Dólar. El temor devaluatorio no cede y el Banco Central ya colocó futuros por 10% de sus reservas

El BCRA otra vez principal abastecedor de contratos de dólar futuro en la plaza local
El BCRA otra vez principal abastecedor de contratos de dólar futuro en la plaza local Fuente: LA NACION
Javier Blanco
(0)
24 de julio de 2020  • 13:29

El elevado nivel que mantienen las expectativas devaluatorias llevó al Banco Central (BCRA) a incrementar otro 45,1% su posición vendedora en contratos de dólar futuro en la plaza local durante junio, aun cuando, junto a la Comisión Nacional de Valores (CNV), avanzó en una serie de nuevas restricciones a la demanda de divisas por el mercado formal o el de activos financieros con cotización que le habían permitido comprimir algo la brecha cambiaria.

La posición vendedora de la entidad en este mercado de derivados viene en franco aumento desde fines de marzo. A fin de abril ya tenía colocados a contratos por vencer en distintos plazos por el equivalente a US$1653 millones.

Esa actividad la incrementó en mayo, para tratar de normalizar la curva de tasas lo que lo obligó a ser oferente muy activos en los plazos cortos, lo que elevó su posición total vendida a a US$2749 millones (+73,5%) considerando lo colocado a través del Matba/Rofex rosarino, la plaza referencial para ese tipo de operaciones en el país, y del MAE, el mercado creado y más frecuentado por los bancos.

Y se mantuvo muy elevada en junio lo que elevó el total de la posición vendida a US$4162 millones, lo que supone un aumento ya mencionado del 45,1% respecto del mes previo y del 152,1% en relación con la acumulada hasta fin de abril, según pudo establecerse en los últimos días al actualizarse las cifras consolidadas sobre reservas a fin de mes.

Lo llamativo es que la actividad del Banco Central en esa plaza no haya disminuido el mes pasado tomando en cuenta que las medidas restrictivas adoptadas habían logrado voltear en un 9% promedio en el mes los precios de los dólares financieros (MEP y CCL) y acortado la brecha del 80 al 60% en promedio.

En paralelo, la represión a la demanda le había permitido sumar a la posición de reservas US$672 millones, todo un logro considerando que venía de desprenderse de US$1220 millones en el bimestre previo por intervenciones en la plaza cambiaria para mantener bajo control el ritmo de actualización que aplica al tipo de cambio en un rango del 0,1% diario.

"Además de sus intervenciones en el mercado oficial el BCRA estuvo haciendo ventas en el mercado de futuros para tratar de calmar las expectativas de devaluación de cara a lo que resta del año. Los últimos datos muestran que esas intervenciones fueron muy fuertes en mayo con ventas por US$1820 millones y siguieron pero se aplacaron algo en junio con otros US$1295 millones. Los indicadores de julio sugieren que esas ventas siguen siendo importantes este mes", explicó Adrián Yarde Buller, economista del Grupo SBS

Quiénes demandan coberturas

El salto en el monto de operaciones alimentado por el aumento en la demanda de coberturas por parte de empresas e inversores y, en buena medida, un apetito abastecido casi totalmente por las ventas (BCRA) que busca mantener bajo control las tasas implícitas de esos contratos con la inflación esperada. Ese aumento, según el mercado de futuros, que cerró ayer con el contrato a vencer a fin de junio del 2021 a $105, se ubicaría en torno al 50% en los próximos 12 meses.

El analista financiero Salvador Di Stéfano estima que esa exposición escaló ya este mes a US$4380 millones, una frontera que supone otros riesgos. "Es una cifra que ronda ya el 10% de las reservas totales del BCRA, un dato que intranquiliza cada vez más al mercado, estimula más la demanda de coberturas cambiarias y explica la escalada de las últimas semanas del dólar blue, ya que todas las demás vías de acceso están bloqueadas o casi", describe.

Di Stéfano, que es asesor de empresas, explica que buena parte de la demanda está explicada porque empresas que accedieron a los créditos al 24% y, habiendo recompuesto su liquidez, se manejan ahora con excedentes que no pueden colocar en otros instrumentos.

"Los bancos desalientan los plazos fijos mayoristas porque están también muy líquidos y este tipo de empresas que -en muchos casos- tienen que importar insumos o mercaderías que hoy no pueden traer por nuestras trabas o por las restricciones que la oferta global tienen dado el alcance de la pandemia, que buscan aquello que les pueda asegurar la cantidad de pesos que necesiten para comprar dólares el día que puedan hacer esas operaciones", dijo.

Los analistas creen que la presión cambiaria podrá alivianarse si el Gobierno avanza en la reestructuración de su deuda en dólares (tanto la externa como la local) aunque sólo en la medida en que la discusión del presupuesto 2021 muestre racionalidad económica. "Y todo eso debería incluir un plan para encarrilar el desequilibrio monetario", recomienda el economista Federico Furiase, del Estudio Eco/Go.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.