La historia de Primer Premio, la pyme que fabrica la manteca "prohibida" por la Anmat

Establecimiento La Primera es una compañía radicada en el centro de Córdoba; ganó notoriedad en tiempos de crisis de SanCor, cuando otras pymes lácteas del interior también se dieron a conocer en todo el país
Establecimiento La Primera es una compañía radicada en el centro de Córdoba; ganó notoriedad en tiempos de crisis de SanCor, cuando otras pymes lácteas del interior también se dieron a conocer en todo el país
(0)
15 de noviembre de 2019  • 12:54

Si hay un sector en el que la trillada máxima "cada crisis es una oportunidad" se cumplió es el de la industria láctea. Con la crisis de SanCor, uno de los mayores jugadores del mercado, las pymes comenzaron a consolidarse. Una de ellas es Establecimiento La Primera, la empresa que fabrica la manteca que fue prohibida hoy por la Anmat.

Establecimiento La Primera, la compañía que fabrica Primer Premio, es una compañía radicada en el centro de Córdoba: sus oficinas comerciales están en Villa María y su planta, en Luca. La firma también comercializa la marca Principal, de una menor categoría.

Así como otras pymes lácteas comenzaron a conquistar el país con yogures o quesos cremosos, Primer Premio se hizo un lugar en las góndolas con la manteca como una alternativa económica a los productos de los grandes jugadores de la industria. La firma también produce queso rallado y crema.

Primer Premio es una marca de manteca " primer precio", tal como se conoce en la jerga del consumo masivo a los productos económicos. En las grandes cadenas de supermercados, es hasta un 22% más barata que las demás.

En tiempos de números en rojo -las consultoras privadas proyectan una caída del consumo masivo en torno al 10% para 2019- y de proliferación de segundas y terceras marcas, ganó popularidad junto con Tonadita, de la empresa Elcor, también cordobesa.

Tan rápido fue el crecimiento de la compañía, que su queso rallado y su manteca fueron incluidos en el programa de Precios Cuidados, aunque en este momento ya no están más en la lista.

En un 2018 exitoso para los productores de manteca cordobeses, el dueño de Establecimiento La Primera, Luis Marcotegui, dialogó con el medio TodoAgro y explicó que Precios Cuidados le permitió "dar salida a sus productos y no acopiar materia prima".

En esa entrevista, también apuntó que la cuenca de Villa María, donde está ubicada su fábrica, producía hasta ese momento más de dos millones de kilos por mes, y que su fábrica y la de Elcor (Tonadita) procesaban entre 700 y 800 toneladas mensuales y se posicionaban como líderes del área. Añadió que La Primera también producía manteca "para 22 marcas", entre ellas, "algunas líderes en el país".

LA NACION se comunicó con la compañía, que prefirió no hacer declaraciones. Fuentes del sector de pymes lácteas subrayaron que la empresa es una gran compradora de crema en el mercado y que es "muy seria comercialmente". Suponen que la prohibición de la Anmat se debió a una "crisis de crecimiento", es decir, a algún inconveniente en la fabricación por la alta demanda.

Una crisis, una oportunidad

La crisis de SanCor -que se extendió por años hasta que en 2019 se concretó la venta de las plantas de la empresa- no solo hizo caer la participación de mercado de la compañía en los lácteos, sino que además rearmó el mapa de la industria.

El año pasado, en medio de la crisis cambiaria que también puso presión sobre los precios y el bolsillo, se consolidaron pymes que hasta ese momento actuaban solo de manera regional. Tal fue el caso de las santafesinas Tregar y Tremblay y la bonaerense Luz Azul.

"De alguna manera la crisis también nos ayudó. Cuando los consumidores están con el bolsillo un poco más apretado, se animan a probar cosas nuevas y a incursionar en segundas marcas", dijeron a LA NACION en ese momento voceros de la Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas Lácteas (Apymel).

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.