Pandemia, actividad y ruidos políticos marcan la agenda global de los mercados

Sabrina Corujo
(0)
26 de julio de 2020  • 00:00

Esta semana obligará a moverse entre la evolución del Covid-19, los datos de la economía, el escenario político y los estímulos fiscales. Son todos temas que tendrán su pie tanto en lo local como en lo externo y que darán señales que impactarán en el movimiento de los mercados que, en lo doméstico, se apoyan en las posibilidades de éxito de la reestructuración de la deuda y, en lo internacional, muestran signos de fatiga, algo que es totalmente lógico, dado el momento que vive el planeta.

Deuda: se está mal, pero existe un camino

En la semana entrante llegará la fecha de un nuevo deadline para el canje de deuda, aunque muy probablemente se vuelva a prorrogar unas semanas más, en el marco de nuevas negociaciones. ¿Cómo está la situación hoy?

El Gobierno tiene una nueva oferta, mientras que los tres principales grupos de acreedores se unieron (por primera vez) y presentaron una contraoferta. La diferencia económica es realmente baja -de unos US$3/3,5- y eso se suma a algunos pedidos de cambio en la estructura legal. Lo que puede llevar hoy de un acuerdo parcial a una reestructuración exitosa es cerrar en un punto "intermedio" con estos tres grupos. ¿Por qué? Porque tendrían más de un tercio de los bonos hoy elegibles dentro del canje. ¿Cómo se consigue ese punto intermedio? En primer lugar, cediendo en las condiciones legales que buscan los acreedores; según los últimos trascendidos, Martín Guzmán estaría dispuesto. También podría lograrse un acercamiento por otras vías; una sería mejorar el cupón promedio. ¿De qué depende llegar a un acuerdo? De una decisión política, ya que la "pelota" está del lado del Gobierno. Llegado a este punto, no ceder en lo financiero claramente no encontraría racionalidad económica. Mucho menos, en la actual coyuntura.

Tensiones políticas en el plano global

Los mercados internaciones se mantienen bajo presión por diferentes cuestiones. Por un lado, los contagios de Covid-19 se han acelerado en algunos países, lo que no deja de "meter" ruido a las expectativas de recuperación económica. Incluso, eso se mezcla con los análisis cada vez más coincidentes de cómo será la "nueva" normalidad, y en particular, con la visión de cómo se afectará el comportamiento de los consumidores -en principio, de forma negativa-.

Por otro lado, y con eje en Estados Unidos, las tensiones políticas se incrementan en lo interno y en lo externo. La "guerra" con China esta vez no pasa por lo comercial, sino que apunta a lo diplomático. Cierres de consulados, denuncias de "robo" de propiedad intelectual e información privada de los ciudadanos, etcétera. Una "jugada" que también tiene su pata en las elecciones americanas de noviembre. Trump puede verse empujado a buscar "adrede" un enfrentamiento con China, en su búsqueda de recuperar a los votantes republicanos perdidos. Hoy las encuestas lo muestran entre 7-10 puntos debajo de Biden. O en su defecto, eso lo hace buscar que el tema político vuelva a ser protagonista y "opaque" el avance de la pandemia en su país.

La discusión sobre nuevos estímulos ganará protagonismo

No será una semana más en los mercados internacionales, en el actual escenario de sensibilidad en el que se opera. De hecho, no solo vuelve a ser un punto a monitorear la evolución del virus y su movilidad, sino que la mira también estará puesta en la posibilidad de nuevos estímulos. En Europa costó, pero recientemente se aprobó el Fondo de Reconstrucción, mientras que esta semana avanzaría en el Congreso de Estados Unidos un acuerdo para aprobar un paquete de estímulos porUS$1000 billones, o incluso más, considerando que el programa de beneficios por desempleo vence a fines de mes, en un contexto en el que no se vislumbra que venga una recuperación económica rápida. Por otra parte, la agenda económica tendrá fuertes datos.

En lo monetario, una nueva reunión de la tasa de la Fed. No se cree igualmente que haya grandes novedades, sino que se repetirá el enfoque de "lo que sea necesario" para ayudar a la economía a superar el shock, como garantizar el funcionamiento correcto de los mercados. Adicionalmente a esto, se conocerán datos relevantes de actividad económica, que servirán para poner en una mejor perspectiva de cuál es el ritmo de la recuperación en proceso.

Dónde están los mercados y hacia dónde se dirigen

El mercado local cerró una buena semana, impulsado por las expectativas respecto del canje, que llevó a los bonos a subas de hasta 5% según la duration del título, y a una recuperación de las paridades promedio hasta máximos de 45%. El mismo sentimiento empujó al Merval que, en dólares, recuperó la zona superior a los 400 puntos, con un avance de 8% en la semana y de hasta cerca de 20% en el mes. Esto, en un marco en el que, idealmente, debería recuperar hasta la zona de 500/550 puntos, por lo menos.

En cuanto a los mercados externos, fue una semana de cierta debilidad. Se observa una fatiga en la recuperación, que venía apoyada sobre sectores puntuales. La temporada de balances es un driver claro en este punto. Aunque, en principio, estaría presentándose mejor a lo esperado. Como referencia, el S&P500 presenta una suba de cerca de 50% desde los mínimos de marzo, y se encuentra arriba de los 3100/3200 puntos -cerca de los máximos de febrero, de 3400 puntos-. La volatilidad se mantiene por debajo de 30% y aporta cierta tranquilidad. No obstante, la probabilidad de una corrección es alta. Lo ideal sería que respete la zona de 3120 o, en su defecto, la Media Móvil de 200 ruedas (3030 puntos).

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.