Comenzaron los despidos tras el escándalo de WorldCom

Afectará a 17.000 trabajadores; la empresa operadora de telefonía ordenó asegurar que no se destruyan documentos relevantes
Afectará a 17.000 trabajadores; la empresa operadora de telefonía ordenó asegurar que no se destruyan documentos relevantes
(0)
28 de junio de 2002  • 16:14

NUEVA YORK.- La operadora de telefonía WorldCom comenzó hoy una masiva operación de despido que afectará a un total de 17.000 trabajadores, un día después de que se emitiera una orden para asegurar que no se destruyan documentos relevantes.

Los directivos de la compañía, que esta semana reconoció haber realizado uno de los fraudes contables más grandes en la historia de EE.UU., iniciaron el envío de las comunicaciones de despido que afectará a un porcentaje muy importante de su plantilla total.

El objetivo es ahorrar unos 2000 millones de dólares, ante las pérdidas que los ejecutivos reconocen se producirán como consecuencia del escándalo, así como por el encarecimiento que tendrá la financiación de su deuda de 30.000 millones de dólares.

Asimismo, el presidente ejecutivo de WorldCom, John Sidgmore, envió una carta al presidente de EE.UU., George W. Bush, en la que prometió colaborar con la investigación e intentó distanciarse de los presuntos responsables del fraude contable.

En este sentido, Sidgmore afirmó que la gerencia de su empresa está igualmente "sorprendida e indignada" por las revelaciones, y señaló que está "orgulloso" de que sus propios empleados fueran los que descubrieron las irregularidades y tuvieron el "coraje" de denunciarlo.

Al mismo tiempo, un empleado de la empresa, Judy Wilson, presentó en la Corte de Distrito de Jackson (Misisipi), donde está la sede principal de la compañía, una demanda contra la empresa por la pérdida de valor del fondo de pensiones de la corporación.

En la demanda, Wilson afirma que los directivos incentivaron a los trabajadores a comprar acciones de la empresa, "a pesar del conocimiento que tenían de que era una acción imprudente".

Por otra parte, el Fiscal General del estado de Mississipi, Mike Moore, emitió una orden judicial para asegurar que la antigua auditora de WorldCom, Arthur Andersen, no destruya ningún tipo de documento relacionado con las cuentas de la operadora.

"Estamos decididos a ser extremadamente agresivos en la investigación para llegar al fondo", explicó Moore, quien coordina las investigaciones con la Comisión del Mercado de Valores de Estados Unidos (SEC, siglas en inglés) y otras agencias federales.

Arthur Andersen, que fue encontrada culpable de obstruir a la justicia al destruir documentos en relación con la bancarrota de Enron, fue el auditor de las cuentas de WorldCom hasta mayo pasado, cuando fue sustituida por KPGM, quien descubrió las irregularidades.

La orden también menciona al que era director financiero de la corporación, Scott Sullivan, quien se considera como principal responsable de la manipulación contable, y cuya presencia ha sido requerida también por el Congreso para un audiencia especial.

El diario The New York Times informa hoy de que, según fuentes cercanas a la investigación, no se han encontrado documentos que expliquen cómo se realizaba la manipulación contable, por lo que parece que era algo de dirigía directamente Sullivan.

Los directivos de WorldCom reconocieron esta semana que habían realizado apuntes contables por valor de 3800 millones de dólares durante el último año y medio para mejorar sus resultados y mostrar más beneficios que los reales.

En un comunicado de prensa, el director de WorldCom explicó hoy que la investigación independiente que lleva a cabo sobre las finanzas reales de la telefónica requerirá entre 60 y 90 días, e incluirá un análisis de la actuación del Consejo de Administración.

WorldCom contrató al abogado William McLucas, ex director de la división de supervisión de la SEC, para realizar una auditoría interna y conocer con exactitud la envergadura del escándalo, ya que las cifras dadas hasta ahora son preliminares.

Fuente: EFE

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.