El negocio del talento. Qué cambios se le van a hacer a la ley del macrismo

Se aprobó un dictamen para modificar a la norma que había sido aprobada y reglamentada el año pasado
Se aprobó un dictamen para modificar a la norma que había sido aprobada y reglamentada el año pasado
(0)
20 de mayo de 2020  • 17:02

El proyecto de ley de Economía del Conocimiento recibió ayer dictamen unánime en el marco de un plenario de comisiones de la Cámara de Diputados y quedó en condiciones de ser debatido en el recinto de la Cámara baja en la próxima sesión del cuerpo, que se realizaría el jueves.

La iniciativa busca reemplazar a la ley 27.506 aprobada y reglamentada durante el fin de la gestión de Mauricio Macri y suspendida por el gobierno de Alberto Fernández en enero pasado.

Entre los principales cambios, con respecto a la ley anterior, la nueva versión adecua los beneficios impositivos de acuerdo con el tamaño de la empresa, excluye al autodesarrollo como actividad promovida y no contiene la cláusula de estabilidad fiscal por 10 años para las empresas, sino que se garantiza sólo por el cumplimiento de las exigencias mientras dure la promoción.

Estos son los puntos salientes del dictamen aprobado:

-Para inscribirse en el régimen deberán acreditar el 70% de su facturación total en actividades promovidas de manera intensiva y generar valor de acuerdo con lo que se establezca en la reglamentación

-Además, deberán cumplir dos de los tres requisitos exigidos, a saber: mejoras en la calidad de sus productos, servicios; acreditar actividades de capacitación; realizar investigación y desarrollo.

-Para mantener los beneficios que otorga el régimen las empresas deberán acreditar cada dos años que continúan cumpliendo con las exigencias de las actividades promovidas.

- El autodesarrollo queda excluido como actividad promovida. Se entiende por autodesarrollo el realizado por una persona jurídica para uso propio o para empresas vinculadas, societaria y/o económicamente, y en todos los casos revistiendo el carácter de usuario final.

- Las microempresas de menos de tres años que no acreditan la facturación pertinente para acceder al régimen deben cumplir con al menos dos de los tres requisitos exigidos para ingresar a él.

- A partir del segundo año de vigencia del régimen y en relación con el otorgamiento de los bonos de crédito fiscal se podrá fijar un cupo fiscal cuyos criterios los establecerá la autoridad de aplicación

- En cuanto a las contribuciones patronales los beneficiarios podrán convertir en un bono de crédito fiscal transferible por única vez el 70% de las contribuciones patronales que hayan pagado a los sistemas de seguridad social.

Las exigencias para ingresar al régimen que se imponen a cada tipo de organización definidas como micro, pequeñas y medianas y grandes empresas, varían de acuerdo con el tamaño.

Consultado por LA NACION , el titular de Argercon, Luis Galeazzi, se mostró conforme con el dictamen, ya que se incluyó una cláusula por la cual, mientras dure el aislamiento preventivo, las empresas podrán inscribirse al registro de beneficiarios del régimen y acreditar más adelante el cumplimiento de los requisitos adicionales.

"En las condiciones actuales, estos requisitos por la anormalidad del mercado no pueden cumplirse por lo tanto esta cláusula transitoria posibilita que las empresas se incorporen al régimen y que solo sean obligadas a cumplir los requisitos una vez terminada la pandemia. Esto se aplica para las empresas que no han despedido personal y que tengan autorización del comité consultivo. Con lo cual yo creo que es una interesante posibilidad para que, en este período de recesión, se libere el sistema de promoción de esta ley y se dé un espacio de tiempo a las empresas para que cumplan los requisitos más tarde", opinó.

En tanto, desde la Cámara de la Industria Argentina del Software ( Cessi ) dijeron que "la Ley de Economía del Conocimiento continuará impulsando y fomentando la competitividad, exportaciones, apertura de nuevos mercados y generación de empleo de todas empresas del sector: startups, pymes y grandes compañías".

" Creemos que hoy más que nunca, en un mundo transformado por la digitalización, la promulgación y reglamentación de esta ley es vital. Necesitamos que Argentina sea la base de una industria mundial de software y la ley es fundamental para ese objetivo", afirmaron.

Por último, señalaron que "en estos duros momentos, el desarrollo de software ha sido fundamental e indispensable para el funcionamiento transversal de muchas otras disciplinas, como lo fue con la aplicación CuidAR Covid-19, un caso más que demuestra lo importante, pujante y extraordinaria que es nuestra industria, ya que, en menos de un mes, se logró producir software de calidad y performance".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.