Pese a la sequía, el Gobierno mejoró la expectativa de crecimiento a 3% para este año