Para la UCA, erradicar la indigencia costaría "apenas el 0,3% del PBI"

Fuente: Archivo - Crédito: Ronaldo Schemidt AFP
El Observatorio de la Deuda Social calcula que se necesitan US$1300 millones; empleo y reparto de alimentos, otras claves
Darío Palavecino
(0)
18 de octubre de 2019  

MAR DEL PLATA.- Narda Lepes, chef y empresaria gastronómica, buscó sacudir al auditorio con una cifra que duele: cada año van a la basura 1400 millones de toneladas de alimentos aptos para consumo humano. Se planteó inaceptable en un territorio con 15 millones de argentinos que no llegan a cubrir sus necesidades básicas. El director del Observatorio de la Deuda Social Argentina de la UCA, Agustín Salvia, consideró que la indigencia tiene una salida: requiere un gran acuerdo y le costaría al país "apenas el 0,3% del PBI". Eso es unos US$1300 millones.

"Mejor que dar más planes sociales sería dar un empleo mínimo en el marco de la economía social a los 4 millones de hogares pobres, a 800 mi empleos por año, Eso erradicaría la indigencia y bajaría la pobreza a menos del 8% en cuatro o cinco años", señaló.

Por eso desde aquí reclamó un "pacto político, económico y social" para intentar revertir este dramático escenario y puso la mirada en esos 700 ejecutivos que poblaban el salón principal del Sheraton Mar del Plata en el 55° Coloquio de IDEA : "Necesitamos empresarios valientes y solidarios", remarcó.

Luego redobló el desafío Sergio Kaufman, presidente de Accenture, que planteó a sus pares "ir más allá de pagar impuestos" y los invitó a generar empleo "sin prejuicios" para que tengan oportunidades quienes no estudiaron, mujeres embarazadas, mayores de 45 años y también exconvictos. "Cada vez que las empresas grandes trabajamos con una cooperativa o una pyme estamos bajando la pobreza", advirtió.

Fue Salvia quien advirtió que el último indicador de pobreza que difundió el Indec (35,4%) "ya quedó viejo" porque la cifra creció para rondar por estos días "el 36 o 37%", con unas cuatro millones de personas que viven en situación de indigencia

Diagnósticos y propuestas sobre recuperar fuerza laboral y calidad de vida en la población se escucharon en el bloque "A los hechos: generando empleo inclusivo ganamos todos", momento en el que también hubo una presentación para reclamar más presencia de mujeres en puestos de liderazgo.

Las cifras que aportó Salvia dominaron la escena bien temprano, con un repaso de esta Argentina en pleno drama social y del que cree que se puede salir con decisión política. "Con $7500 por hogar por mes se puede salir de la indigencia y con $19.000 se sale de la pobreza", aseguró el investigador, que participó de una de las exposiciones del 55º Coloquio de IDEA.

En la Argentina hay 15 millones de argentinos que no llegan a cubrir sus necesidades básicas
En la Argentina hay 15 millones de argentinos que no llegan a cubrir sus necesidades básicas Crédito: Gentileza Unicef

Fue Salvia quien advirtió que el último indicador de pobreza que difundió el Indec (35,4%) "ya quedó viejo" porque la cifra creció para rondar por estos días "el 36 o 37%", con unas cuatro millones de personas que viven en situación de indigencia. "Hay riesgo alimentario en más de 800.000 hogares", advirtió.

La presentación de Lepes, con la descripción de la enorme cantidad de alimentos que a diario se descartan, se complementó con la presentación de Ady Better, CEO de Nilus, desarrollador de una aplicación digital que permite el envío de alimentos sanos a población de bajos recursos. "Pueden ver desde el teléfono alimentos que están para donar o a bajo costo y pedirla a domicilio", contó de esta experiencia, que ya lleva más de 600.000 kilos repartidos, mercadería con la que -afirmó- los comedores han bajado hasta un 30% sus costos. "Los choferes, en tiempos ociosos, los llevan y ganan hasta $15.000 mensuales", acotó.

En un último panel que compartió con Graciela Ocaña y Kaufman, Lalo Creus, fundador de Identidad Vecinal, habló del dolor de la pobreza desde su experiencia en La Matanza. "Nacer en la indigencia es crecer sin autoestima, sentirse culpable, es perder la capacidad de ser", describió sobre una población de casi dos millones de personas que por estas horas tienen buena parte de sus calles y hogares bajo el agua por las lluvias del fin de semana.

Lejos de amparar la ayuda coyuntural y el asistencialismo, advirtió que no se sale de la pobreza "solo con voluntad política y solidaridad", sino desde la articulación del sector público, el privado y las organizaciones sociales. "Nosotros mismos tenemos que cambiar la realidad", insistió, sobre el protagonismo que deben tener quienes afrontan la dificultad.

Ocaña recordó que de la crisis de 2001, cuando la pobreza llegó a superar el 50%, se salió adelante "con crecimiento" de la economía. Y por eso admitió que parece oportuno revisar condiciones de legislación para generar mejores posibilidades de empleo desde el sector privado. "El Estado no puede seguir siendo el principal empleador del país", dijo, al recordar que de 242.000 puestos en los últimos años más de 90.000 los cubrió el sector público.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.