Misión "casi" imposible. Las peripecias de alquilar un departamento en cuarentena

Un ejemplo de visita virtual con fotos en 360 grados
Un ejemplo de visita virtual con fotos en 360 grados
María Julieta Rumi
(0)
8 de junio de 2020  • 11:29

Con la habilitación de las mudanzas en la ciudad de Buenos Aires y en la provincia, muchas personas que estaban pensando en alquilar una propiedad reactivaron la búsqueda, pero se encontraron con la traba de que los inmuebles no se pueden visitar.

De esta forma, en la mayoría de los casos, solo acceden a algunas fotos del lugar y, con suerte, a videos o tours virtuales. Otro rebusque -más al límite del protocolo de las inmobiliarias- es que los interesados pasen a buscar las llaves de los departamentos por las oficinas y los vean por su cuenta, mientras el corredor inmobiliario hace guardia en la puerta del edificio.

Este último caso es el de Nicolás S., quien este jueves firmaría junto a su novia el contrato para alquilar un departamento en Villa Urquiza. Según contó a LA NACION, comenzó con la búsqueda hace una semana y media y contactó a una inmobiliaria por esta propiedad que le había gustado por fotos y video.

"Lo que pudimos arreglar es que nos prestaran las llaves y fuimos a ver el estado del departamento para corroborar que funcionara todo y que no nos encontráramos después con alguna sorpresa. Subimos solos mientras que la persona de la inmobiliaria se quedó abajo. Devolvimos las llaves, firmamos la reserva y este jueves firmamos el contrato. Básicamente esa fue nuestra aventura", relató. Pero dijo que la mayoría de las inmobiliarias no está mostrando departamentos y que la alternativa es la visita virtual, a través de una reunión de Zoom o una videollamada de WhatsApp.

Santiago B. también accedió a ver una propiedad que estaba vacía acompañado de un corredor inmobiliario y tuvo otra visita a un departamento a través de WhatsApp.

"En la videollamada había dos agentes inmobiliarios -él que me ayuda en la búsqueda y el de la inmobiliaria que alquila el departamento- y el propietario que estaba en el lugar y me hizo un tour de la casa y me habló del edificio", explicó, aunque considera que las visitas virtuales sirven más para descartar opciones que para tomar alguna decisión.

"Es medio raro dejar una seña por una visita virtual. Creo que agiliza el descarte de propiedades y, en ese sentido, puede ser una opción que llegó para quedarse, pero es imposible contratar algo así", agregó.

En la misma línea opinó Soledad Balayan, de Maure Inmobiliaria. "No tengo firmas de gente que no haya visto el inmueble, aun teniendo fotos, video y plano de los departamentos. Con el trabajo que lleva realizar un contrato no es recomendable firmar sin que la persona vea el estado del inmueble", aconsejó.

"Hoy se podría tomar perfectamente una reserva porque la oficina está abierta y recibiendo a una sola persona. Con la documentación se podría avanzar sin problemas de esa manera. La dificultad surge si lo hace sin ver la propiedad y luego se arrepiente", continuó.

Sin embargo, hay otras inmobiliarias que están ofreciendo la posibilidad de realizar una "reserva virtual", es decir, una reserva sin ver la propiedad que puede ser devuelta en un futuro si el lugar no resulta del agrado del interesado en la visita presencial.

Es la opción que le ofrecieron a Olivia Goldschmidt, quien busca un departamento para mudarse con su pareja tras regresar de Singapur y pasar la cuarentena en la casa de sus padres en Vicente López.

"El peor escenario es que te ofrezcan reservar un departamento con la promesa de hacer una videollamada desde el lugar cuando se pueda. Los edificios que tienen seguridad las 24 horas y administraciones en estado de alerta no quieren que nadie se mude ni que haya gente circulando", contó.

De acuerdo con esto también consultó a conocidos que tenían su propiedad en venta para ver si se las podía alquilar momentáneamente durante la cuarentena, pero se encontró con una negativa generalizada, a pesar de que no se están vendiendo inmuebles, por los temores que tienen los dueños por un eventual congelamiento de los alquileres.

"Muchos tienen miedo al control de precios y prefieren pagar las expensas y continuar con el departamento a la venta por más de que en abril haya habido una sola escritura. Tienen un miedo real de que el Gobierno congele todos los precios", aseguró.

Por último, dijo que incluso en edificios donde se pueden realizar mudanzas en Nuñez, las administraciones se están manejando a través de turnos para no tener más de dos por fin de semana.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.