Deuda y dólar. Cómo piensa Daniel Heymann, el nuevo integrante del equipo económico

Daniel Heymann fue designado asesor ad honorem en el Ministerio de Economía; fue jefe de la oficina local de la Cepal y participó en el diseño del Plan Austral; fue profesor de Martín Guzmán y escribió un libro con Joseph Stiglitz
Daniel Heymann fue designado asesor ad honorem en el Ministerio de Economía; fue jefe de la oficina local de la Cepal y participó en el diseño del Plan Austral; fue profesor de Martín Guzmán y escribió un libro con Joseph Stiglitz Crédito: Rodrigo Mendoza
Esteban Lafuente
(0)
27 de enero de 2020  • 18:43

El libro fue publicado originalmente en inglés en 2014. Se llama "La vida después de la deuda" ( Life after debt), una frase que bien podría aplicarse al horizonte de corto plazo que enfrenta hoy la Argentina. "Orígenes y resoluciones de las crisis de la deuda" es el subtítulo a la edición en español (Eudeba, 2016) de la publicación que incluye, entre otros, artículos de Fernando Navajas, economista jefe de FIEL, y Roberto Frenkel.

Este libro, con ribetes premonitorios, es el punto en común de un triángulo de nombres propios que hoy marcan el devenir de la economía. Sus autores son el estadounidense Joseph Stiglitz, premio Nobel de Economía (2001) y el argentino Daniel Heymann, dos de los mentores académicos más influyentes de Martín Guzmán, el ministro de Economía de la Nación.

Más allá de las 441 páginas y 18 capítulos, la tapa presenta un detalle que condensa significados y deja al lector su libre interpretación. Junto al nombre de los autores, y sobre un fondo blanco, el libro lleva únicamente la foto de una filosa guillotina de papel. Una de las ideas que circula en torno de cualquier reestructuración de la deuda del país es la de aplicar una quita en el capital o en los intereses de la deuda pendiente.

La vida después de la deuda (Eudeba), el libro que escribieron Joseph Stiglitz y Daniel Heymann
La vida después de la deuda (Eudeba), el libro que escribieron Joseph Stiglitz y Daniel Heymann

De la teoría a la acción, hoy Heymann y Guzmán volvieron a encontrarse, esta vez en la primera plana de la gestión pública. Licenciado en Ciencias Físicas y en Economía -ambas en la Universidad de Buenos Aires-, el experimentado economista nacido en 1949 se sumó como asesor ad honorem al equipo económico.

Heymannn desarrolló una extensa carrera académica, y ahí conoció y trabajó junto a Guzmán: fue su profesor de grado y posgrado en la carrera de Economía en la Universidad de La Plata (UNLP), alma mater del elegido por Alberto Fernández para encabezar la renegociación de la deuda.

Con 70 años, Heymann es uno de los macroeconomistas con mayor renombre de la Argentina y recibe reconocimientos a ambos lados de la grieta. La renegociación de la deuda, la inflación y el incremento de las exportaciones, temas sobre los que escribió y enseñó, surgen como las mayores urgencias en este nuevo rol.

"Hace tiempo noto que el querido Daniel Heymann es el economista argentino del consenso intelectual", lo definió Martín Rapetti, director de Desarrollo Económico en el Cippec, en su cuenta de Twitter. "Leo que nombraron a Daniel Heymann asesor del ministro Guzmán. ¡Buena noticia y el mayor de los éxitos para ambos!", escribió por su parte Sebastián Galiani, exviceministro durante la gestión de Nicolás Dujovne.

El ministro y su asesor forjaron su vínculo entre aulas, oficinas y claustros universitarios. "Lo conozco como estudiante y tengo una impresión inmejorable. Es una persona formada, inteligente, con mucha energía", dijo Heymann en una entrevista con Infobae, al conocerse la designación de su discípulo al frente del Palacio de Hacienda.

El ministro Martín Guzmán conoció a Daniel Heymann cuando era estudiante universitario
El ministro Martín Guzmán conoció a Daniel Heymann cuando era estudiante universitario Fuente: Archivo

"Siempre tuvo mucha agudeza analítica e interés en la economía real", agregó la reciente incorporación al equipo económico del Gobierno sobre quien lo sucedió como profesor titular en la cátedra de Moneda, Créditos y Bancos en la UNLP. La historia es reciente. Pocos días después de ser designado ministro, en diciembre de 2019, Guzmán viajó a La Plata y rindió su concurso. Tras obtener un resultado exitoso, se quedó formalmente con el cargo que dejaba Heymann (que se jubiló) y ahora lidera el equipo académico que integra hace 15 años.

Al igual que su discípulo, Heymann también completó su formación académica en el exterior. Luego de graduarse en Buenos Aires, obtuvo se doctoró en Economía en la Universidad de California, Los Angeles (UCLA), donde también dio clases. Su carrera docente comprende pasos por la UBA, donde participa como investigador del Instituto Interdisciplinario de Economía Política (IIEP); el Instituto Di Tella y la Universidad de San Andrés (Udesa), entre otras casas de estudio.

A su vez, Heymann desarrolló su carrera profesional en la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), un organismo que depende de la ONU y busca promover el desarrollo económico en la región. Ingresó en 1974 y llegó a dirigir su oficina en Buenos Aires. También fue uno de los diseñadores del Plan Austral, el esquema de estabilización de shock que se aplicó en junio de 1985, durante el gobierno de Raúl Alfonsín, cuando Juan Vital Sourrouille era ministro.

En ese recorrido, fue un prolífico autor e investigador sobre diversos temas, muchos de los cuales aquejan hace años a la economía argentina: deuda, inflación, política monetaria, inversión y exportaciones. "Hay una ecuación macroeconómica que la Argentina no resuelve y es la restricción externa que se genera por la escasez de divisas", dijo a LA NACION el año pasado.

"Cada vez que el país crece, las importaciones crecen más que proporcionalmente y eso frena la actividad, a veces de manera bastante brusca, como pasó en 2018. Resolver el problema vía exportaciones es uno de los elementos centrales de cualquier potencial de crecimiento. El arte de esta cuestión sería encontrar potenciales exportaciones que, por ser competitivas y tener alta productividad, no necesiten un salario real en dólares muy bajo. Cuanto más productivos seamos en producir bienes y servicios que podamos ofrecerle al mundo, mayor va a ser el salario en dólares sostenible", agregó.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.