Mejor no hacer balance de un año de gestión