Subsidios en Vaca Muerta: las siete claves del conflicto entre las petroleras y el Gobierno

El secretario de Energía, Gustavo Lopetegui, informó a las empresas que se acotarán los subsidios que les otorgaban desde marzo de 2017
El secretario de Energía, Gustavo Lopetegui, informó a las empresas que se acotarán los subsidios que les otorgaban desde marzo de 2017 Crédito: Juan Mabromata/AFP
Esteban Lafuente
Sofía Terrile
(0)
30 de enero de 2019  • 18:24

Por lo estratégico de Vaca Muerta en la política energética en la gestión de Mauricio Macri, la decisión de recortar subsidios para las compañías que extraen gas y petróleo no convencional del yacimiento desató la polémica entre las empresas y el Gobierno.

En marzo de 2017, el por entonces Ministerio de Energía decidió darle un impulso al yacimiento no convencional a través del "Programa de Estímulo a las Inversiones en Desarrollos de Producción de Gas Natural proveniente de Reservorios No Convencionales", que subsidiaba a las compañías activas en Vaca Muerta.

La iniciativa permitió incrementar la producción de gas pero, tras la crisis económica de 2018, el Gobierno debió revisar sus cuentas para acelerar el ajuste fiscal y decidió recortar el dinero destinado a este programa. A continuación, las claves para entender el conflicto.

Por qué el Gobierno decidió subsidiar a las empresas en Vaca Muerta

Vaca Muerta, un yacimiento de 35.000 kilómetros cuadrados, concentra el 40% del gas no convencional y el 60% del petróleo no convencional del país. Para extraer estas fuentes energéticas, se utiliza un método por el que se inyecta agua a través de pozos y, de ese modo, el combustible sale a la superficie por presión.

La producción no convencional requiere tecnologías de avanzada. Por eso, su costo de explotación es mayor que las perforaciones tradicionales, que bombean el combustible hacia afuera.

El descubrimiento de Vaca Muerta se confirmó en 2011, y todavía no se conoce con certeza todo su potencial. Cuando el Gobierno decidió subsidiar a las compañías que operan en Vaca Muerta, en marzo de 2017, explicitó la intención de "acelerar el paso de la etapa piloto a la etapa de desarrollo de las concesiones de explotación correspondientes" y de "precisar un horizonte de precios previsibles" para "promover el crecimiento de inversiones" en la zona.

Qué fue la resolución de Aranguren

El entonces ministro de Energía, Juan José Aranguren , decidió entregar subsidios a las empresas que concretaran inversiones e incrementaran su producción. Esa normativa (resolución 46/2017) estableció precios mínimos: si las empresas vendían el gas generado a valores por debajo de esa cifra, el Gobierno compensaría la diferencia con subsidios.

El programa se estableció a un plazo de cuatro años y terminará en 2021. Los precios mínimos son descendentes. En 2018 se estableció en US$7,50 por millón de BTU (la unidad de medida que se toma en la industria del gas), para luego caer a US$7 en 2019, US$6,50 en 2020 y US$6 en 2021.

Juan José Aranguren, el exministro de Energía
Juan José Aranguren, el exministro de Energía Fuente: Archivo

Cómo se aplicó el plan

Tras la firma de la resolución, hubo 16 proyectos presentados para recibir el beneficio fiscal. El Gobierno finalmente aprobó ocho proyectos. Tecpetrol, el brazo petrolero del grupo Techint, y CGC, de Eduardo Eurnekian, son algunas de las firmas que están explotando yacimientos bajo este programa.

Cómo impactó en la producción

El programa concretó su objetivo de estimular las inversiones. Beneficiadas por el subsidio, las empresas aceleraron la producción. Según estimaciones de la Secretaría de Energía, la producción de gas en el país creció un 5% en 2018, con un incremento del 45% en el segmento de no convencionales. Eso permitió una baja del precio y mayor oferta del hidrocarburo en el mercado local. Además de abastecer el consumo interno, hubo excedente que permitió a las empresas exportar gas.

Por qué el Gobierno decidió cambiar

La corrida cambiaria de 2018 pulverizó las proyecciones económicas oficiales. La resolución 46 estableció subsidios dolarizados, cuyo monto en pesos se disparó tras la devaluación.

A su vez, la decisión de acelerar la reducción del déficit y concretar el equilibrio fiscal primario motivó mayores ajustes en el gasto público, y la iniciativa también incluyó los subsidios a Vaca Muerta. Inicialmente, el plan iba a demandar alrededor de US$1300 millones, pero la revisión de números impulsada por Nicolás Dujovne limitó a US$700 millones el dinero asignado. Ese recorte forzó al Gobierno a reacomodar sus planes.

El secretario de Energía, Gustavo Lopetegui, se reunió con representantes de las empresas que explotan yacimientos en Vaca Muerta.
El secretario de Energía, Gustavo Lopetegui, se reunió con representantes de las empresas que explotan yacimientos en Vaca Muerta. Crédito: Ministerio de Hacienda

Cuáles son las modificaciones anunciadas

El secretario de Energía, Gustavo Lopetegui , informó a las empresas que mantendrá los montos mínimos establecidos en la resolución 46, pero acotó su aplicación únicamente a los volúmenes de producción proyectados por las empresas al momento de presentar sus estimaciones, y no por el total que generan sus yacimientos.

Ese es el foco actual del conflicto con Tecpetrol. La empresa del grupo Techint estimó una producción anual de 8,5 millones de metros cúbicos por día por su operación en el yacimiento Fortín de Piedra, pero actualmente su actividad genera 17,5 millones de metros cúbicos diarios. El cambio planteado por el Gobierno representa un menor ingreso por subsidios.

Qué puede pasar con el conflicto

Las empresas beneficiarias del subsidio ya comenzaron a mostrar su descontento. En un comunicado, Techint manifestó que la decisión "impacta negativamente el flujo de fondos" de la compañía y que los asesores legales de la empresa "no encuentran sustento jurídico" al criterio adoptado. Advirtió que la firma está "analizando los cursos de acción a seguir".

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.