El acuerdo entre FCA y Renault, con un incierto impacto en el país

El director de FCA, John Elkann (en el centro), le da la mano al primer ministro italiano, Mario Monti
El director de FCA, John Elkann (en el centro), le da la mano al primer ministro italiano, Mario Monti Fuente: AP
El Gobierno, FCA y analistas creen que podrían compartir autopartistas y plataformas y mejorar su competitividad si logran una mayor complementariedad
Francisco Jueguen
(0)
28 de mayo de 2019  

"No se cerrarán plantas como resultado de la combinación", se escribió ayer en un muy pulido comunicado publicado en Londres. Fue como si se conocieran los primeros miedos que la megafusión entre Fiat Chrysler Automobile (FCA) y el Grupo Renault a nivel global provocaría en medio de una transformación de la industria automotriz a un sector de servicios vinculados a la movilidad. A eso se suma, en la Argentina, la recesión.

Sin embargo, el gobierno argentino, FCA -Renault prefirió no opinar- y algunos analistas creen que una posible unión entre ambas firmas será beneficiosa para la Argentina, pese a que todo parece hoy demasiado preliminar (el trámite legal de la fusión podría demorar un año) y a que el país no solo es un mercado poco pujante, sino de baja significación a nivel planetario.

Más allá del optimismo, en el sector ya plantean dudas sobre los principales proyectos locales del nuevo grupo: el Cronos, que fabrica FCA en la planta de Ferreyra y la Alaskan; la pick-up que Renault iba a empezar a fabricar meses atrás en Santa Isabel. Con relación al primero, en la industria remarcan que los sedanes de gama media (los chicos los fabrica Brasil) están perdiendo atractivo en el mercado frente a las SUV. Esa fue la justificación de Ford para, por caso, dejar de fabricar el Focus en Pacheco. Por otro lado, la demanda brasileña para esa exportación hoy es baja. Con relación a las pick-ups, en la planta de la francesa se apostaba a uno de los grandes proyectos automotrices argentinos: la Frontier, la Alaskan y la Clase X. Allí ya se registró la primera decepción. Mercedes-Benz dijo que no haría su "chata" en Córdoba, lo que planteó dudas sobre el proyecto de Renault. "El proyecto sigue en pie. Se está analizando el mejor momento para su producción y lanzamiento", dijeron ayer desde Renault.

Los utilitarios y las SUV parecen ser las opciones más rentables a futuro, más aún en un país con significativos problemas de competitividad. "No hay que mirar qué están haciendo esas empresas hoy, sino qué proyectos tienen en carpeta a futuro. Porque esas son inversiones por lo menos a seis años. La pick-up está parada y no parece haber SUV en camino. Menos en este contexto local", cuestionaron en el sector.

"Es una muy buena noticia", dijo a LA NACION Cristiano Rattazzi , presidente de FCA Argentina, sobre la fusión que posicionaría a este nuevo grupo (un 50% de Renault y otro 50% de FCA) como el tercer jugador mundial con ventas de 8,7 millones de vehículos anuales.

"Nos convertiríamos en el primer grupo de la Argentina. Estamos en caminos muy complementarios. Ellos hacen las pick-ups; las tendrían que hacer, y nosotros el Cronos, que se puede exportar a Brasil. Este acuerdo sería muy bueno para la Argentina", dijo Rattazzi, que subrayó el párrafo en el comunicado global sobre la decisión de no cerrar fábricas en ningún país.

En la Argentina, FCA solo produce el Fiat Cronos. "La planta es de última generación gracias a las inversiones de US$500 millones hechas entre 2017 y 2018", recordaron. Pero FCA es mucho más importante en Brasil, donde tiene tres plantas (Betim y Goiana) para autos) y dos de motores (Betim y Campo Largo). En ese país, tiene 27.000 trabajadores. En la Argentina son solo 2500 empleados.

Renault Argentina tiene 3000 empleados y fabrica en Santa Isabel los modelos Sandero, Stepway, Logan, Kangoo y Nissan Frontier. El mercado brasileño es actualmente para Renault muy pequeño.

"Hay que ver bien los términos. Si se van a aliar para plataformas y van a tener modelos exclusivos. Pueden tener plataformas y autopartistas comunes, lo que las haría ganar en volumen y, por lo tanto, en competitividad. Esto los podría hacer más eficientes", dio como primera impresión un encumbrado funcionario oficial, que señaló además que esto no requeriría, en principio, una aprobación de Defensa de la Competencia en el país.

"Es muy lejana aún la posibilidad de un acuerdo, así que imaginarse el impacto en un país lejano como la Argentina es precipitado. Es más, no creo que sea de las regiones donde más impacto haya", dijo un analista del sector, que afirmó que cree que Renault buscará vender más productos en Norteamérica, y FCA, probablemente en Asia.

"Lo que sí puede ocurrir en el futuro es que ambas empresas comiencen a tener un desarrollo más complementario para el Mercosur. Hoy no lo son. Sin embargo, es probable que el mayor impacto sea en Brasil, adonde se fueron las inversiones más importantes", dijo.

Ayer, FCA presentó una propuesta para una fusión "transformadora" con el Grupo Renault con el objetivo de "crear primariamente un grupo automotor global".

"La compañía fusionada sería un líder mundial en la tan cambiante industria automotriz, con una posición sólida en tecnologías de transformación, incluidas la electrificación y la conducción autónoma", se agregó. De aprobarse, sumaría 5000 millones de euros a la alianza ya existente entre FCA con Nissan y Mitsubishi, calcularon.

Las cifras de cada uno

FCA

  • Empleados: 2500 - Son los trabajadores en la planta de Fiat en Ferreyra
  • Ventas: 16.496 - Son los vehículos marca Fiat vendidos este año
  • Participación: 9,5% - Es el porcentaje de mercado que suma la marca italiana

Renault

  • Empleados: 3000 - Son los empleados de la francesa en Santa Isabel
  • Ventas: 26.408 - Es el acumulado de unidades vendidas en el país
  • Participación: 15,2% - Es la participación en 2019; es el segundo jugador

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.