Llega una nueva cadena mexicana de farmacias

La empresa Dr. Simi abrirá 200 sucursales en dos años
Alfredo Sainz
(0)
10 de junio de 2004  

Siguiendo los pasos de Carlos Slim, los empresarios mexicanos continúan llegando al mercado argentino. El último en anunciar su intención de invertir en el país es Víctor González Torres, que ayer dio a conocer su plan para crear la mayor cadena de farmacias de la Argentina, con más de 200 sucursales en un plazo de dos años.

González Torres es el fundador de la empresa Farmacias Similares que hoy cuenta con 2104 locales distribuidos en su país y Guatemala con la marca Dr. Simi, y que proyecta cerrar el año con ingresos por más de US$ 500 millones.

El empresario además es el hermano de Javier González Torres, dueño de las farmacias del Dr. Ahorro. En Farmacias Similares no tienen ningún empacho en sostener que vienen a competir en forma directa con Dr. Ahorro y aseguran que están dispuestos a invertir lo que sea necesario para desbancar a sus compatriotas.

"Con mi hermano estoy distanciado desde que me copió el formato de las farmacias y creó Dr. Ahorro. Ahora queremos que los consumidores argentinos puedan conocer el modelo original y comparen cuál es mejor", señala el empresario.

Los planes de Dr. Simi incluyen la apertura de las primeras diez farmacias en la Capital Federal antes de septiembre, con una inversión inicial que no superará los 3 millones de dólares. Sin embargo, llegado el caso afirman que cuentan con un presupuesto mucho mayor para invertir en la Argentina. "Si para instalar la marca en el país hacen falta 10 millones de dólares, los vamos a invertir", sostiene González Torres.

Por el momento, el empresario no quiere precisar donde estarán ubicadas sus farmacias y sólo adelanta algunos barrios y avenidas. "Vamos a abrir tres locales sobre la avenida Corrientes, dos sobre Rivadavia y otros en Constitución y en Belgrano", explica. Como en México, pegados a las farmacias, la empresa planea abrir pequeños consultorios médicos, en los que por $ 5 se atenderá al público en general.

Al igual que la cadena de su hermano, las farmacias del Dr. Simi apuntan a un público popular, pero la diferencia es que no trabajan exclusivamente con medicamentos genéricos. "En México vendemos medicamentos de marca y genéricos, y acá vamos a hacer lo mismo, trabajando con todos los laboratorios argentinos que nos ofrezcan buenos precios", sostiene el empresario.

Expansión regional

La llegada al país forma parte de un plan de expansión a nivel regional de Farmacias Similares, que también incluye la apertura de las primeras sucursales en San Pablo. Sin embargo, González Torres sostiene que en su decisión de invertir en la Argentina también pesan otros factores.

"La Argentina es un país de mucho futuro, que tienen todo para ser una potencia y sólo necesita un buen gobierno para recuperarse rápidamente", explica González Torres, que además reconoce el liderazgo que ejerce sobre el resto de los empresarios mexicanos Carlos Slim, el hombre más rico de América latina y que acaba de adquirir las telefónicas CTI y AT&T. "Que Slim está invirtiendo en la Argentina, me confirma que el país tiene mucho terreno para crecer", sostuvo.

De los negocios a la política

Para 2006 Víctor González Torres tiene dos grandes objetivos. El primero es que su cadena de farmacias tenga presencia en toda América latina. El segundo, aún más ambicioso, es convertirse en el nuevo presidente de México. Como precandidato independiente, el fundador de las Farmacias Similares afirma contar con niveles de popularidad iguales o, incluso, superiores a los del actual intendente de México DF y candidato de izquierda, Andrés Manuel López Obrador, que se perfila como el más probable sucesor de Vicente Fox. "Sólo hay dos candidatos en carrera con posibilidades de ganar: López Obrador, que es un marxista-populista, y yo, que soy un nacionalista-popular", explica el empresario.

Contador público, con 57 años y "felizmente soltero" después de haberse divorciado hace siete años, González Torres apuesta a llegar a la presidencia de su país gracias al reconocimiento popular que alcanzó el doctor Simi, el personaje que identifica a sus farmacias y al que define como una figura más famosa entre sus compatriotas que Luis Miguel y el Chavo del 8.

"La verdad es que yo soy mujeriego y cuando llegue a la presidencia lo voy a seguir siendo, porque gustar de las mujeres no es delito sino deleite", asegura el empresario que prefiere ir con la verdad, aún cuando sea consciente de que al menos en este punto no lo ayuda para ganar muchos votos entre el conservador electorado mexicano.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.