Llega una nueva misión del FMI al país para seguir las "discusiones"

Su vocero dijo que aún no se negocia otro acuerdo; el Gobierno afirma que sí y que la diferencia es semántica
Su vocero dijo que aún no se negocia otro acuerdo; el Gobierno afirma que sí y que la diferencia es semántica Fuente: Archivo
Rafael Mathus Ruiz
(0)
28 de febrero de 2020  

WASHINGTON.- El Fondo Monetario Internacional (FMI) anunció que enviará una nueva misión a Buenos Aires la semana próxima para continuar con las "discusiones técnicas" con el gobierno de Alberto Fernández sobre el programa económico y la estrategia de reestructuración de la deuda externa, luego de aclarar que aún no hay una negociación formal en busca de un nuevo acuerdo.

La subdirectora del Departamento del Hemisferio Occidental del Fondo, Julie Kozak, y el jefe de misión para la Argentina, Luis Cubeddu, regresarán a Buenos Aires "para continuar las discusiones técnicas con funcionarios del Ministerio de Economía sobre el programa económico y la estrategia de deuda de las autoridades", indicó un vocero del Fondo. "Las reuniones también serán una oportunidad para continuar definiendo los próximos pasos con las autoridades", agregó. Kozak y Cubeddu tienen previsto regresar a Washington a fines de la semana próxima.

Antes de anunciar la nueva misión, el Fondo había aclarado que, por ahora, no hay una negociación formal en marcha para cerrar un nuevo programa con la Argentina para postergar la devolución de los US$44.000 millones que tomó el gobierno Mauricio Macri del acuerdo stand-by firmado en 2018. El FMI dijo que los múltiples encuentros del ministro de Economía, Martín Guzmán, con el staff eran "discusiones", no negociaciones.

"No son negociaciones. Por ahora son discusiones", había dicho el director de Comunicaciones del FMI, Gerry Rice, en su habitual conferencia de prensa en la sede del organismo en Washington, al responder una pregunta puntual acerca de la naturaleza de los contactos que hubo entre el gobierno de Fernández y el FMI.

En el Gobierno minimizaron esa distinción, al considerar que era una mera diferencia "semántica", y reforzaron la idea de que las gestiones para alumbrar un nuevo acuerdo ya comenzaron.

Si bien el FMI aclaró que por el momento no negocia un nuevo programa con la Argentina para reemplazar al acuerdo stand-by firmado por el gobierno de Mauricio Macri, lo cierto es que en la Casa Rosada hablan de diferencias "en formalismos" y se muestran entusiasmados por los avances.

"Es hilarante lo que se lee, todo es un tema semántico", describieron fuentes oficiales. Es que el nuevo viaje de Cubeddu y Kozak actuaría como el paso previo a la negociación de un nuevo programa para la Argentina, que buscaría -según deslizó Guzmán en el Congreso- una postergación del ajuste y del pago de la deuda hasta 2023.

Ayer, Rice reiteró que el diálogo entre el Gobierno y el Fondo es "muy activo" y "muy constructivo", aunque insistió en que aún resta acordar un cronograma para dar los siguientes pasos hacia un nuevo programa."Las discusiones van bien", graficó Rice.

El Fondo y el Gobierno deben acordar una fecha concreta para una eventual nueva visita al país de Cubeddu para realizar una "consulta del artículo IV", la tradicional auditoría que el Fondo realiza a las economías de sus países miembros. Ese paso previo a la negociación fue anunciado por la directora gerente del Fondo, Kristalina Georgieva, en Riad luego de un encuentro con Guzmán, quien cerró esta semana una gira por Washington y Nueva York.

El próximo viaje de Cubeddu y Kozak, remarcó el Fondo, es una "misión técnica". La misión para la consulta del artículo IV de Cubeddu, según el mensaje brindado por el Gobierno y el Fondo, llegará después, y aparece como un paso previo a la negociación de un nuevo programa.

Las declaraciones de Rice sirvieron como un nuevo indicio de la estrategia del Gobierno de avanzar en el canje con los bonistas privados sin tener cerrado un nuevo programa con el Fondo, y tan solo con el aval que brindó el organismo al gobierno nacional luego de la última misión de Cubeddu a Buenos Aires. El Fondo señaló en un comunicado que para resolver la crisis de la deuda los acreedores deberán hacer una "contribución apreciable" porque no es factible implementar un ajuste fiscal mayor en la economía que el que ya imprimieron el gobierno de Macri, primero, y el de Alberto Fernández, en sus primeros meses de gobierno.

A la par de la nueva misión del FMI, Guzmán debería presentar la próxima semana la oferta de canje que el Gobierno hará a los acreedores privados, según el cronograma oficial que presentó el Ministerio de Economía. Esa negociación podría extenderse más allá de la fecha límite del 31 de marzo fijada por Alberto Fernández.

Por otra parte, Rice dejó abierta la posibilidad de que se cancele o se modifique el formato de la reunión de primavera del FMI y el Banco Mundial en Washington ante la alerta global por el avance del coronavirus. Además, reiteró que el Fondo reducirá su perspectiva de crecimiento global debido al brote.

"Nuestra prioridad es garantizar la salud de nuestro personal, y de los participantes de las reuniones de primavera", dijo.

Con la colaboración de Santiago Dapelo

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.