muchos productores se refirieron a la intervención con expresiones relativas a los "derechos de propiedad y la ruptura del marco jurídico-legal".

Una nube de palabras muestra las expresiones más utilizadas por los productores encuestados al referirse a la intervención de Vicentín
Una nube de palabras muestra las expresiones más utilizadas por los productores encuestados al referirse a la intervención de Vicentín Crédito: Centro de Agronegocios y Alimentos de la Universidad Austral

En tanto, el sondeo indica que más de la mitad de los productores de maíz y soja esperan resultados cercanos al costo de producción para la próxima campaña, cuando el año pasado esos valores habían estado en 22% y 35%, respectivamente. En ambos casos, alrededor del 25% esperan malos resultados. La situación es apenas mejor entre los productores de trigo.

El mayor deterioro se dio en las expectativas de una campaña buena o muy buena para el maíz. Mientras que en la campaña 2019/2020 había un 76% de expectativas positivas, ese número se redujo a 34% para esta campaña. También tuvo el aumento más marcado de expectativas negativas: del 2% al 26%.

El informe señala que las causas de estas pobres expectativas es "un mix de factores", incluidos el cambio en las alícuotas de retenciones, el desdoblamiento cambiario que encarece mucho la dolarización de la liquidez, y las últimas restricciones a la compra de dólares para importación, que impactan en el acceso a insumos.

En ese sentido, el 31% de los 400 productores encuestados, dijo que vio incrementos en los precios de los insumos, mientras que el 20% considera que, aunque los precios se mantuvieron iguales, las condiciones comerciales han empeorado. A la vez, un 26% manifestó que las empresas venden solamente en dólares y han reducido el financiamiento en pesos. Finalmente, un 18 % de los productores planteó falta de disponibilidad en los insumos que compra habitualmente.

Otro punto de tensión es el endurecimiento de las condiciones para acceder al mercado de cambios para cancelar importaciones. Como dice el informe, el sector está "fuertemente dolarizado" y esto significó que estas medidas impactaron en "el precio, la disponibilidad y las condiciones de financiación" del mismo.

El relevamiento Ag Barometer recoge las respuestas de encuestas a 400 productores, cuyo valor bruto de producción es igual o mayor a US$200.000 dólares y es realizada por Map of Agriculture. La muestra es estratificada en base a datos del Indec y Map of Agriculture para que los resultados representen correctamente el universo total. Se cuida que cada actividad tenga una representación en la muestra acorde a su participación en el producto grupo agropecuario.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.