"Brutal e injusto": la CEO argentina que fue despedida por teléfono

Alexia Keglevich, exCEO global de Assist Card e hija del fundador, compartió una carta en su cuenta de LinkedIn
Alexia Keglevich, exCEO global de Assist Card e hija del fundador, compartió una carta en su cuenta de LinkedIn Crédito: Soledad Aznarez
(0)
1 de diciembre de 2020  • 13:20

Alexia Keglevich, ex CEO mundial de la empresa de asistencia al viajero Assist Card, anunció que ya no es parte de la compañía fundada por su padre y en la que trabajó 34 años, ya que le comunicaron por teléfono que fue despedida.

"La manera en que sucedió es lejos de lo más brutal, violento e injusto que he vivido en mi vida. Fiel a mis valores tomaré todas las medidas a mi alcance para hacer valer mis derechos e intentar lograr que esto no suceda más en el mundo corporativo", dijo Keglevich a través de una carta que publicó hace unos días en su perfil de la red LinkedIn, que tuvo más de 480 reacciones y 88 comentarios.

Unos días atrás también difundió un video dirigido a los empleados de la compañía en el cual relató cómo fue la desvinculación: "Hoy 20 de noviembre es probablemente el día más triste que yo tenga en Assist Card. Desde el 4 de noviembre, a través de una llamada con no muy buenos modales, me informaron que no podía comunicarme con nadie más de ustedes, que no podía entrar en mis oficinas y que los accesos a mis mails estaban bloqueados".

Alexia y Nicolas Keglevich
Alexia y Nicolas Keglevich Fuente: Archivo - Crédito: Victoria Gesualdi / AFV

En ese video, la ejecutiva relató lo que significó Assist Card en su vida profesional y personal: "Hoy recibí formalmente una notificación de que me desvincularon de Assist Card después de 34 años de entregar mi vida a esta compañía, de ser muy feliz, de hacer lo que amé, de trabajar todos los días de mi vida, de entregar mi corazón y mi alma a todos. Me están desvinculando con maneras cero correctas y yo con mis valores no negocio, ustedes lo saben bien".

El descargo de Alexia Keglevich, exCEO global de Assist Card

01:48
Video

"Quiero que sepan que estoy abierta a todos, me pueden escribir como siempre, soy Alexia, pero ya no más Alexia de Assist Card", concluía muy emocionada.

Este diario se comunicó con la compañía por la desvinculación de Keglevich y dijeron que "por el momento no hay información oficial de Assist Card al respecto".

La carta completa de Keglevich

"Luego de 34 años de latir junto a ASSISTCARD, el viernes pasado terminó mi ciclo en esta, la empresa que fundó mi padre Nicolas Keglevich en 1972. La manera en que sucedió es lejos de lo más brutal, violento e injusto que he vivido en mi vida. Fiel a mis valores haré todas las medidas a mi alcance para hacer valer mis derechos e intentar lograr que esto no suceda más en el mundo corporativo de hoy.

"Más allá de este dolor que hoy siento, quiero compartir que soy una bendecida por haber amado profundamente mi trabajo durante toda mi vida. Amé ayudar, amé cuidar, amé proteger, amé salvar vidas, inspirar, crear, creer, transformar, disrumpir, amé cumplir sueños a la gente, amé construir casas y también amé equivocarme, volverme a equivocar, cuestionar, aprender, reír, llorar, fracasar, persistir, volver a fracasar. Amé incomodarme y desafiarme una y otra vez. Me caí 1000 veces y me levanté 1001. Amé profundamente cada minuto de esos 34 años.

Dejo ASSISTCARD sabiendo que di lo mejor de mí siempre.

Hoy comienzo de nuevo, y fiel a mi ADN, este golpe no hizo más que hacerme más fuerte".

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.