Coronavirus: Estaciones de servicio dicen que cayó 80% la venta de combustibles

Las estaciones de servicio molestas con el decreto de Alberto Fernández

02:11
Video
(0)
2 de abril de 2020  

Si bien las estaciones de servicio son uno de los pocos comercios que siguen abiertos en el marco del aislamiento obligatorio , las ventas de los últimas semanas apenas superan el 10% de las registradas en condiciones regulares. En este marco, las cámaras del sector agrupadas en Expendedores Unidos les pidieron a las distribuidoras que les autoricen el pago en cuotas, lo que les daría "oxígeno" para seguir funcionando.

"A pesar de que las estaciones de servicio están abiertas y con guardias, el consumo de combustibles líquidos y de gas bajó entre el 80% y el 90%", afirmó a LA NACION Pedro González, titular de la Cámara de Expendedores de GNC . "En el caso del GNC, estamos con entre un 10% y un 15% de la actividad habitual, lo que significa que no circulan más de 60 autos por día", agregó.

Desde que se decretó el aislamiento, el consumo de combustibles quedó acotado a las pocas excepciones para la circulación que contempla la norma, de modo que solo ingresan a las estaciones vehículos de transporte de mercaderías, personal de las fuerzas de seguridad, bomberos, ambulancias y unos pocos autos particulares.

En este escenario, Expendedores Unidos -que representa a 4800 estaciones de servicio de todo el país- planteó pagar las facturas de marzo y abril en 12 cuotas. De este modo tendrían "oxígeno" para pasar el momento y no dejar de pagar salarios, insumos básicos y proveedores más pequeños. Es decir, no cortar la cadena de pagos más elemental.

"Nuestro trabajo fue relativamente normal la mitad de marzo, por lo que se pudo destinar el dinero facturado al pago de salarios y lo básico. El problema para las estaciones empieza ahora, en abril", apuntó González, que se ilusionó con que en mayo la actividad vuelva a su ritmo habitual. Según explicó, más allá de que se venda poco combustible o gas, las estaciones tienen compromisos fijos con las distribuidoras.

González sostuvo que también se les pidió pagar en cuotas a las distribuidoras eléctricas, dado que las estaciones de GNC tienen un consumo muy alto de electricidad. "El gasto mensual en energía eléctrica de una estación de gas es de entre $250.000 y $300.000", detalló.

González dijo que la entidad también les hizo llegar el pedido de ayuda que les permitiría seguir operando a "todos los organismos de gobierno y a los entes reguladores".

Los estacioneros emitieron un comunicado en el que se mostraron "preocupados" por la "inacción del Gobierno para asistir a una actividad 'considerada esencial' que en este marco no llega ni a cubrir los costos operativos mínimos".

En el comunicado, Expendedores Unidos cuestionó que se excluya al sector de los beneficios para empleadores y trabajadores incluidos en el programa de asistencia decretado ayer, como la posibilidad de percibir seguros de desempleo y reducir las cargas patronales.

"Necesitamos un gesto del Gobierno. No es que estemos 'ganando menos', sino que ni siquiera vamos a poder sostenernos como actividad", sostuvo Gabriel Bornoroni, presidente de Cecha.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.