El Gobierno apuesta también a becas y subsidios para reactivar la economía

Los planes sociales son claves para ganar votos
Los planes sociales son claves para ganar votos Fuente: Archivo
Busca impulsar una recuperación del poder de compra de los consumidores, apuntando al voto en el conurbano bonaerense
Jaime Rosemberg
(0)
29 de julio de 2019  

Subsidios en los servicios públicos para los clubes. Becas para alumnos de las escuelas. Créditos y facilidades para jubilados. La batería de medidas se despliega, desde hace semanas y en la previa de las PASO, en los distritos calientes del territorio nacional, allí donde la clase media baja sufre los coletazos de una crisis que obliga a postergar gastos y a ajustarse el cinturón.

Con epicentro en el conurbano bonaerense, pero con ramificaciones hacia otros territorios claves, el gobierno de Mauricio Macri y el de María Eugenia Vidal pusieron la mira en mejorar la situación de aquellos que, como reza una publicidad del opositor Frente de Todos, dejaron de "hacer el asado" tradicional por obra y gracia del combo de inflación con recesión.

En las reuniones con los intendentes que van por su reelección y candidatos a jefes comunales donde gobierna el kirchnerismo hay conciencia sobre la necesidad de apuntar hacia los perjudicados por la economía para mejorar las chances de retener la provincia (y con ella, la Nación).

"Sabemos que hay un porcentaje de desencantados de clase media baja, desilusionados de nosotros porque nos equivocamos y también del kirchnerismo", afirmó uno de los participantes de esas reuniones, que agrupan a las 40 intendencias más importantes de la provincia y que coordina el intendente de Vicente López, Jorge Macri. Trabajadores estatales, entre ellos docentes y judiciales, y los jubilados forman parte de ese universo al que se intenta seducir para que tengan "más plata en el bolsillo" a la hora de votar.

Desde el comando electoral nacional coinciden en que esos desencantados "son más en los territorios que gobierna la oposición", como varios de los que componen la tercera sección electoral. Pero de todos modos, y como ningún voto sobra, la estrategia ya se puso en marcha en las intendencias Pro del conurbano. Macri, por ejemplo, congeló el costo de las patentes de automóviles y repartió más de $180 millones entre becas para alumnos de escuelas (que reparte cada institución), subsidios para jubilados y otros planes en los barrios desfavorecidos de su municipio. Ramiro Tagliaferro, de Morón, puso en marcha una aplicación para incentivar compras en almacenes barriales a precios más bajos. Además, con los impuestos especiales que cobra a bancos y bingos ayudó a solventar gastos de mantenimiento a clubes barriales. Y Néstor Grindetti, de Lanús, implementó un sistema para compras en centros comerciales y acentuó la promoción de ferias barriales. "Hasta pusimos payasos para los chicos en los shoppings, así la gente se siente mejor en la calle", se sinceró otro jefe comunal con pragmatismo militante.

La estrategia "micro" se complementa con la oleada de créditos que desde abril otorga la Anses a jubilados y beneficiarios de planes sociales de todo el país. Hasta la semana pasada, según informaron en la entidad a LA NACION, se habían entregado 2.678.913 créditos, de los cuales casi la mitad se reparte entre jubilados (674.000) y beneficiarios de asignaciones familiares (más de 500.000). La otra mitad llegó a beneficiarios de planes sociales, integrantes de los sectores menos favorecidos de la sociedad.

Obra pública

En la ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta cree que la oleada de obras públicas inauguradas en el último mes "es lo mejor que podemos hacer" para conquistar a los enojados, más allá de que en sus recorridas y charlas el jefe de gobierno porteño pondrá énfasis en los todavía postergados barrios del sur de la ciudad, como Lugano, Pompeya, Barracas o Villa Soldati.

Dos de los responsables del armado del oficialismo afirman que este grupo está incluido en varios de los 30 segmentos a los que se dirige la campaña vía redes sociales y WhatsApp, lanzado desde la sede partidaria de Balcarce al 400 y con alcance nacional. "La campaña de ellos [por el kirchnerismo] es muy de nicho, no sé qué tan efectiva puede llegar a ser", se sinceró uno de los integrantes de la cúpula de Pro. "A lo mejor a aquel que le cuesta hacer asado todos los domingos le llegaste con la cloaca y el asfalto, le mejoraste la escuela de los pibes. Nadie vota solamente por si come más o menos asado", relativizan en el búnker nacional de Pro, esperanzados en que la batería de medidas (las pasadas y las actuales) alcancen para orientar el voto hacia las orillas de Juntos por el Cambio.

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.