Entrevista con un robot. La nueva normalidad laboral

Hoy, todas la entrevistas de trabajaron se mudaron al mundo virtual
Hoy, todas la entrevistas de trabajaron se mudaron al mundo virtual Fuente: Reuters - Crédito: Albert Gea
Eugenio Andrés Marchiori
Andrés Hatum
(0)
1 de julio de 2020  • 17:10

La fotografía de la década del '20 –amarilla y borrosa– muestra una larga fila de mujeres frente a sus máquinas de escribir. La escena se completa con un reloj ubicado estratégicamente a la vista de todos. Por entonces, el espacio y el tiempo de trabajo estaban definidos sin ninguna ambigüedad. Cien años más tarde, Carolina –una joven experta en diseño digital– decía con cierta resignación: "Ya no sé dónde termina mi cama y comienza la oficina. Mi cuarto se transformó en sala de trabajo y de descanso. La cocina se convirtió en cafetería… Para completarlo, las reuniones son a cualquier hora. Todos parecen haber perdido la noción del tiempo".

El home office cumplió y convirtió el hogar en oficina.Las fronteras físicas, temporales y psicológicas entre la vida laboral y la personal se diluyeron casi por completo. La pandemia solo sirvió para acelerar un proceso que ya antes parecía inexorable. Dentro de este contexto, la entrevista laboral tradicional es uno de los paradigmas que parecen haberse derrumbado. Hace tan solo unos meses, era casi impensable tomar un nuevo empleado sin una entrevista en persona. Hoy se ha convertido en una ineludible rutina para la que hay que prepararse.

El reclutamiento tiene varios pasos. El primero es la difusión del CV por medio de una plataforma como LinkedIn o por medio de microvideos en redes profesionales como Meentas. Una vez que alguna empresa se interesa en el candidato, sigue un proceso que puede incluir comunicación asincrónica, como mails y videos pregrabados, y sincrónica, como mensajes o conversaciones por WhatsApp y entrevistas en vivo por medio de alguna de las plataformas disponibles. Cada etapa requiere una elaboración específica, que debe contemplar el hecho de que no culminará con un encuentro presencial entre los protagonistas.

A la hora de tener una entrevista virtual es clave chequear el nivel de conexión
A la hora de tener una entrevista virtual es clave chequear el nivel de conexión

Como era de esperar, las empresas de tecnología han sido las primeras en adaptarse a esta nueva realidad. Constanza Quiñones (HR manager de SAP) explicaba que, en su caso, el proceso fue relativamente sencillo porque ya contaban con equipos y plataformas de gestión del talento para realizar entrevistas de manera virtual. Para mejorar la experiencia de los postulantes, les aseguran que, como máximo, en 48 horas tendrán noticias de la compañía, más allá de que avancen a otras fases. Además de las aptitudes y habilidades de los candidatos, evalúan la predisposición y el entusiasmo que transmiten durante la entrevista. Para Quiñones, al igual que en una entrevista presencial, es importante cuidar la vestimenta, mostrar confianza y estar bien preparado.

LinkedIn ofrece la posibilidad de usar el perfil como un reflejo del CV. De hacerlo, se debe tener cuidado de que la información en ambas presentaciones sea consistente por completo. También se debe recordar mantener la información siempre actualizada, ya que no es necesario estar en una búsqueda activa para quedar al alcance de potenciales empleadores. El perfil en LinkedIn ofrece la oportunidad adicional de incluir recomendaciones de clientes y superiores anteriores, y de colegas que puedan respaldar las habilidades, logros y capacidad de trabajo.

Los reclutadores apelan a las herramientas tecnológicas para hacer sus búsquedas
Los reclutadores apelan a las herramientas tecnológicas para hacer sus búsquedas Crédito: Archivo

Los reclutadores están incrementando el uso de inteligencia artificial (IA) para realizar el primer filtro de candidatos . La IA va "aprendiendo" de búsquedas anteriores y aplica ese aprendizaje para ampliar la capacidad de reclutamiento. Según una encuesta de LinkedIn, la IA intervino en el 67% de las búsquedas en 2018. Sin embargo, hay reservas sobre el uso de la IA, ya que algunos temen la profundización de los sesgos, la dificultad de control y la posibilidad de falta de transparencia. También hay innumerables artículos en internet que explican cómo se puede "vencer a los bots" (la manera familiar de llamar a los algoritmos en los que se basa la IA­), lo que le quita consistencia al sistema.

Para complementar el CV tradicional, existen plataformas que ofrecen la posibilidad de subir videos breves de 90 segundos para responder consultas que las empresas dejan posteadas. Para las compañías, la ventaja es que pueden usar una serie de preguntas preestablecidas, recibir la respuesta de múltiples candidatos y revisarlas una por una, algo imposible usando un chat de video. Los postulantes tienen la ventaja de poder preparar la respuesta con tranquilidad y de grabarla tantas veces como sea necesario hasta estar conformes con el resultado.

También pueden compartirla con conocidos para obtener su feedback antes de enviarlas. Liliana Russo, de Meentas (una de las plataformas más populares), explicaba que con esta modalidad se pueden evitar situaciones comunes que se dan en las entrevistas sincrónicas. Sin embargo, suele ocurrir que personas que no están acostumbradas a hablar frente a una pantalla se muestren rígidas o tensas, actitudes que el entrevistador capta inmediatamente.

El punto culminante de todo el proceso es la entrevista virtual en vivo. Es el momento de tener sumo cuidado en una serie de cuestiones. Veamos algunas de estas.

Ajustar los aspectos tecnológicos

Tal vez sea el aspecto más importante. Russo explicaba que las entrevistas tienen una duración asignada. Si el candidato tiene que pasar la mitad del tiempo tratando de resolver problemas técnicos, se habrá perdido un tiempo precioso para mostrar sus condiciones. Hay que asegurarse de tener muy buena conexión de internet, así como de que el sonido y la cámara funcionen correctamente.

Elegir el lugar ideal

Es necesario asegurarse de que no sea demasiado oscuro, pero evitar luces que puedan resultar molestas. De ser posible, hay que emplear luz natural difusa; no dejar ventanas a la espalda para evitar los contraluces violentos; usar fondos neutros o situarse en lugares de la casa que queremos mostrar. El lugar de la entrevista se debe elegir, por lo menos, el día antes para tener tiempo suficiente de hacer los ajustes necesarios. Aunque se debe tratar de estar en un lugar tranquilo, nadie se va a escandalizar si se escucha a un perro que ladra o a un bebé que llora.

Mostrarse profesional

Aunque no sea en persona, se debe prestar la misma atención a la vestimenta y la postura; estar relajado y sonriente; mantener la vista en la cámara, que, en este caso, son los ojos de la otra persona. Tal como en una entrevista presencial, hay que estar preparado para las preguntas tradicionales, pero sin perder espontaneidad.

Practicar, practicar y practicar

Es importante tener todo ajustado con suficiente anticipación como para ensayarlo en varias oportunidades con gente amiga y obtener un feedback valioso. Es una nueva manera de exponerse, y la práctica es la mejor manera de ganar confianza.

Aunque de ninguna manera puedan igualar la potencia vital de una entrevista en persona, las entrevistas de trabajo virtuales tienen una serie de ventajas que las hacen muy tentadoras para los empleadores. Más allá de que la pandemia finalmente pueda ser dominada, podemos estar seguros de que llegaron para quedarse.ßç

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.