Estados Unidos urgió a la Argentina a implementar rápidamente los acuerdos con los holdouts

Jack Lew, secretario del Tesoro de Estados Unidos
Jack Lew, secretario del Tesoro de Estados Unidos Fuente: Archivo
El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Jack Lew, llamó al ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay, para pedirle celeridad; Lew elogió la aprobación en el Congreso de la ley Cerrojo y de Pago Soberano
Rafael Mathus Ruiz
(0)
6 de abril de 2016  • 20:30

NUEVA YORK.- El gobierno federal de Estados Unidos urgió al gobierno nacional a implementar "lo más rápido posible" los acuerdos por la deuda sellados con los holdouts.

El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Jack Lew, llamó por teléfono al ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay , a quien "urgió [a] seguir tomando las medidas necesarias para implementar plenamente, y lo más rápido posible, los acuerdos que en principio la Argentina ha alcanzado con la mayoría de sus tenedores de bonos no aceptantes", según un comunicado del Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

La llamada de Lew llegó un día después de que Prat-Gay reconociera en un seminario sobre la Argentina organizado por la agencia Bloomberg en Buenos Aires que el Gobierno no llegará a concretar el pago de US$ 4653 millones el 14 de abril, la fecha acordada con los fondos "buitres" NML, Aurelius Capital, Blue Angel y Olifant, líderes de la ofensiva judicial contra la Argentina, y los principales acreedores del país.

Con el acuerdo pactado con Red Pines y Spinnaker, el Gobierno se comprometió a pagarles US$ 8250 millones a los holdouts que han aceptado la oferta pública, según cálculos oficiales

El Congreso ha supeditado el pago de ése y el resto de los acuerdos con los holdouts a una decisión favorable de la Corte de Apelaciones del Segundo Circuito sobre las medidas cautelares dictadas por el juez Thomas Griesa que han impedido los pagos a los bonistas de los canjes de 2005 y 2010.

Esa decisión llegará, recién, luego de una audiencia prevista para el 13 de abril. Además, Prat-Gay indicó que el Gobierno también esperará el fallo del tribunal para salir a colocar deuda en el mercado y obtener los fondos para pagarle a los bonistas.

Ante ese escenario, el jefe del Palacio de Hacienda dijo que la decisión de extender el plazo para el pago depende de los fondos "buitres". Los fondos pueden aniquilar el acuerdo si no reciben un giro de la Argentina antes del mediodía del 14 de abril, hora de Nueva York.

"Es su opción quedarse dentro del acuerdo o dejar el acuerdo. Es su opción, no hay nada que podamos hacer", dijo el ministro.

Con todo, Prat-Gay se mostró confiado en que los fondos, que se han mostrado permeables a una extensión y han litigado durante más de una década con la Argentina, sostendrán el acuerdo firmado a fines de febrero.

La llamada telefónica entre Lew y Prat-Gay se conoció poco luego de que el Special Master, Daniel Pollack, anunciara la firma de un nuevo acuerdo en principios entre la Argentina y dos del grupo de acreedores "me too", Red Pines y Spinnaker, que aceptaron la oferta oficial del Gobierno y cobrarán US$ 250 millones, equivalente al 150% del capital de sus bonos en default.

Pollack indicó que el acuerdo se concretará si la Corte de Apelaciones afirma la orden de Griesa que liquida las medidas cautelares que impiden los pagos de la deuda, una de las condiciones contempladas en los otros acuerdos firmados por el Gobierno. Red Pines y Spinnaker aceptaron desistir de su oposición a esa orden, y, ahora, con el acuerdo firmado, pasaron a respaldar la decisión del juez.

El acuerdo de principios con los holdouts contempla como provisión la derogación de la ley cerrojo y la ley de pago soberano, dos condiciones que el Gobierno ya cumplió

Con el acuerdo pactado con Red Pines y Spinnaker, el Gobierno ya se comprometió a pagarles US$ 8250 millones a los holdouts que han aceptado la oferta pública, según cálculos oficiales. Esa cifra incluye al grupo de bonistas que lidera el italiano Nicola Stock, el primero con el cual el gobierno de Mauricio Macri alcanzó un entendimiento.

Al igual que el resto de los acuerdos cerrados por el Gobierno, el "acuerdo de principios" sellado con Red Pines y Spinnaker contempla como provisión la derogación de la ley cerrojo y la ley de pago soberano, dos condiciones que el Gobierno ya cumplió. Lew elogió la aprobación del Congreso de los acuerdos.

Ahora, lo único que resta para concretar los pagos es la decisión de la Corte de Apelaciones del Segundo Circuito, donde el próximo miércoles se realizará la audiencia en la cual tres jueces del tribunal escucharán los argumentos de la Argentina y los holdouts a favor y en contra de la continuidad de las medidas cautelares, el instrumento legal que forzó la negociación por la deuda.

Prat-Gay estará un día antes en Nueva York, en una visita previa a su viaje a Washington para la reunión de primavera del Fondo Monetario Internacional. No concurrirá a la audiencia. Una vez en Washington, el jefe del Palacio de Hacienda tendrá otra oportunidad para hablar con Lew, esta vez, cara a cara.

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.