General Motors cerrará cinco plantas en el mundo en 2019

Hará una reestructuración mundial para ahorrar US$6000 millones; la sede argentina no se verá afectada
Hará una reestructuración mundial para ahorrar US$6000 millones; la sede argentina no se verá afectada Fuente: Archivo
(0)
27 de noviembre de 2018  

General Motors (GM), la empresa automotriz que comercializa Chevrolet, entre otras marcas, anunció ayer que recortará alrededor de 14.000 puestos de trabajo como parte de una gran reestructuración para ahorrar US$6000 millones al cabo de 2020, con el fin de adaptarse a las "condiciones cambiantes del mercado".

En concreto, cerrará tres de sus plantas de ensamblaje: dos en Estados Unidos (Detroit-Hamtramck, en Detroit, Michigan, y Lordstown, en Warren, Ohio) y una en Canadá (Oshawa, en Ontario). "Además del cierre anunciado previamente de una planta en Gunsan, Corea, GM cesará las operaciones de dos plantas adicionales fuera de Norteamérica a finales de 2019", indicó un comunicado de la compañía, que busca "priorizar futuras inversiones" para su próxima generación de vehículos eléctricos y autónomos.

Los recortes, sin embargo, no afectarán a la sede argentina, donde la empresa ratificó sus "compromisos de inversión en la región", que incluyen un desembolso de US$500 millones hasta 2020 para el desarrollo de un nuevo modelo global que se producirá en las cercanías de la ciudad de Rosario, indicó Télam.

"Las acciones que estamos tomando hoy continúan nuestra transformación para ser ágiles, resilientes y rentables, al tiempo que nos dan flexibilidad para futuras inversiones", dijo en el comunicado la directora ejecutiva de la firma, Mary Barra.

El presidente estadounidense, Donald Trump, que busca impulsar el sector industrial para elevar el crecimiento económico, dijo estar "disgustado" ante la noticia.

El anuncio cae como un balde de agua fría para la administración de Trump, que se jacta de fortalecer la base manufacturera del país y de proteger los empleos estadounidenses. En ese sentido, Trump ha renegociado el antiguo acuerdo de libre comercio con Canadá y México, específicamente para favorecer al sector automotor estadounidense.

Por su parte, el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, se mostró "profundamente decepcionado" de la decisión de la empresa.

"Los trabajadores de GM han sido parte del corazón y alma de Oshawa por generaciones y haremos todo lo que podamos para ayudar a las familias afectadas por esta noticia para que vuelvan a ponerse de pie", escribió Trudeau en Twitter.

Bajo la lluvia, trabajadores de la planta se manifestaban luego de que se difundió la noticia impidiendo el acceso a los camiones. La reestructuración refleja los cambios en los mercados de autos de Norteamérica a medida que los fabricantes siguen reduciendo su producción de autos y aumentando la de camionetas deportivas y camiones. En octubre, casi el 65% de los vehículos nuevos vendidos en Estados Unidos fueron camionetas deportivas o camiones. Hace solo cinco años esa cifra era de un 50%.

Las acciones de la compañía subieron 4,8% tras el anuncio de reestructuración.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.