Los analistas ven un "otoño cambiario", en el que el dólar estará controlado hasta junio

La política monetaria, el ingreso de dólares del FMI y la liquidación de divisas del campo son las causas; advierten sobre el "ruido" electoral
La política monetaria, el ingreso de dólares del FMI y la liquidación de divisas del campo son las causas; advierten sobre el "ruido" electoral
La política monetaria, el ingreso de dólares del FMI y la liquidación de divisas del campo son las causas; advierten sobre el "ruido" electoral Crédito: Shutterstock
La política monetaria, el ingreso de dólares del FMI y la liquidación de divisas del campo son las causas; advierten sobre el "ruido" electoral
Julia D'Arrisso
(0)
18 de marzo de 2019  

Después de que el Gobierno anunciara medidas para endurecer la política monetaria , el dólar reaccionó al final de la semana pasada con dos jornadas consecutivas de operaciones a la baja, en un contexto favorable para las monedas de los países emergentes, que también se apreciaron frente a la divisa norteamericana.

Pese a que las medidas oficiales son muy recientes para dar un panorama más allá de lo inmediato, varios analistas consultados por LA NACION aseguran que es momento de dejar atrás el "veranito financiero" y ya visualizan un nuevo escenario, que da lugar a un posible "otoño cambiario".

Primero, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne , comunicó que el Tesoro venderá este año US$9600 millones provenientes, entre otras fuentes, del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para hacerse de pesos para financiar gastos del Estado. Según indicó el titular de la cartera de Hacienda, a partir de abril se realizarán subastas por US$60 millones diarios sobre la base del tipo de cambio oficial de cada fecha.

El pasado jueves, tras conocerse el dato de inflación de febrero (3,8%), el presidente del Banco Central, Guido Sandleris , anunció la nueva estrategia del ente regulador para controlar el tipo de cambio: que la meta de no crecimiento de la base monetaria, inicialmente fijada hasta junio, se extenderá hasta fin de año; que se eliminará el ajuste estacional del 6% de la base monetaria inicialmente establecido para junio -mes de alta demanda de dinero por el cobro de aguinaldos-, y que el piso y el techo de la zona de no intervención cambiaria tendrán en el segundo trimestre un menor ritmo de ajuste. Luego de subir diariamente a una tasa del 2% mensual entre enero y marzo, a partir de abril los límites de esa banda se incrementarán al 1,75% mensual.

Además, el Banco Central continuó la semana pasada con las dos licitaciones diarias de Leliq (letras de liquidez, a través de las cuales establece la llamada tasa de referencia), que convalidaron durante esas jornadas tasas en alza.

El viernes pasado, la tasa de referencia cerró a un promedio de 63,90% en la segunda subasta del día que realizó el Banco Central, mientras que en la primera ese indicador había sido de 63,60%. En promedio, la tasa de referencia del día se ubicó en 63,74 por ciento.

Estas medidas parecen haber funcionado en sus primeros días de prueba. Pero ¿qué se puede esperar de la cotización del dólar en las próximas jornadas? Los especialistas consultados por LA NACION consideraron que la baja de la cotización del dólar de los últimos dos días se explica por varios factores, principalmente por el ajuste de la política monetaria y cambiaria que se definió a partir de los últimos anuncios del Ministerio de Hacienda y el Banco Central.

Si bien esgrimieron que es anticipado hacer previsiones sobre el futuro del dólar, prevén que el ingreso de divisas por el desembolso del FMI y los resultados de la cosecha agrícola en ciernes permitirían controlar la volatilidad hasta junio, cuando se empiece a definir a fondo la batalla electoral.

Combinación de factores

Nicolás Crespo, economista de la consultora Elypsis, expresó que el dólar bajó por una combinación de factores: la fuerte suba de la tasa de interés de las Leliq, el anuncio de Dujovne acerca de la venta de dólares del Tesoro y las medidas anunciadas por Sandleris sobre el programa monetario.

"Sobre la base de esos factores, y de que a la brevedad vamos a contar con un nuevo desembolso del FMI, sumado a la liquidación de las divisas del agro, la presión en el mercado no debería ser al alza", opinó, aunque destacó que "el objetivo del programa monetario no es fijar el precio del dólar, sino evitar saltos de magnitud que aceleren el proceso inflacionario".

Por su parte, Gabriel Caamaño, del Estudio Ledesma, sostuvo que en las últimas jornadas el tipo de cambio se ubicó cerca del piso de la banda de flotación del Banco Central, y la previsión es que se mantenga en ese lugar, "más cerca del piso que del medio". "La duda es cuál es el costo en términos de tasa de interés. Está claro que el Gobierno quiere que el tipo de cambio quede así y está todo dado para que fluctúe más la tasa que el dólar", agregó el economista.

En este sentido, Diego Martínez Burzaco, director de MB inversiones, indicó que los efectos del llamado "torniquete monetario" se harán sentir porque habrá menos pesos en circulación y se endurecerán las tasas, pero alertó a los ahorristas que "no es momento de salir corriendo a invertir en pesos".

Para el especialista, un factor importante a tener en cuenta es el escenario internacional, ya que, en los últimos días, las monedas de los países emergentes se apreciaron frente al dólar. Sin embargo, advirtió que es necesario prestar atención a la próxima reunión de política monetaria de la Reserva Federal de Estados Unidos, en la que se definirá la visión de ese organismo (equivalente al banco central norteamericano) sobre las tasas de interés en ese mercado. "Si la Fed no es tan agresiva [en un eventual nuevo aumento de las tasas], va a ser beneficioso para los países emergentes", dijo Martínez Burzaco.

"Es muy probable que hasta junio el dólar esté relativamente controlado y una vez que se conozcan las candidaturas haya más volatilidad. Dejamos así el veranito financiero y ya pasamos al otoño", graficó el economista.

En coincidencia, Crespo aseveró que "las liquidaciones de la cosecha gruesa se extienden hasta junio, y el desembolso del FMI va a ser importante, con lo que el otoño va a ser tranquilo. Imagino un contexto de mayor volatilidad para fines de junio, con las candidaturas ya definidas, y ahí el mercado puede ponerse más nervioso".

Los mercados, paso a paso

Primero fue el anuncio del ministro Dujovne, sobre la liquidación, a partir de abril, de US$60 millones mediante licitaciones diarias para financiar gastos del Tesoro. En total, el dinero del FMI con ese fin sumará US$9600 millones en el año.El jueves, el BCRA anunció que extiende hasta fin de año la meta de crecimiento cero de la base monetaria, establecida inicialmente hasta junio. Además, indexará los límites de la zona de no intervención cambiaria al 1,75% mensual.Por otra parte, la tasa de interés de referencia (la que paga el BCRA por las Leliq) subió a 63,74%, en promedio. Como resultado, la cotización mayorista del dólar cerró el viernes en $40 y para la venta al público bajó a $41,13.

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.