Granos: se declaró en cesación de pagos otro correacopio por la crisis de Vicentín

El comercio de granos está afectado por el default de los correacopios
El comercio de granos está afectado por el default de los correacopios Fuente: Reuters
Germán de los Santos
(0)
7 de febrero de 2020  • 17:31

El desplome financiero de Vicentín generó la caída de otra empresa de correacopio, la firma Guardati Torti SA, que es una de las históricas y más grandes en el rubro, que comunicó de forma oficial a sus clientes haber ingresado en cesación de pagos.

Es la cuarta corredora de granos que entra en default en el último año, un sector que se vio afectado en un primer momento por el reperfilamiento de la economía tras las PASO de agosto y luego por las dificultades financieras que enfrenta Vicentín.

"Debido a múltiples situaciones ajenas a nuestra voluntad, hemos sufrido un impacto de consideración en nuestras finanzas que torna muy difícil el cumplimiento temporáneo de las obligaciones", señala un comunicado firmado por el directorio de la empresa, que lo integra Ángel Torti, protesorero de la Bolsa de Comercio de Rosario.

Guardati Torti es una empresa que tiene sus oficinas en la torre Nordlink, sobre la barranca del Paraná en Rosario, en el mismo edificio donde funciona la corredora BLD, que también cayó en cesación de pagos en setiembre pasado.

Guardati Torti es un peso pesado en el corretaje, con una trayectoria de más de 40 años en el rubro, a partir del cual se expandió a la venta de insumos para el campo y acopio de granos.

"La empresa se encuentra totalmente convencida de que, mediando una reorganización de los pasivos, será absolutamente posible cumplir con nuestros clientes del mismo modo que lo venimos haciendo con rigurosidad desde hace 41 años", señaló la empresa en un comunicado.

Esta mala noticia que transmitió Guardati Torti durante la tarde del jueves se produjo horas después de que ingresara en los tribunales de Rosario un pedido de quiebra contra la empresa Vicentín.

La presentación la realizó la firma Gagliardo Agrícola Ganadera, que tiene su sede central en Pérez, ciudad vecina a Rosario, pero nació en la Patagonia en un rubro distinto como es la construcción y las obras viales. A mediados de los años 70 se trasladaron a la provincia de Santa Fe, donde "fundaron en el año 1978, Obring SA, continuación de Ecovial S.R.L, constructora fundada en la Patagonia", según información institucional de la firma.

El pedido de quiebra se concretó un día después de que corrieran fuertes rumores de que la agroexportadora santafesina iba a recurrir a una convocatoria de acreedores. Este miércoles el directorio de Vicentín insistió que tiene "la firme intención de salir de los problemas financieros actuales mediante un acuerdo con los acreedores en el menor tiempo posible, cualquiera sea la figura jurídica aplicable".

Durante los últimos días se fueron sumando presentaciones en los tribunales de Rosario contra Vicentín. Once empresas, en su mayoría correacopios, entre ellas BLD, que es la más grande, presentaron cautelares para exigir el pago de las deudas que Vicentín tiene con ellos.

Consecuencia

Fuentes del mercado de granos señalaron a LA NACIÓN que el ingreso de Guardati Torti en cesación de pagos es producto de que Vicentín entrara en default el 4 de diciembre, y cortara la cadena de pagos a los correacopios.

Es la cuarta empresa de peso que pisa el terreno de la cesación de pagos en lo que va de este año, en el que el sector se vio afectado de manera drástica por el reperfilamiento de la deuda dispuesto por el presidente Mauricio Macri, ya que las inversiones financieras son parte indisoluble de este negocio desde hace tiempo.

Aunque los protagonistas tienen distinta contextura y rubro, este año el mercado sufrió la caída de referentes importantes, como ocurrió en enero pasado con el default por más de 900 millones de pesos de la firma de corretaje Sebastián Grimaldi.

A fines de agosto, fue Cereales del Sur, del agente de Bolsa Daniel Casanovas, quien se presentó en convocatoria de acreedores luego de que le rebotasen cheques por 50.000.000 de pesos perjudicando a productores principalmente de Salta.

Le siguió el desplome de una de mayor envergadura como BLD que entró en cesación de pagos por unos 6000 millones de pesos, aunque evitó la convocatoria de acreedores con un plan de cambio de acreencias con los 1500 productores a cambio de acciones, algo que lo consiguió en parte, pero no llegó al 60 por ciento, la meta que había impuesto la firma.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.