Según Stiglitz. Por qué es tan importante reestructurar la deuda argentina

Fuente: AFP - Crédito: AFP
Francisco Jueguen
(0)
13 de mayo de 2020  • 16:04

Joseph E. Stiglitz, mentor del ministro de Economía Martín Guzmán, volvió a destacar hoy que la deuda argentina es "impagable", sostuvo que la oferta de su pupilo es "responsable", reclamó a los acreedores privados "actuar de buena fe" e indicó que la Argentina puede convertirse en un símbolo de que el país es una oportunidad para la comunicada financiera internacional de mostrar que se puede solucionar un problema de deuda soberana "de manera ordenada, eficiente y sostenible" en medio de la crisis de la pandemia de coronavirus.

"Covid-19: ¿Por qué es tan importante reestructurar la deuda de Argentina?", se llama el artículo que el economista firmó hoy con sus colegas Edmund Phelps, director del Centro sobre Capitalismo y Sociedad de la Universidad de Columbia, y Carmen Reinhart en el sitio de World Economic Forum. Se trata de un nuevo apoyo de estos economistas, que la semana pasada -antes del cierre del canje- ya se habían manifestado a favor de la oferta argentina.

"Los países con elevadas deudas podrían verse sometidos a graves tensiones como resultado de la pandemia del Covid-19", indicaron los expertos. "Se les ha pedido a los acreedores de la Argentina que acepten una propuesta mediante la cual se reestructuran los pagos de la deuda, para hacerlos más sostenibles", indicó sobre la oferta rechazada por los fondos de inversión y que el viernes pasado habría logrado sólo una aceptación del 13%.

"Muchos esperan que esto pueda sentar un precedente para el sistema financiero internacional, ya que el mundo continúa enfrentando las consecuencias económicas de la pandemia", dijeron los expertos que recalcaron, a su vez, que el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial y la Organización de las Naciones Unidas "ya han lanzado varias iniciativas para tratar de aliviar la presión sobre los países más pobres con respecto al pago de la deuda".

"La pandemia del Covid-19 ha empujado a la humanidad hacia la peor recesión mundial en tiempos modernos. La presión sobre las finanzas públicas se ha vuelto enorme, particularmente en los países en vías de desarrollo que ya estaban muy endeudados", indicaron.

"Este momento plantea la prueba definitiva de la arquitectura financiera internacional", aseguraron. "Sostenibilidad -expresaron sobre unos de los conceptos que más usa Guzmán en sus discursos sobre la reprogramación de la deuda local- es un término ahora omnipresente en las finanzas e inversiones globales, y por una buena razón".

"En el contexto de esta emergencia global, la Argentina encabeza su proceso de reestructuración de la deuda pública de manera constructiva, de buena fe y con el apoyo de todos los sectores políticos nacionales", indicaron los economistas. El país tiene tiempo hasta el 22 de mayo para poder cerrar una nueva oferta con los acreedores privados, principalmente los grandes fondos, y evitar la novena cesación de pagos de su historia.

Fuente: LA NACION

"Desde 2016, cuando el país recuperó el acceso a los mercados internacionales, los acreedores externos hicieron una apuesta al adquirir deuda con altos cupones, pero compatibles solo con tasas de crecimiento extremadamente sólidas que no se materializaron.", agregaron sobre el gobierno de Mauricio Macri, pero sin nombrarlo. "En febrero, antes de que la crisis del Covid-19 se agudizara, el FMI concluyó que la deuda pública de la Argentina es insostenible. Existe consenso en que la deuda es impagable, y los pagos de intereses se han duplicado como parte de los ingresos del Gobierno. Para ser francos, el costo de refinanciamiento se ha vuelto excesivamente alto", calificaron.

"Una renegociación necesita del compromiso de todas las partes", indicaron los tres expertos y agregaron: "La Argentina ha presentado a sus acreedores privados una oferta responsable que refleja adecuadamente la capacidad de pago del país: un período de gracia de tres años con una reducción menor del capital y una reducción significativa de los intereses. La propuesta está en consonancia con el análisis técnico del FMI, que establece que se necesitará un alivio sustancial de la deuda de los acreedores privados de la Argentina para restablecer con alta probabilidad la sostenibilidad de la deuda".

"El alivio de la deuda es la única forma de combatir la pandemia y colocar a la economía en un camino sostenible", cuestionaron y dieron las estimaciones sobre la pobreza en el país. "Se les pide a los acreedores que reduzcan su flujo de ingresos, pero aun así recibirían tasas de interés razonables en el futuro. La Argentina ha ratificado su intención de pagar la deuda reestructurada, precisamente porque pasará a ser factible con la nueva tasa de interés propuesta. Solo una economía que crece de manera sostenible puede cumplir con sus compromisos financieros a lo largo del tiempo", indicaron.

Luego explicaron que "el trato diferencial entre capital e intereses" está diseñado para aliviar la carga del pago de la deuda "mientras que el país lucha contra el Covid-19 y encamina esfuerzos a restaurar el crecimiento". Señalaron que, de hecho, "la reducción del cupón de bonos promedio ofrecida por la Argentina, del promedio actual del 7% al 2,3%, es razonable dado el entorno actual de tasas de interés a nivel mundial".

"En este momento excepcional, la propuesta de Argentina también presenta una oportunidad para que la comunidad financiera internacional demuestre que puede resolver una crisis de deuda soberana de manera ordenada, eficiente y sostenible. La ausencia de un marco legal internacional para la reestructuración de la deuda soberana no debería privar a los países endeudados de la posibilidad de proteger a sus ciudadanos y hacer lugar a la recuperación económica durante la mayor crisis mundial de la que tenemos memoria", señalaron.

"Creemos que un acuerdo sostenible beneficia a ambas partes: a una economía en dificultades con 45 millones de personas y a los propios acreedores. Ahora es el momento para que los acreedores privados actúen de buena fe. Una resolución responsable sentará un precedente positivo, no solo para Argentina, sino para todo el sistema financiero internacional", cerraron.

Por otro lado, hoy se conoció que más de 300 legisladores de todo el mundo (40 argentinos) instaron al FMI y al Banco Mundial a "cancelar la deuda de los países más vulnerables" a través de una carta. Los legisladores solicitaron la condonación de la deuda extensiva para los países de la Asociación Internacional de Fomento (AIF) por parte de las principales Instituciones Financieras Internacionales (IFI) durante la crisis del coronavirus.

La presentación, que fue enviada al presidente Alberto Fernández, insta "a todos los líderes del G-20 a través de estas IFI que apoyen la cancelación de las obligaciones de deuda de todos los países de la AIF durante esta pandemia sin precedentes". Agrega: "La suspensión temporal y el aplazamiento de la deuda no serán suficientes para ayudar a estos países a priorizar plenamente la gestión rápida y sostenible de la crisis en cuestión".

La iniciativa, difundida en el país por el Ministerio de Economía, está encabezada por el senador estadounidense Bernie Sanders y por la representante demócrata de Minnesota Ilhan Omar. La misma también solicita "que apoyen una emisión importante de Derechos Especiales de Giro (DEG) para brindar a los países en desarrollo un apoyo financiero urgente".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.