Cuarentena total. Las empresas de fumigación piden estar incluidos dentro de las actividades esenciales

Las empresas de fumigación piden estar incluidos dentro de las actividades esenciales
Las empresas de fumigación piden estar incluidos dentro de las actividades esenciales Crédito: Shutterstock
Belkis Martínez
(0)
27 de marzo de 2020  • 16:02

Con el inicio de la cuarentena obligatoria, el servicio de fumigación y desratización dejó de hacerse tanto en espacios abiertos como cerrados. En el sector, avisan que haber quedado fuera de la lista de actividades exceptuadas para hacer sus trabajos podría tener consecuencias negativas, como la expansión de otros problemas sanitarios, asociadas con la presencia de roedores u otros insectos.

En ese escenario, reclaman al Gobierno que su actividad sea incluida dentro de las consideradas actividades esenciales que están autorizadas a no cumplir el aislamiento.

"A un problema que es enorme como la pandemia por coronavirus, no se le puede sumar un problema más que se puede solucionar con habilitar a las empresas que hacen el servicio de fumigación a realizar sus tareas antes de que la situación se agrave", dijo Gustavo Magda de MV Arquitectos Asociados. Su empresa trabaja, fundamentalmente, con escuelas y oficinas públicas en donde realizan tareas de fumigación y desratización.

A partir del decreto que sacó el presidente Alberto Fernández, las empresas de desinfección no están trabajando porque desconocen en qué rubro se contempla el oficio de control de plagas y consideran que hay un "gris"dentro del decreto que no especifica si ellos están o no dentro de la normativa. En el primer inciso del artículo 6 del DNU, se exceptúa de la cuarentena obligatoria las actividades vinculadas "con la salud", sin embargo, este no describe cada una de las actividades.

Cuarentena total. Las empresas de fumigación piden estar incluidos dentro de las actividades esenciales
Cuarentena total. Las empresas de fumigación piden estar incluidos dentro de las actividades esenciales Crédito: Shutterstock

Según pudo saber LA NACION, en el Gobierno de la Ciudad no contestan las consultas de las empresas dedicadas a la higiene ambiental y las autoridades nacionales tampoco les han dado una solución al problema. En ese marco, "las empresas no salen a hacer los servicios por miedo a las multas".

"En este momento para las empresas de fumigación hay un gris en lo legal. No sabemos si nosotros estamos contemplados en salud o sanidad, pero por ahora estamos respetando y haciendo la cuarentena", dijo Fernando Carril, encargado de Campana Fumigación.

Según contó Carril, en los últimos días, la Unión de Cámaras y Asociaciones de Buenos Aires (UCABA), que nuclea las empresas de fumigación, presentó un documento ante el Ministerio de Salud para que los autoricen "hacer algunos trabajos". Y aunque están atendiendo todos los pedidos vía telefónica, les insisten en que no pueden operar por falta de una autorización oficial.

"Estamos tomando todos los pedidos para cuando se reanuden las operaciones", agregó Carril.

Los especialistas aconsejan hacer los trabajos de desinfecciones una vez por mes para evitar la reproducción de ratas, cucarachas y mosquitos, pero aclaran que generalmente, no se hacen fumigaciones para exterminar los zancudos, ya que lo más recomendable es mantener los recipientes secos.

Qué pasa si no fumigo la casa en un mes

Según advierten los especialistas, las ratas tardan entre 19 y 21 días en reproducirse y, dependiendo del espécimen, pueden llegar a tener entre siete y 19 crías por vez.

En el caso de los mosquitos, después de una lluvia puede convertirse en un animal adulto a los 15 días, y si las condiciones climáticas acompañan, 23° que es la temperatura propicia para que vivan. Además, el ciclo reproductivo se puede acelerar, lo hará que la generación se triplique. La especie aedes aegypti es vector de enfermedades como el dengue, el zika o el chikungunya.

En los casos de las ratas, las especies más comunes son las llamadas comensales o domésticas. En la Ciudad de Buenos Aires los hay de tres tipos: la negra, la laucha urbana y la rata parda. Esta última es más frecuente en ambientes con alta disponibilidad de agua y se los considera vehículos de diversos agentes patógenos capaces de transmitir enfermedades como: hantavirus, tifus, peste, salmonelosis y rabia, entre otras.

La rata doméstica habita en lugares húmedos, es por eso que construye sus madrigueras fuera de las viviendas, especialmente en alcantarillas, desagües como en las costas del Río de la Plata y el Riachuelo. En este subgrupo entra el ratón común o laucha que podemos encontrar dentro o fuera de nuestras casas, en los árboles o en el cableado si no se hacen los trabajados de desratización.

Para las cucarachas recomiendan hacer tareas de fumigación y desinfección una vez por mes, lo que cortaría el ciclo reproductivo de la población. En un lapso de siete días la población de cucharas puede aumentar hasta llegar a 100.

Según el Ministerio de Salud, la fumigación no es suficiente para eliminar el mosquito. La aplicación de insecticidas es una medida destinada a eliminar a los adultos pero no a los huevos y a las larvas. Por lo que su implementación debe ser evaluada por las autoridades sanitarias ya que solo se recomienda en momentos de emergencia, y siempre debe ser acompañada por la eliminación de todos los recipientes que acumulan agua en las casas y espacios públicos.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.