China hace sentir su ambición en Hollywood

Kathy Chu
Erich Schwartzel
(0)
15 de julio de 2016  

Producida por Legendary Entertainment, ‘Warcraft’ recaudó un récord de US$156 millones en sus primeros cinco días de exhibición en el mercado chino aunque tuvo un desempeño modesto en Estados Unidos y Canadá
Producida por Legendary Entertainment, ‘Warcraft’ recaudó un récord de US$156 millones en sus primeros cinco días de exhibición en el mercado chino aunque tuvo un desempeño modesto en Estados Unidos y Canadá Fuente: AP

La creciente ambición de las empresas chinas para ocupar un lugar en Hollywood ha abierto un nuevo capítulo con la propuesta de Dalian Wanda Group Co. para comprar una participación minoritaria en el tradicional estudio Paramount Pictures y acercarse más a su objetivo de convertirse en una de las empresas dominantes en la industria cinematográfica.

La avalancha de dinero chino no sólo está transformando Hollywood, sino que también está facilitando a las películas occidentales el ingreso al que algún día será el mayor mercado cinematográfico del mundo. El aumento de los consumidores de clase media china —y su demanda de entretenimiento— es considerada un motor clave de las ganancias de los estudios y las cadenas de cines globales.

“Muy pocas empresas extranjeras han descifrado exitosamente el código de Hollywood de forma importante”, asevera Peter Schloss, presidente ejecutivo de Castle Hill Partners, un banco mercantil que asesora a empresas sobre ventas de activos a compradores asiáticos. Schloss dice que los compradores chinos se acercan a este objetivo.

La oferta de Wanda por una participación de 49% en Paramount, un activo que su empresa matriz, Viacom Inc., valora entre US$8.000 millones y US$10.000 millones, es la más reciente de una serie de acuerdos llevados a cabo por el conglomerado de bienes raíces y entretenimiento dirigido por el magnate Wang Jianlin.

Wanda no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

En los últimos años, Wanda ha adquirido la compañía de producción y finanzas Legendary Entertainment y la cadena de cines AMC Entertainment. Esta semana, AMC informó que comprará Odeon & UCI Cinemas, la mayor cadena de salas de cine de Europa.

La incorporación de Odeon & UCI convertirá a AMC en la mayor cadena de cines del mundo y llevará a Wanda más cerca de su meta de controlar 20% de la taquilla global para 2020. Con una cadena de esta envergadura, Wanda sería capaz de ser su propio distribuidor, al exhibir sus películas en sus salas y garantizar estrenos a nivel mundial.

La escala de la cadena de cines también le permitiría controlar la forma en que millones de consumidores ven películas, puesto que las prácticas de Wanda han sido adoptadas gradualmente por competidores de todo el mundo. AMC ha gastado cientos de millones de dólares en la renovación de salas con cómodas sillas reclinables y menús de comida y bebidas más amplios, una estrategia que ha sido copiada por rivales y que AMC planea implementar en las salas de Odeon en Europa.

Los gigantes de internet Alibaba Group Holding Ltd. y Tencent Holdings están entre las compañías chinas que buscan invertir en activos de cine de Hollywood.

“Estamos viendo aviones llenos de ejecutivos de Hollywood que vienen a China en busca de financiación”, señala Schloss. “Es un cambio que está ocurriendo conforme el mundo se vuelve más globalizado”.

El crecimiento de la taquilla en China ha sido alimentado por la acelerada construcción de salas de cine en ciudades de todos los tamaños, muchas de las cuales tienen acceso a un complejo multicines por primera vez. La actividad de construcción sido una bendición para contratistas de teatros como IMAX Corp. y Dolby Laboratories Inc., que han registrado considerables aumentos de los ingresos en sus divisiones chinas.

No obstante, siguen existiendo obstáculos para los estudios de Hollywood que esperan que China se convierta en un generador de ingresos fiable. La mayoría de los estudios se quedan con sólo cerca de 25% de los ingresos de taquilla en China, comparado con 50% en Estados Unidos y otros países occidentales. El gigante asiático también ha mantenido un límite en la cantidad de estrenos de películas extranjeras que permite en el país cada año. La cifra actual es de 34, pero muchos en Hollywood esperan que sea elevada cuando se venzan los actuales contratos el próximo año.

A medida que crece la inversión de China en Hollywood, también lo ha hecho la influencia del país.

Películas como Warcraft y Pacific Rim, ambas de Legendary, han tenido más éxito comercial en China que en EE.UU. Una segunda parte de Pacific Rim ha sido anunciada pese a que la primera parte decepcionó en la taquilla estadounidense.

Actores y productos chinos también aparecen cada vez más en películas producidas por estudios de Hollywood. Por ejemplo, en el filme de ciencia ficción Independence Day: Resurgence —sobre lo que ocurre después de una invasión extraterrestre que mata a miles de millones de personas— los actores beben leche de la marca china Mengniu y usan la aplicación de mensajería instantánea QQ, de Tencent.

“Vemos más y más la intrusión de intereses comerciales chinos en películas occidentales”, dice Christopher Bremble, presidente ejecutivo de Base FX, empresa de efectos especiales con sede en Beijing.

Las alianzas están uniendo a dos culturas que ven la producción de películas con prioridades distintas.

“Debido a la situación especial del mercado de China, preferimos elegir películas ‘con energía positiva’ (...) cuando elegimos invertir en una película, nuestra prioridad es evaluar los riesgos políticos y de política del filme, y luego sus perspectivas comerciales”, afirma Zhou Shixing, director de contenido de Hunan TV & Broadcast Intermediary Co., un importante grupo de medios local que invirtió en una serie de películas con Lions Gate Entertainment Corp.

Lilian Lin contribuyó a este artículo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.